Municipios y pedanías

Huermur logra proteger definitivamente los molinos de los Álamos y San Francisco en el río Segura

Huermur logra proteger definitivamente los molinos de los Álamos y San Francisco en el río Segura

El Director General de Bienes Culturales ha firmado la resolución que declara “Bienes Catalogados por su relevancia cultural” estos dos elementos singulares del patrimonio hidráulico murciano.

La protección incluye el histórico azud del Malecón, que alimentaba ambos molinos, un conjunto molinar de indudable valor histórico, hidráulico y paisajístico.

Huermur solicitó la protección del conjunto al amparo de la Ley de Patrimonio para asegurar su conservación futura, así como para lograr la recuperación y restauración de ambos molinos, para lo que instará al Ayuntamiento de Murcia a que actúe de inmediato en el molino de los Álamos.

 

Murcia, 30 de octubre de 2019

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha conseguido que se complete el expediente de protección como bienes catalogados de los molinos de los Álamos y San Francisco, así como del azud del Malecón, en la ciudad de Murcia.

La entidad conservacionista ha tenido acceso a la resolución del Director General de Bienes Culturales, que ha firmado el documento que da por completado el expediente y que certifica la protección como bienes catalogados por relevancia cultural de este conjunto patrimonial, tras el correspondiente procedimiento que fue iniciado a instancias de Huermur.

Para la asociación, “es todo un éxito que se complete un expediente de protección como el de los molinos de los Álamos y San Francisco, en la ciudad de Murcia, a pesar del mal estado de conservación del primero de estos”, así como que “se proteja íntegramente el azud del Malecón, una obra singular de ingeniería hidráulica centenaria conservada en un gran núcleo urbano como es el de nuestra ciudad de Murcia, en el cauce del río Segura”.

Huermur se felicita porque se haya conseguido la protección completa para este conjunto de molinos y azud, dados los antecedentes de los numerosos expedientes que venían caducando en la Dirección General de Bienes Culturales en los últimos años, “con sucesivas caducidades de expedientes de protección y ‘reincoaciones’ de los mismos, que vienen eternizando un trámite que está tasado y diseñado en la Ley de Patrimonio Cultural para que se realice en tiempo y forma, sin tantas dilaciones”.

La asociación solicitó la protección del conjunto de los molinos de San Francisco y los Álamos, así como del azud del Malecón, destacando su importancia en la ciudad de Murcia y el río Segura, resaltando su conservación como un legado de gran importancia, para asegurar su conservación futura.

Igualmente, la entidad ha resaltado que “con esta declaración, avanzamos en nuestro requerimiento de recuperación y restauración de ambos molinos, por lo que vamos a instar al Ayuntamiento de Murcia a que intervenga de inmediato en el molino de los Álamos, donde se acumula la basura y la maleza desde hace demasiado tiempo, dañando las estructuras del molino y debilitando sus muros y su construcción”.

Por último, la asociación conservacionista destaca que “esperemos que esta declaración marque un cambio de rumbo en la Dirección General de Bienes Culturales, y que siga completando todos los expedientes de protección que se acumulan en su Servicio de Patrimonio Histórico durante los últimos años, en muchos casos no encontrando ninguna razón para postergar incoaciones, tramitaciones y declaraciones finales de protección”.

Datos de interés sobre el conjunto ahora protegido, de la declaración de protección:

“Tras una larga historia de más de cuatro siglos, las obras públicas realizadas durante el siglo XVIII en la ciudad de Murcia al amparo del gobierno del Conde de Floridablanca, concedieron a la ciudad un estatus de modernidad y prosperidad acorde con el siglo de La Ilustración. Entre dichas obras estuvo la remodelación del barrio de San Benito y la zona del Arenal de San Francisco, lugar se anegaba con frecuencia por las crecidas del río y producía gran perjuicio al azud y a los molinos que se levantaban en la zona”.

“Por su parte el azud del Malecón supone una obra singular de la ingeniería del siglo XVIII y funciona como testigo de la huella dejada por los azudes existentes con anterioridad en la zona”.

“Los molinos de San Francisco, Los Álamos y el Azud del Malecón gozan de singularidad, autenticidad y valor tipológico, ya que en la ciudad de Murcia sólo se conservan 3 molinos ubicados en el río Segura y estos están datados en el siglo XVIII conservándose las fuentes de información sobre su construcción. A su vez, el conjunto, tienen interés paisajístico, rememorativo y se consideran un hito en el ámbito urbano de la ciudad de Murcia”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba