Economia

Historia y evolución de los mercados financieros  

Historia y evolución de los mercados financieros  

A menudo, los más nostálgicos tratamos de recordar como era nuestra vida antes de este tsunami tecnológico que es el siglo XXI. Antes de los smartphones y las tables, antes del Whatsapp y los emoticonos. No es extraño hablar de como las cosas de nuestra vida cotidiana han ido cambiando con el paso de los años. Sin embargo hay otras cosas, mucho menos cotidianas pero igual de importantes, que también han sufrido cambios exponenciales gracias al desarrollo de la tecnología.

Uno de ellos es el mercado mercado financiero. Con lo ocurrido recientemente con GameStop y la compra en masa de acciones organizada por usuarios de Reddit, es difícil recordar como los mercados se organizaban antes de esta locura digital. Es complicado también establecer cuando comenzó la compraventa de activos financieros: hay indicios de que las primeras operaciones de este estilo se remontan a las antiguas civilizaciones mesopotámicas. Estos primeros “traders” dejaron apuntadas en tabletas de arcilla las diferentes operaciones que llevaban a cabo, tanto la cantidad como la fecha e incluso horas a la que se había llevado a cabo la operación. Más tarde aparecieron en el panorama del comercio internacional el oro y la plata, que constituyen las primeras monedas del mundo, y que luego dieron paso a las diferentes divisas que hoy inundan los mercados.

Ya en el siglo XX, los mercados financieros se asemejaban más a los que tenemos hoy. El siglo pasado también estuvo marcado por fuertes fluctuaciones en los mercados, propiciados por las diferentes guerras y conflictos internacionales, así como eventos tales como la depresión del ’29 o la aparición de nuevas grandes instituciones como la Unión Europea.

Sin embargo, los últimos 30 años con el desarrollo de la tecnología y más concretamente de Internet, han hecho cambiar drásticamente la forma en la que se opera en todos los mercados del mundo. Lo más notable es el acceso cuasi-universal a las oportunidades para operar en los mercados. Ya no es necesario contratar a un corredor de bolsa para invertir tu dinero; ahora, con un simple click en tu smartphone, puedes descargar una plataforma tan potente como Metatrader4” , e invertir las 24 horas del día sin casi ninguna limitación. El único prerrequisito a tener en cuesta es la disposición de una conexión segura a internet y de un dispositivo digital desde el que operar. Por supuesto, siempre hay que hacerlo con cuidado y teniendo en cuenta todos los riesgos existentes; el acceso a una oportunidad no siempre equivale a una buena decisión.

En definitiva, el mundo ha cambiado mucho en el ultimo siglo, y con él también lo han hecho los mercados financieros. Y lo más emocionante es que es difícil predecir como seguirá cambiando en los próximos años. Lo que es seguro es que los primeros traders mesopotámicos no tenían ni idea del impacto que iban a tener sus operaciones registradas en arcilla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba