Región

La Comunidad impulsa un compromiso voluntario empresarial para avanzar en la lucha contra el cambio climático

La Comunidad impulsa un compromiso voluntario empresarial para avanzar en la lucha contra el cambio climático

 

El objetivo es compensar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que generan en su actividad y procesos productivos a través de la reforestación de montes públicos

Una vez calculada su huella de carbono, en concreto las toneladas de gases que emiten provenientes de combustibles fósiles, la empresas podrán elegir el espacio natural y las hectáreas que desean repoblar de árboles

 

La Comunidad impulsa una iniciativa dirigida al sector empresarial para avanzar en la descarbonización y luchar contra el cambio climático. El proyecto, publicado hoy en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), consiste en un compromiso voluntario que compense las emisiones de gases de efecto invernadero que generan en su actividad y procesos productivos a través de la reforestación de montes públicos.

 

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, señaló durante su visita a la sierra de Caravaca de la Cruz, con motivo del Día Mundial de las Montañas, que se celebra hoy bajo el lema ‘El turismo sostenible en las montañas’, que “esta medida se integra en la Estrategia del Gobierno regional para luchar contra el cambio climático y con el objetivo de avanzar hacia la neutralidad climática, esto es, conseguir las emisiones netas cero en 2050”.

 

Explicó que la estrategia, establecida en la Declaración de Emergencia Climática aprobada el pasado año, en coherencia con los objetivos de la Unión Europea, “fijó, además, un objetivo más cercano de reducir o compensar el 26 por ciento de las emisiones de cara al 2030, que es uno de los compromisos centrales del acuerdo voluntario”.

 

“Con el objetivo de dar un impulso decisivo en esta estrategia, el Gobierno regional ha puesto en marcha esta iniciativa para que cada empresa libre y voluntariamente concrete su nivel de compromiso o esfuerzo”, añadió el consejero, quien destacó que “para lograr las metas fijadas, es esencial la colaboración de los empresarios, un compromiso en el marco de su responsabilidad social corporativa, cada vez más demandado por su propia sensibilidad y la de los clientes, en relación con el cuidado del medio ambiente, la sostenibilidad, la economía circular y la lucha contra el cambio climático”.

 

De esta forma, la Comunidad ha puesto a disposición de las empresas la figura del acuerdo voluntario de neutralidad climática empresarial para que las que se adhieran calculen su huella de carbono y puedan compensarla a través de la reforestación de montes en la Región de Murcia.

 

Las empresas podrán calcular su huella de carbono a través de las tablas oficiales que indican tanto los kilos de CO2 emitidos por el consumo de gasóleo, gasolina o gas natural, entre otros, así como el número de árboles por año que habría que plantar para compensar dicha huella.

 

La inversión mínima es de 50.000 euros, en el caso de un proyecto de reforestación; y 60.000 en el de restauración de zonas incendiadas. Además, se exige un plan de mantenimiento de la reforestación de al menos cinco años.

 

Cómo sumarse al proyecto

 

Las empresas interesadas deberán solicitar su adhesión a la iniciativa, calcular su huella y, para compensarla, presentar un proyecto, basado en la reforestación o restauración de zonas incendiadas, con una superficie mínima de seis hectáreas.

 

Deben realizarlo a través de la Oficina de Cambio Climático de la Dirección General del Medio Natural, a través del procedimiento telemático 3623. Una vez aprobada, la empresa podrá elegir, del catálogo de superficies de montes públicos especificados en la orden publicada hoy, el lugar y la superficie que desee.

 

Podrán adherirse a este acuerdo voluntario empresas que desarrollen su actividad o parte en la Región y que generen un mínimo de 50 toneladas de CO2 equivalente al año por consumo de combustibles fósiles. Estas deben adquirir, al menos, el compromiso de reducción o compensación de un 26 por ciento de sus emisiones antes de 2030.

 

También podrán adherirse el resto de empresas que no cumplan los anteriores requisitos (mínimo de 50 CO2) y que quieran alcanzar la neutralidad climática o emisiones cero de directa responsabilidad, con el horizonte 2030-2050. En este caso deben comprometerse a una reducción o compensación de un 39 por ciento antes de 2030.

 

Una vez ejecutado el proyecto de reforestación y mantenimiento, la empresa podrá solicitar la certificación de la Administración que recoja las toneladas compensadas. Para hacer visible este compromiso empresarial para avanzar en la descarbonización y luchar contra el cambio climático, se ha creado un logo con el que acreditar de manera visual la participación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba