Sociedad y Cultura

Francisco González, sigue sorprendiendo con su tercera novela en un viaje interior que avivará los sentidos del lector

Francisco González, sigue sorprendiendo con su tercera novela en un viaje interior que avivará los sentidos del lector

El escritor Francisco González, nacido en Cartagena, sorprende con su tercera novela en un viaje interior que avivará los sentidos del lector con “El principio de las cosas buenas”. Con más de dos mil ejemplares vendidos y cinco ediciones entre sus dos primeros libros, sigue apostando por una literatura reflexiva, repleta de suspense y aventuras, en una mezcla de novela romántica y crecimiento personal. Al igual que sus dos obras anteriores, sigue queriendo explorarse a sí mismo, con una escritura realista con influencias sociales, poniendo en evidencia diferentes realidades sociales, siempre tratadas desde el punto de vista positivo desde el cual se puede aceptar o revertir cualquier situación de la vida.

Francisco González es un escritor y músico polifacético que  finalizó sus estudios como Técnico Superior en Telecomunicaciones y que trabaja como responsable comercial desde hace más de quince años. Amante de los animales y de los viajes, siempre está dispuesto a escuchar y a aprender de forma reflexiva y empática. Se define a sí mismo como un hombre libre, sin prejuicios ni ataduras sujetas al convencionalismo de la sociedad. Creció entre libros, siempre leyendo, constantemente atento a las palabras y a la forma ilimitada de combinarlas, y ya entonces su pasión por la literatura le llevaba a imaginar nuevos mundos

Con “El principio de las cosas buenas” te brinda la oportunidad de imaginar otras vidas, y de vivir las experiencias del protagonista y su periplo a través de la vida hasta descubrir lo que realmente el destino tiene preparado para él. Además, tanto con esta obra como con las dos primeras, parte de los beneficios van destinados a una ONG para mejorar la calidad de vida de los niños

Como menciona el propio escritor, tanto la vida del protagonista de la novela como la del resto de personajes, como también pasa con cualquier persona en la realidad, está en constante evolución y nunca llegaremos a imaginar lo que el destino tiene realmente preparado para nosotros. Nos tiramos toda nuestra vida persiguiendo o huyendo de algo, descuidando el verdadero placer de vivir cada momento, de vivir el presente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba