Economia

La Comunidad apuesta por la digitalización como uno de los pilares de la reactivación con una inyección de más de 50 millones

La Comunidad apuesta por la digitalización como uno de los pilares de la reactivación con una inyección de más de 50 millones

 

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital detalla en la Asamblea las líneas estratégicas de su departamento, cuyo presupuesto aumenta un 61,6 por ciento hasta 328 millones de euros

 

Se pondrán en marcha actuaciones como el proyecto Euclides, que sentará las bases del ‘funcionario 4.0’, la Agenda Digital o la creación de un Fondo de Fondos para impulsar inversiones sostenibles

 

 

El Gobierno regional destinará un total de 52,3 millones de euros al proceso de transformación digital de la sociedad y de la administración, el mayor presupuesto invertido hasta ahora en este ámbito, con el objetivo de hacer de la digitalización uno de los pilares de la reactivación social y económica de la Región.

 

Estos más de 50 millones de euros, que representan un incremento del 20 por ciento con respecto al año anterior, permitirán poner en marcha actuaciones novedosas como la Agenda Digital o el proyecto Euclide, que sentará las bases de lo que será el ‘funcionario 4.0’.

 

Así lo avanzó hoy el consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital, Javier Celdrán, durante su comparecencia en la Asamblea Regional para exponer los ejes estratégicos y las actuaciones más destacadas de su departamento para este año.

 

El titular de Hacienda destacó que este presupuesto representa “la mayor inversión en digitalización de nuestra historia, con el objetivo claro de iniciar una revolución que nos lleve a ser, en los tres próximos años, una de las comunidades más digitalizadas de España”.

 

En este sentido, Celdrán subrayó que el proceso de transformación digital será, junto con las políticas de moderación fiscal, uno de los ejes para devolver a la Región a la senda de crecimiento previa a la pandemia. “De la crisis salimos con digitalización y bajada de impuestos”, señaló.

 

El presupuesto de Hacienda sube un 64 por ciento

 

La Consejería de Economía, Hacienda y Administración Digital tendrá un presupuesto de 328 millones de euros, un 61,6 por ciento más que el año anterior. De estos 328 millones, 253,8 (+92,2 por ciento) corresponden a las cinco direcciones generales (Presupuestos y Fondos Europeos, Informática y Transformación Digital, Patrimonio, Intervención General y Función Pública). La Agencia Tributaria, por su parte, contará con un presupuesto de 23,8 millones de euros, un 9,4 por ciento más que en 2020, mientras que el presupuesto del Icref alcanza los 51,1 millones de euros (+2,9 por ciento).

 

El consejero explicó que este incremento se debe fundamentalmente a la incorporación de los 100,9 millones de euros correspondientes al fondo europeo extraordinario ReactEU. En este sentido, Celdrán recordó que los ingresos procedentes del sistema de financiación autonómica “descienden en más de 92 millones de euros y vuelven a situar a la Región como la peor financiada de toda España junto con la Comunidad Valenciana”.

 

“Por eso, y lamentablemente, la prioridad de este departamento será seguir defendiendo una financiación justa y equitativa, para lo que vamos a exigir con más fuerza la inmediata y urgente reforma de este sistema de financiación injusto y caduco que sigue tratando al millón y medio de habitantes de la Región como españoles de tercera”.

 

Ejes estratégicos para el 2021

 

En lo que se refiere a los ejes estratégicos de la Consejería, Celdrán subrayó que el objetivo es “seguir avanzando en la modernización de la Administración regional para ser cada vez más ágiles y eficaces y ofrecer un servicio público más cercano al ciudadano; continuar liderando el proceso de transformación digital de la sociedad y de la administración; seguir optimizando y maximizando la eficiencia del gasto público y, por supuesto, consolidar un modelo de libertad económica basado en la moderación fiscal, la reducción de trabas administrativas y la captación de recursos”.

 

Otra de las actuaciones destacadas para este año se enmarca precisamente en este último ámbito. Se trata de la creación de un Fondo de Fondos que permita financiar y promocionar inversiones sostenibles capaces de crear empleo en la Región de Murcia. El objetivo de este órgano es atraer inversiones para las micropymes y emprendedores de la Región, para infraestructuras o para financiar proyectos de recuperación del Mar Menor o en otros ámbitos estratégicos.

 

Esta consolidación de la Región de Murcia como espacio de libertad económica se articulará fundamentalmente a través de la política de bajada de impuestos iniciada en el año 2018, y que ha permitido que los habitantes de la Región ahorren 406 millones de euros en el año de la crisis generada por la pandemia.

 

“Frente al sablazo fiscal del Gobierno central, que quiere sacar 7.000 millones de euros de los bolsillos de los españoles en un momento de extrema necesidad, el Gobierno de López Miras sigue apostando por eliminar el injusto impuesto de Sucesiones, las bajadas del tramo autonómico del IRPF o la creación de nuevas deducciones para las familias, los jóvenes, las personas mayores o las personas con discapacidad”, señaló el consejero.

 

Para dinamizar la atracción de inversiones, además, este año verá la luz la Ley de Eficiencia Pública y Dinamización de la Inversión, “un nuevo marco normativo ágil, transparente y garantista que por un lado impulsará la inversión pública en proyectos sostenibles de interés público al tiempo que incrementa el poder de atracción de la Región para estimular la inversión privada”, explicó Javier Celdrán.

 

Proyecto Euclides, el ‘funcionario 4.0’

 

En lo que se refiere a la modernización de la Administración, se pondrá en marcha la Oficina Next Carm, que permitirá una gestión ágil y eficiente de los proyectos regionales que obtengan financiación del fondo europeo Next Generation.

 

Además, se seguirá avanzando en la mejora de las condiciones laborales de los empleados públicos con la aprobación de la subida retributiva del 0,9 por ciento, la consolidación del teletrabajo o con la creación de más de 14.000 plazas que facilitarán el acceso de la ciudadanía al empleo público y permitirán reducir la tasa de interinidad hasta el 6 por ciento, por debajo del objetivo del 8 por ciento pactado con los sindicatos en 2018 y que ha hecho suyo recientemente el Ministerio de Administración Pública.

 

A la consolidación de iniciativas como la digitalización de las áreas sanitaria y educativa, los proyectos Paecarm y Paemur y la integración de las tecnologías conectadas de última generación se une la puesta en marcha de actuaciones novedosas como el proyecto Euclides. Se trata de una iniciativa dotada con 4 millones de euros que avanzará hacia la consolidación del ‘funcionario 4.0’ transformando el puesto de trabajo de los empleados públicos “en un puesto virtualizado en la nube que aumentará la seguridad frente a ciberataques y facilitará la movilidad de los trabajadores”.

 

En lo que se refiere al proceso de transformación digital, y además de seguir avanzando en proyectos iniciados el año pasado como la plataforma Smart Region, se pondrán en marcha otros nuevos como la Agenda Digital 2022-2027, un plan estratégico que será la hoja de ruta para transformar la Región en una Región Digital en base a tres ejes como son los ciudadanos, las empresas y la Administración.

 

En cuanto a la eficiencia del gasto público, se ampliará la utilización de la contratación centralizada, lo que permitirá ahorrar en torno a 1 de cada 5 euros invertidos en la prestación de servicios a la Administración (seguros, informática o combustible) y que este año se aplicará por ejemplo en los servicios de limpieza o seguridad de la Comunidad.

 

Otras actuaciones

 

  • Estrategia para la Transformación de la Función Pública regional para adaptar sus estructuras, funciones y puestos a las nuevas exigencias y necesidades. Incluye un plan de relevo generacional; la implantación de tecnologías conectadas como la automatización o la inteligencia artificial; el replanteamiento de los perfiles de los puestos de trabajo; la creación de empleos funcionales de nueva generación y la redefinición de los puestos de trabajo convencionales o el teletrabajo.

 

  • Líneas de financiación del Icref, como la Línea Aval Joven para facilitar a los jóvenes de la Región de su primera vivienda y que se pondrá en marcha en colaboración con la Consejería de Fomento e Infraestructuras o las líneas Financia-Agro, dotada con 14 millones de euros; Turismo-Cultura (2 millones de euros); Financia-100 (9 millones de euros); ReActivä Concierta (3 millones de euros ampliables a 5) o 3 líneas desarrolladas en colaboración con el Info y que suponen 15 millones (Invierte, Emprendia y Expansión).

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba