Sociedad y Cultura

La Comunidad da a conocer con visitas guiadas los cuidados que reciben las tortugas bobas nacidas en la Región antes de ser devueltas al mar

La Comunidad da a conocer con visitas guiadas los cuidados que reciben las tortugas bobas nacidas en la Región antes de ser devueltas al mar

 

“El conocimiento de los cuidados que se prestan a las tortugas marinas nacidas en nuestro litoral en el Centro de Recursos Marinos del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medio Ambiental (IMIDA) y la concienciación sobre el respeto a estos animales por parte de la ciudadanía”, es el propósito que anima la actividad programada por la Comunidad Autónoma, a través de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, dentro de la campaña ‘Territorio Tortuga 2021’, en la que participó hoy el director general del Medio Natural, Fulgencio Perona.

Perona siguió hoy una de las visitas que se desarrollan desde primeros del mes de julio en estas instalaciones, sitas en el puerto de San Pedro del Pinatar, donde se encuentran los ejemplares de tortuga boba que nacieron el pasado verano en La Manga del Mar Menor y Calnegre y que aún no han sido devueltos a la mar por no haber alcanzado el tamaño adecuado.

Las visitas de esta actividad se realizarán durante los meses de julio y agosto, los martes y jueves a las 11:30 horas, partiendo del Centro de visitantes ‘Las Salinas’, previa inscripción en el mismo, donde se recibe a los participantes, se les informa de la naturaleza de la actividad y de las normas y recomendaciones a seguir durante la misma antes de desplazarse al Centro de recuerdos marinos del IMIDA para ver los tanques donde se encuentran los ejemplares de esta especie protegida. La gestión y manejo de estos animales la realizan técnicos y personal del Centro de recuperación de fauna silvestre ‘El Valle’, de la Comunidad Autónoma.

“Estos animales están sujetos a una técnica de conservación que consiste en la cría en cautividad durante las primeras fases del desarrollo, en condiciones óptimas y controladas, consiguiendo un crecimiento rápido que permita al liberarlas disminuir las posibilidades de que sean víctimas de los depredadores. El objetivo final es liberar a los ejemplares con un peso superior a un kilogramo en su playa de nacimiento para consolidar nuestra Región como Territorio tortuga”, señaló Perona.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba