Sociedad y Cultura

La campaña de sostenibilidad de La Mar de Músicas estará dirigida a concienciar que las playas sean espacios limpios de plástico

 

La campaña de sostenibilidad de La Mar de Músicas estará dirigida a concienciar que las playas sean espacios limpios de plástico

 

Un “pez come plásticos” creado por el escultor Fernando Saénz de Elorrieta y patrocinado por la empresa Soltec se ubicará en Cartagena y Cabo de Palos, donde se realizarán varias recogidas de residuos

 

         La Mar de Músicas, impulsa por primera vez acciones de recogida y clasificación de residuos en las playas de Cabo de Palos. Una escultura gigante con forma de pez servirá de contenedor durante las dos recogidas en las que participarán voluntarios de la empresa Soltec, de la  “Asociación Región de Murcia Limpia” y del colectivo “Mi costa sin plásticos”. El objetivo de esta acción, que se llevará a cabo los días 25 y 27, es hacer ver que el problema de los residuos en el mar es muy grave y compete a todos; y que, entre todos, ciudadanos, empresas e instituciones públicas, es necesario darle la vuelta y aportar soluciones reales.

 

Soltec ha encargado al escultor Fernando Sáenz de Elorrieta un pez de hierro que, a modo de contenedor, servirá para recoger los envases y residuos que ensucian nuestras playas. El pez se mantendrá expuesto tanto en la Cartagena como en la explanada del Faro de Cabo de Palos. La empresa ha donado al Ayuntamiento de Cartagena, organizador del festival, este “pez come plásticos” que busca dos grandes objetivos: por una parte concienciar a la sociedad sobre la necesidad de reciclar este tipo de material, y por otra convertir las playas donde se ubique en espacios libres de plásticos.

 

El consumo de plástico en nuestra sociedad ha crecido de forma vertiginosa en los últimos años. Los datos sobre la cantidad de plástico que acabamos tirando, una vez utilizado, son escalofriantes y extremadamente llamativos: sólo el 10% se recicla y el 90% restante va a vertederos de basura, y en el peor de los casos al mar. Una realidad que está convirtiendo nuestros fondos marinos en auténticos basureros, especialmente de plástico, debido sobre todo a la gran resistencia de este tipo de material, que puede perdurar durante siglos en el fondo marino. Un tiempo durante el que numerosas especies animales lo confunden con comida y lo ingieren, o se enredan en ellos, provocando numerosas muertes.

 

La Mar de Músicas con el apoyo de Soltec, Asociación Región de Murcia Limpia y el colectivo Mi costa sin plásticos se ha propuesto para esta edición concienciar tanto a su público como a los ciudadanos de Cartagena con acciones  en Cabo de Palos, como dentro del festival.

 

Soltec, apostando por la gestión eficiente y responsable de los residuos para prevenir la contaminación del planeta, colabora en las recogidas de residuos en las playas de Cabo de Palos, Cartagena, para ayudar a concienciar sobre la importancia de mantener limpias nuestras costas. Soltec es líder mundial en fabricación de seguidores solares a un eje y en su apuesta por las energías renovables y eficientes, cumple con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, marcados por la ONU: “Asegurar el acceso a energías asequibles,

fiables, sostenibles y modernas para todos”.

 

Por su parte “Región de Murcia Limpia”, que tiene una larga trayectoria de más de 30 años en la concienciación y lucha por la defensa del Medio Ambiente, es una plataforma digital independiente que, entre otros, tiene el firme propósito de sensibilizar a los ciudadanos sobre el problema medioambiental que supone el vertido de residuos en las costas de Cartagena. “Región de Murcia Limpia” colabora en la organización de la recogida del día 27 aportando su know how, sus voluntarios, formación para los participantes y bolsas para la clasificación de residuos.

 

La recogida del día 25 de julio estará liderada por el colectivo “Mi costa sin plásticos”, creado recientemente por la joven fotógrafa cartagenera Rocío Belmonte. Tras hacer senderimo por la zona del Monte Roldán Belmonte se dio cuenta de la cantidad de basura que llega a nuestras playas y decidió iniciar una campaña a través de redes sociales para concienciar de esta problemática y movilizar a la población para retirar basuras y plásticos de las costas. En unos pocos meses Rocío ya ha organizado 5 recogidas, cuenta con un barco para retirar los residuos y ha implicado a cientos de personas. Además ha movilizado a empresas que aportan material para las recogidas, como Leroy Merlin, que aportan guantes, a Relevo, que aporta bolsas recicladas, y a Bondi Beach que aporta ceniceros de playa.

 

Por su parte, el Ayuntamiento de Cartagena será el encargado del traslado del pez a sus diferentes emplazamientos y también de la retirada diaria y gestión ambiental de los residuos que se retiren de las playas.

 

Pero la concienciación dentro del festival no se realizará solamente a pie de playa sino también en las aulas y durante el desarrollo del propio festival. Se ha organizado un taller infantil en torno al medio ambiente, enmarcado en La Mar Chica, la sección infantil de La Mar de Músicas. También se ha apostado por el uso de materiales sostenibles y la reutilización de soportes publicitarios.  Toda la programación y cartelería que se ha utilizado es en papel 100% reciclado, sin cloro y respetuoso con el medio ambiente y el servicio de barras hará separación de los residuos que produzca su actividad, se utilizarán materiales biodegradables en todos los servicios de catering dentro del recinto del festival y la comida servida se preparará con productos de proximidad. Además los vasos serán reutilizables.

 

El reciclaje es otra de las obsesiones del festival. Por eso, en colaboración con Ecoembes y Ecovidrio, se facilitará la recogida selectiva de residuos y el reciclaje de los mismos en contenedores diferenciados.

 

Para facilitar la movilidad se impulsará que la comunidad online de viajeros creada en 2018 siga creciendo. El objetivo es que los visitantes del festival compartan coche en sus desplazamientos y así reducir sustancialmente las emisiones de CO2 originadas por las personas que se desplazan para asistir a los conciertos. Además los vehículos utilizados para trasladar a los artistas son vehículos eficientes, que reducen el consumo de combustible y las emisiones de CO2.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar