Municipios y pedanías

Huermur logra que Cultura reconozca la protección de más de medio centenar de panteones, sepulcros y rejerías del cementerio de Murcia

Huermur logra que Cultura reconozca la protección de más de medio centenar de panteones, sepulcros y rejerías del cementerio de Murcia

 

Huermur solicitó hace unos meses la protección de la zona histórica y original del siglo XIX del Cementerio de Nuestro Padre Jesús de Murcia como Bien Catalogado por su Relevancia Cultural, tras archivar la Consejería de Cultura previamente la protección máxima de Bien de Interés Cultural BIC.

La entidad conservacionista ha logrado que se reconozca en un informe técnico de 77 páginas de la propia administración el “interés cultural” de más de medio centenar de panteones, mausoleos, sepulcros y rejas del histórico cementerio municipal de Murcia.

Para Huermur “después de varios años de reivindicar la protección cultural del mayor cementerio de la Región de Murcia es un éxito que las administraciones por fin reconozcan en una resolución oficial sus valores históricos, simbólicos, arquitectónicos y artísticos.

El colectivo exige a la Dirección General de Patrimonio Cultural que incluya en la incoación (inicio del expediente de protección) recién firmada otro medio centenar de construcciones históricas así como la estructura de calles y plazas y el perímetro original, y que defina criterios estéticos para su adecuada conservación en el futuro.

Huermur se felicita porque “tras una larga lucha de solicitudes y recursos, por fin Cultura nos da la razón y va a proteger el Cementerio de Jesús con esta incoación de un expediente de protección como Bien Catalogado, aunque no renunciamos al BIC”.

 

Murcia, 14 de septiembre de 2022

La Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (Huermur) ha recibido la notificación oficial de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la CARM comunicando la resolución “por la que se incoa procedimiento de declaración de bien catalogado por su relevancia cultural, a favor del conjunto de inmuebles de interés cultural del Cementerio de Ntro. Padre Jesús de Murcia”.

Huermur solicitó incoar el expediente de protección como Bien Catalogado por su Relevancia Cultural, segundo nivel de protección de la ley autonómica de patrimonio, tras archivar la Consejería de Cultura el expediente de protección del Cementerio como Bien de Interés Cultural BIC, máximo nivel de protección legal, al haber recurrido el Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Murcia, Pedro García Rex, contra la incoación del expediente BIC.

La entidad conservacionista resalta que este nuevo expediente de protección reconoce el “interés cultural” de más de medio centenar de elementos históricos del camposanto murciano, detallando un listado de 54 sepulcros, mausoleos y panteones, además de la portada de entrada y sus edificios anexos, y las rejerías históricas de otros sepulcros y mausoleos.

El colectivo pro-patrimonio destaca que “es ya un gran paso que tras la presión de Huermur la Consejería de Cultura haya evolucionado de rechazar y archivar la protección del Cementerio de Jesús aduciendo que no habían valores, a ahora admitir el ‘interés cultural’ de sus construcciones históricas y haya comenzado a estudiar y listar los elementos de interés del principal camposanto de la Región”.

Huermur, además de la numerosa documentación histórica, documental y fotográfica que ya aportó junto a la solicitud de bien catalogado antes de verano, va a aportar un nuevo dossier para que la incoación se amplíe “en otro medio centenar de construcciones de interés que alberga el Cementerio de Jesús, que todavía no se han recogido en los listados de protección”, ya que “existen numerosos panteones, nichos, mausoleos, esculturas y otras rejas históricas que no aparecen en la incoación y que también deben conservarse por su interés”.

Igualmente, Huermur resalta que “la protección como bien catalogado debe recoger también medidas de conservación para la estructura de calles y plazas del proyecto original del cementerio del siglo XIX, así como condiciones estéticas y normas claras al Ayuntamiento de Murcia para que las nuevas construcciones no distorsionen la zona monumental que se está protegiendo”.

Del anuncio de derribo, a la protección legal en el ámbito cultural.

La entidad conservacionista destaca que numerosos panteones y construcciones que el Ayuntamiento de Murcia iba a derribar con el edicto de reversión publicado hace unos meses, y que fue recurrido por Huermur, “ahora pasan a estar protegidos legalmente y existirá una herramienta para exigir su conservación y recuperación, con lo que podremos evitar que la piqueta y las palas excavadoras arrasen esta parte de la historia y el patrimonio murciano”.

En conclusión, Huermur señala que “tras una larga lucha de solicitudes, recursos y actuaciones administrativas de Huermur por fin la Consejería de Cultura nos da la razón y va a proteger el Cementerio de Jesús con esta incoación de un expediente de protección como Bien Catalogado, aunque no renunciamos al BIC” ya que en esta misma resolución de incoación “se reconoce el ‘interés cultural’ de numerosas construcciones y los valores del propio cementerio”.

Un cementerio singular que alberga una parte importante de la historia de Murcia.

Este camposanto reúne unos altos valores históricos, culturales y sociales al contar ya con 135 años de historia, desde su fundación en 1885 tras una grave epidemia de cólera.

El cementerio alberga decenas de panteones, tumbas y espacios funerarios de alto interés histórico y patrimonial, tanto de personajes relevantes para la historia de Murcia, como de familias con niveles económicos que les permitieron construir unas edificaciones que se conservan como página de la historia murciana, algunas en grave riesgo de desaparición. Las calles del Cementerio de Nuestro Padre Jesús son páginas de la historia de Murcia, testigos de su arquitectura, su sociedad, su historia y su evolución, enmarcadas por una monumental fachada que alberga un pórtico relevante, así como un escudo del municipio y diversas columnas, relieves e inscripciones.

En el recinto dejaron sus diseños arquitectos de la talla de Pedro Cerdán, Marín Baldo y Justo Millán Espinosa. Dentro se conservan sepulturas tan singulares como la del empresario Peña Vaquero (elaborada en hierro) y la de la familia Erades, además de zonas específicas para el enterramiento de párvulos, musulmanes, y no católicos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba