Universidad e innovación

Investigadores de la UMU y el IMIB crean una guía de gran valor científico para replicar diseños experimentales

Investigadores de la UMU y el IMIB crean una guía de gran valor científico para replicar diseños experimentales

 

Un estudio de la Universidad de Murcia (UMU) ha concluido que, hasta ahora, las guías publicadas para reproducir experimentos en modelos de roedores durante la actividad física no aportaban los datos necesarios para permitir su reproducibilidad.

 

Investigadores de la UMU y del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) han publicado recientemente en la revista Frontiers in Endocrinology un trabajo que propone una guía que aumenta la capacidad de reproducibilidad de ciertos diseños experimentales basados en los efectos del ejercicio físico estudiados en roedores.

 

La importancia de este instrumento radica en que, para que la experimentación tenga un mayor valor científico, esta debe seguir ciertas pautas y una de ellas es que el experimento sea reproducible por otros investigadores en otro punto del planeta.

 

Más en concreto, y centrándose en los estudios experimentales en roedores, reportar las distintas variables que intervienen en la realización de ejercicio físico en un modelo roedor resulta esencial. A modo de ejemplo, cuenta el investigador de la UMU Daniel Garrigós, y primer autor del trabajo, “si no sabemos cuánto han corrido cada día los roedores, a qué velocidad, con qué frecuencia, o a qué hora del día, estamos eliminando información esencial que es absolutamente necesaria para que otros investigadores puedan diseñar sus experimentos de forma óptima o que puedan repetir el diseño publicado”.

 

El instrumento ha sido elaborado como una lista de comprobación en la que se incluyen los principales elementos que debieran ser incorporados en la publicación final del experimento. En este sentido, cada una de estas variables puede modificar la respuesta a la actividad física, pudiendo alterar los resultados experimentales obtenidos, siendo preciso que se determinen y se informe sobre ellos con absoluta precisión.

 

De esta forma, futuros estudios podrán implementar estas mejoras propuestas, lo que redundará en un aumento de la calidad y reproducibilidad de la investigación.

 

Crisis de reproducibilidad

 

Para mejorar la posibilidad de reproducir las investigaciones, los científicos deben incluir en sus publicaciones todos los detalles que permitan llevar a cabo exactamente el mismo experimento. “Para garantizar que esto ocurra, se han desarrollado guías que indican todo lo que la publicación debe incluir antes de publicar el trabajo experimental”, explica el investigador principal del grupo Neurobiología de la Actividad Física de la UMU José Luis Ferran.

 

Sin embargo, la falta de transparencia en la forma de reportar los métodos de investigación en las publicaciones científicas ha llevado a una denominada “crisis de reproducibilidad”. Cuando la descripción tanto de la metodología usada como del diseño del propio experimento no es la adecuada, a largo plazo se contribuye a que el sistema científico pierda credibilidad y sostenibilidad por el daño en su reputación, así como en la de los investigadores involucrados en ella.

 

Modelos animales

 

El avance en la investigación en humanos requiere de experimentación previa en modelos animales. Esta permite determinar cómo responde en el organismo vivo la variable a ser estudiada. Investigar en animales es también una etapa esencial para entender cómo se producen ciertas respuestas metabólicas en las que se integran funcionalmente gran cantidad de tejidos corporales.

 

La experimentación animal para determinar los beneficios de la actividad física en, por ejemplo, la prevención de la obesidad, cáncer o en mitigar efectos en patologías como Parkinson o Alzheimer requerirá conocer exactamente cuánto ejercicio físico es necesario (tipo de ejercicio, intensidad o volumen, entre otros).

 

Por ello, “si se pretende comprender, por ejemplo, como la actividad física puede modificar la respuesta del tejido adiposo, muscular y nervioso, es preciso el desarrollo inicial en un modelo experimental animal”, explica Ferran.

 

Más información:

 

El trabajo ha sido realizado por el grupo de investigación Neurobiología de la Actividad Física de la UMU, liderado por José Luis Ferran, en colaboración con Fernando Navarro-Mateu.

 

Referencia bibliográfica:

 

Garrigos D., Martínez-Morga M., Toval A., Kutsenko Y., Barreda A., Do Couto B.R., Navarro-Mateu Fernando, Ferran J.L. (2021). A Handful of Details to Ensure the Experimental Reproducibility on the FORCED Running Wheel in Rodents: A Systematic Review, Frontiers in Endocrinology, 12. DOI=10.3389/fendo.2021.638261

 

Fotografía: Sentados a la izquierda José Luis Ferran, a la derecha Fernando Navarro. De pie de izquierda a derecha: Yevheniy Kutsenko, Marta Martínez-Morga, Alberto Barreda, Daniel Garrigós y Angel Toval.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba