Región

La Comunidad establece un parón cinegético durante las dos próximas temporadas para garantizar la recuperación la población de tórtola

La Comunidad establece un parón cinegético durante las dos próximas temporadas para garantizar la recuperación la población de tórtola 

 

Mañana 15 de agosto se inicia el periodo de caza de media veda en la Región de Murcia, que finalizará el 5 de septiembre

Solo se podrá cazar codorniz los domingos 22 y 29 de agosto y el número máximo de piezas a cobrar por cazador y día se fija en tres

 

La Comunidad ha establecido un parón cinegético durante la presente temporada 2021/2022 y en la próxima 2022/2023 con el objetivo de intentar recuperar las poblaciones de tórtola europea y siguiendo las directrices del plan adaptativo de caza establecido por la Comisión Europea.

 

Es la principal novedad en el inicio de la temporada de media veda que comienza mañana en la Región de Murcia, tal y como está establecido en la Orden de 14 de junio de 2021, sobre periodos hábiles de caza para la temporada 2021/2022. Así, se establece el período de caza de la media veda los jueves, sábados, domingos y festivos durante el periodo del 15 de agosto al 5 de septiembre de 2021, donde se puede cazar en puestos la paloma torcaz, paloma bravía, urraca y gaviota patiamarilla excepto en la zona vedada.

 

Por otro lado, y dado que la codorniz común también viene sufriendo regresión de sus poblaciones, se limita la caza a los domingos 22 y 29 de agosto de 2021. El número máximo de piezas a cobrar por cazador y día para la codorniz se fija en tres y para paloma torcaz en diez ejemplares, no existiendo restricciones para el resto de especies autorizadas.

 

Los puestos o aguardos fijos no podrán establecerse a menos de 100 metros de embalses, pantanos, balsas y estanques artificiales ni a menos de 200 metros de cauces o nacimientos de agua naturales, así como a menos de 100 metros de puntos de comida artificiales y/o cebos, siembras o plantaciones creados al efecto. En las áreas de presencia de ganga ibérica y ganga ortega, los puestos no podrán establecerse a menos de 200 metros de bebederos y masas de agua.

 

Se autoriza el uso de cimbeles artificiales o naturales de las especies autorizadas, siempre que no estén cegados o mutilados, quedando expresamente prohibido el uso de reproductores de sonido con grabaciones del canto de estas aves.

 

Los puestos se podrán colocar espaciados entre sí por una distancia mínima de 50 metros, quedando prohibido el tiro en dirección a los mismos, debiendo extremarse las medidas de seguridad.

 

Se prohíbe la caza a una distancia menor de 50 metros entre colindancias entre cotos de caza, como medida de seguridad a fin de evitar posibles accidentes.

 

Asimismo, queda prohibida expresamente la modalidad de caza en mano o al salto a excepción de la practicada sobre la codorniz común.

 

La Orden establece que no podrán portarse las armas de caza desenfundadas o dispuestas para su uso cuando se transite por el campo, hasta llegar al puesto o aguardo donde deberán ser desenfundadas, montadas y cargadas (se excepciona de este requisito la caza de la codorniz común en las modalidades de caza en mano o al salto).

 

Tampoco se podrán cazar las palomas a menos de 1.000 metros de un palomar cuya localización esté debidamente señalizada ni palomas deportivas o mensajeras que ostenten las marcas reglamentarias.

 

Supervisión de los Agentes Medioambientales

 

El comienzo de la caza de la media veda se va a ver marcado este año por las elevadas temperaturas previstas y por el cierre de los accesos que atraviesen terrenos forestales de propiedad pública en Áreas de Tipo 1, contempladas en el Plan INFOMUR, hasta las 7:00 horas del día 16 de agosto.

 

Durante estos días se aconseja reducir al máximo los tránsitos motorizados por superficies forestales y aumentar la vigilancia, aunque la actividad cinegética se puede desarrollar con normalidad siempre que no conlleve el tránsito en vehículos en dichas zonas.

 

La Dirección General del Medio Natural, para evitar el impacto de las altas temperaturas en los animales, está procediendo al llenado de bebederos y balsas de agua para la fauna silvestre en los montes de utilidad pública de la Región.

 

Durante los días habilitados para la media veda, y en los previos y posteriores, Agentes Medioambientales de los 16 centros comarcales distribuidos en la Región realizarán controles con el objetivo de verificar el correcto desarrollo de la práctica cinegética. También se ha solicitado al SEPRONA de la Guardia Civil que intensifique los controles durante esta época.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba