Universidad e innovación

La argentina Paola Vicenzi gana con su obra Equis Equilibrio el premio de novela Vargas Llosaque convoca la UMU, Fundación Mediterráneo y la Cátedra Vargas Llosa

La argentina Paola Vicenzi gana con su obra Equis Equilibrio el premio de novela Vargas Llosaque convoca la UMU, Fundación Mediterráneo y la Cátedra Vargas Llosa

“Quise poner sobre la mesa un tema por lo general silenciado, injustamente signado por el prejuicio y la vergüenza”

El Jurado del XXVI Premio de Novela Vargas Llosa, convocado por la Universidad de Murcia, la Fundación Mediterráneo y la Cátedra Vargas Llosa, ha decidido otorgar el premio a la edición 2021, al original titulado Equis Equilibrio, cuya autora es PaolaVicenzi. El jurado ha estado formado por Francisco Florit Durán (Presidente), Soledad Puértolas Villanueva, Raúl Tola, José María Pozuelo Yvancos y Germán Vega García-Luengos en calidad de Secretario.

En cuanto al número de obras participantes, la edición 2021 ha batido el  récord de originales presentados en toda la historia del premio, con 942 trabajos procedentes de 36 países, entre los que se cuenta, además de 19 países iberoamericanos, también con obras procedentes  de Alemania, Canadá, China, Dinamarca, Egipto, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Israel, Italia… lo que da cuenta de su popularidad.

Una novela que “informa, hace pensar y emociona

La novela se construye a partir del diario de Sonia, una mujer viuda que tiene una hija de 18 años, y que lleva una vida ordinaria en la que lo que más valora es la bondad y el comportamiento modélico de su hija. Pero de pronto, Martina, la hija, sufre un brote psicótico muy grave que la lleva al aislamiento completo en casa, pues su comportamiento puede constituir un peligro no sólo para ella misma, sino también para los demás.

Los miembros del jurado han valoradoespecialmente el hecho de que la autora haya tenido la capacidad de ahondar en la mente de una persona que está pasando por el proceso de cuidar a un enfermo de estas características,reflejándolo de un modo tan vívido que da la sensación de constituir un diario real. Además, logra hacer partícipe al lector de lo duro de este proceso en el que la incertidumbre y el dolor se mezclan con el rechazo y la invisibilidad social de los enfermos mentales. Asimismo, el jurado ha destacado la profunda humanidad del relato y el intenso reflejo de la desesperación y el cansancio de una madre que ha de afrontar prácticamente sola la enfermedad de su hija. A pesar de servirse de un estilo casi documental, la autora logra, a juicio de los componentes, dotar a su creación de una belleza casi poética y de una potencia sensibilizadora extraordinaria. En opinión del presidente del jurado, “Es una novela que informa, hace pensar y emociona”.

Perder el miedo a ciertos temas

Paola Vicenzi, argentina, nacida en la provincia de Buenos Aires, es escritora, correctora y coordinadora de talleres literarios. Su camino en el mundo de las letras comenzó con “En su propio vuelo”, un libro de carácter autobiógráfico donde narra su experiencia como madre de trillizos. En 2017 obtuvo el premio MGE de la Editorial Random House a la Mejor Novela Contemporánea por “La otra vida de papá”.

Ella misma se define de esta manera: “Me gusta decir que soy, a partir de los 40, cada vez más yo. Quizá producto de la madurez, quizás por pura terquedad. Impulsiva, curiosa, maniática del orden, lectora voraz, impaciente, ansiosa… y una larga lista de defectos que mejor no sacar a relucir”.

Como escritora, siento que nada de lo humano me es ajeno. Me interesan en especial las situaciones que nos ponen a prueba, que nos interpelan, que sacuden nuestras estructuras. Y también me sensibiliza todo lo vinculado con la maternidad (soy madre de trillizos). Unir estas dos cuestiones me resultó un desafío interesante y, sobre todo, la posibilidad de poner sobre la mesa un tema por lo general silenciado, injustamente signado por el prejuicio y la vergüenza, que es el de la salud mental”, comenta la propia Paola Vicenzi sobre su obra, y continúa: Equis Equilibrio es una obra que significa mucho para mí, porque estoy convencida de que es necesario poner sobre la mesa ciertos temas que como sociedad escondemos bajo la alfombra, dejando muy sola a mucha gente. Considero que la literatura es un buen lugar para plantarles cara, para empezar a perderles el miedo”.

La escritora fue la primera sorprendida por el premio, del que se mostró enormemente satisfecha: “Es un reconocimiento que valoro enormemente, tanto por el ámbito del cual procede como por su prestigio y su transparencia. Y, para colmo de bienes, es un premio “Vargas Llosa”, escritor al que mucho admiro y del que mucho he aprendido.

En cuanto al futuro, la escritora no se plantea otra cosa diferente que “Seguir escribiendo, no concibo la vida sin la escritura. Tengo varias novelas y muchísimos cuentos terminados que pienso publicar en los próximos tiempos. Además, seguiré coordinando talleres literarios, que es otra de mis pasiones”. El año próximo, en el mes de diciembre, verá la luz su libro ganador en la presente edición del premio literario Vargas Llosa, que también conocerá por esas mismas fechas al ganador de la XXVII edición.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba