Región

La Comunidad digitaliza el operativo contra las inclemencias del invierno para optimizar la gestión de las carreteras regionales  

La Comunidad digitaliza el operativo contra las inclemencias del invierno para optimizar la gestión de las carreteras regionales

Garantiza la seguridad y funcionalidad de las vías afectadas por el hielo y la nieve con 40 efectivos y 15 vehículos

El operativo, que cuenta con un acopio de 50.000 litros de salmuera y 450 toneladas de sal, está activo de noviembre a abril

 

La Comunidad introduce la digitalización en el operativo contra las inclemencias del invierno para mejorar la gestión de las carreteras regionales afectadas por episodios de hielo y nieve, y garantizar la seguridad y funcionalidad de las vías que sufren este tipo de incidencias climáticas, fundamentalmente situadas en el Noroeste y en el Altiplano.

Este año, el operativo dispone de un programa informático que permite geolocalizar y visualizar imágenes de los equipos en tiempo real con cámaras situadas en los vehículos del operativo. Se complementa con otros sistemas que permiten optimizar los consumos, recorridos y los parámetros de funcionamiento de la maquinaria que está trabajando para proteger a las vías regionales de las inclemencias del invierno de la forma más eficaz.

El consejero José Ramón Díez de Revenga informó hoy de las novedades tecnológicas implementadas en el dispositivo, especialmente diseñado para combatir los episodios de hielo y nieve en la red regional de carreteras, “para optimizar los recursos y mejorar la respuesta ante las inclemencias invernales y así dar un mejor servicio, en el menor tiempo posible y con un mejor rendimiento”.

“El Plan está activo desde noviembre hasta abril y cuenta con un total de 40 efectivos y 15 vehículos, uno de ellos de nueva generación, especialmente diseñado para acceder a las vías más estrechas”, dijo el responsable regional, quien indicó que en el dispositivo se incluyen tres estaciones meteorológicas fijas y dos sensores de temperatura y humedad del firme de la carretera.

En caso de temporal, el dispositivo puede ser reforzado con hasta 80 efectivos, pertenecientes a los distintos servicios de conservación de carreteras e incluso personal de emergencias y protección civil, y desplazarse a otras zonas si fuese necesario, como se hizo durante la tormenta Filomena.

Acopio de 50.000 litros de salmuera y 450 toneladas de sal

El operativo para combatir los fenómenos meteorológicos invernales de la red regional de carreteras cuenta con un acopio de 50.000 litros de salmuera y 450 toneladas de sal, listos para ser esparcidos cuando sea preciso. Además, cuenta con una planta de fabricación de salmuera de 6.000 litros a la hora, en Caravaca de la Cruz.

El consejero explicó que en el primer episodio de nieve y hielo, ocurrido ayer, se consumieron siete toneladas de sal y 9.751 litros de salmuera; y los vehículos recorrieron un total de 255 kilómetros para acondicionar las carreteras de Caravaca de la Cruz con la Puebla de Don Fadrique (RM-730); de Barranda al Campo de San Juan (RM-702); de Moratalla al Campo de San Juan (RM-703); de El Entredicho a Cañada de la Cruz (RM-B23) y la de El Moral a El Hornico (RM-B24).

“Estos se han podido recoger gracias a las nuevas tecnologías aplicadas en este plan, que se complementa con maquinaria inteligente para la nieve, que escogen automáticamente la opción más idónea para el tratamiento de la carretera, sal o salmuera, dependiendo del estado de la vía, y la temperatura”, expuso Díez de Revenga.

Indicó que ayer el dispositivo regional realizó el primer operativo “curativo”, y el 16 de diciembre y 5 de enero fue necesaria realizar labores preventivas para garantizar la operatividad en la red regional de carreteras.

Las carreteras con mayor probabilidad de acumular importantes cantidades de nieve, e incluso registrar heladas, son las que cuentan con tramos a una altitud superior a los 1.200 metros, en los municipios de Caravaca de la Cruz y Moratalla. Además de las vías en las que se intervino ayer, también se pueden ver afectadas por la nieve y el hielo la carretera que conecta la autovía del Noroeste con La Paca con Doña Inés (RM-504), Venta Cavila y Singla (RM-C16), Singla con Barranda (RM-C17) y la RM-C18 que va de la RM-711 a Los Royos, y la de Mazuza (RM-B30).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba