Región

La colaboración entre Medio Ambiente y Fundown permite formar a más de 3.500 escolares en educación ambiental

La colaboración entre Medio Ambiente y Fundown permite formar a más de 3.500 escolares en educación ambiental

 

La Consejería de Medio Ambiente y la fundación renuevan un convenio por el que personas con discapacidad recibirán una formación laboral mientras colaboran en el mantenimiento del Arboretum

 

 

Concienciar a los escolares sobre la importancia del cambio climático y explicarles cómo pueden contribuir a minimizar su huella ecológica. Ese es el principal objetivo de la colaboración que mantienen la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente y la Fundación Síndrome de Down de la Región (Fundown) y que ha permitido organizar ya 80 talleres de formación y sensibilización ambiental en los que han participado más de 3.500 escolares de diferentes centros educativos de la Región.

 

Esta iniciativa conjunta potencia la formación y la inserción laboral de los miembros de la Fundación, que además de participar en las acciones educativas y de concienciación ambiental se hacen cargo de la gestión y mantenimiento de las instalaciones del Arboretum, el jardín botánico situado en el Parque Regional El Valle y Carrascoy.

 

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente en funciones, Javier Celdrán, renovó hoy con el presidente de Fundown, Diego González, una colaboración que se inició en el año 2017. Durante la firma del convenio, que tuvo lugar en las instalaciones del Arboretum, el consejero destacó la importancia de este doble objetivo y de una iniciativa que “hace especial hincapié en que los escolares, que son los ciudadanos del futuro, se impliquen de una manera activa en la lucha contra el cambio climático”.

 

Así, las actividades y talleres de educación y sensibilización ambiental, que se desarrollarán tanto en las instalaciones del Arboretum como en el Aula de Naturaleza del Valle y están dirigidas a alumnos de 5º y 6º de Educación Primaria, se centrarán en explicar a los escolares qué comportamientos y actividades de origen humano tienen una mayor incidencia en el cambio climático y de qué manera pueden contribuir a mitigar este impacto, todo ello a través de actividades de dinamización, sensibilización y elaboración de herramientas que les ayudarán a reducir la huella de carbono en el consumo doméstico de sus hogares.

 

Además de estos talleres en los que se darán claves para que los escolares adopten y fomenten comportamientos y actitudes responsables y comprometidas en la lucha contra el cambio climático, el acuerdo supone también la organización de exposiciones itinerantes en centros escolares infantiles que contribuyan a potenciar este interés por el medio ambiente y su conservación.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar