Región

La Comunidad instalará 80 compostadores en centros escolares de Infantil y Primaria

La Comunidad instalará 80 compostadores en centros escolares de Infantil y Primaria

Esta acción es producto del éxito de un proyecto piloto en 10 colegios que fue bien acogido y obtuvo buenos resultados

La Comunidad Autónoma instalará 80 nuevos compostadores en otros tantos centros escolares de Educación Infantil y de Educación Primaria de la Región de Murcia. A la colocación de estos depósitos para el reciclaje de residuos orgánicos producidos a nivel doméstico en compost, se suma el asesoramiento a los participantes para su correcto uso y la obtención del producto de forma satisfactoria.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, Antonio Luengo, y la consejera de Educación, María Isabel Campuzano, presentaron en el CEIP La Arboleja el programa de compostadores en centros escolares para impulsar la recogida de biorresiduos en el marco de la economía circular.

“Debido al éxito del proyecto piloto consideramos que es necesario continuar con esta actividad, la cual nos permite difundir esta práctica con la idea de dar cumplimiento a los objetivos marcados en materia de reciclaje de biorresiduos”, argumentó Antonio Luengo.

Por su parte, la consejera de Educación, María Isabel Campuzano, destacó en su vista que “la instalación de estos compostadores profundiza del respeto por la naturaleza y el medio ambiente que queremos transmitir al alumnado de la Región de Murcia”. Asimismo, Campuzano señaló que “en Educación disponemos de programas como ‘EsenRED’ o ‘Huertos Escolares’ que pueden ser complementos ideales a esta instalación de compostadores”.

Esta es la razón por la que, la Dirección General de Medio Ambiente destinará cerca de 120.000 euros a un proyecto que está cofinanciado por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional 2014-2020.

El consejero también matizó que “la prevención, la concienciación y la sensibilización ciudadana hacia la consideración del biorresiduo como materia recuperable en el contexto de una economía circular es fundamental para dar cumplimiento a la normativa ambiental y al Plan de Residuos de la Región de Murcia. El fomento de la recogida separada de los biorresiduos domésticos, reduce el depósito en vertedero y, en último término, también las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que así contribuimos a la lucha contra el cambio climático”.

Proyecto piloto

Esta iniciativa tiene su origen en el curso 2020/21, que fue cuando se llevó a cabo un proyecto piloto sobre compostaje en 10 centros escolares regionales, instalando compostadores en los mismos e impartiendo unas sesiones formativas al objeto de informar, asesorar y marcar las pautas en el desarrollo de la experiencia.

Se realizó un seguimiento completo de la práctica atendiendo a las incidencias que surgían durante el desarrollo del proyecto y estableciendo un canal de comunicación eficaz. Finalmente, se realizó una analítica del compost producido en los centros escolares para evaluar su calidad (pH, conductividad, materia orgánica, metales pesados, patógenos…).

La experiencia contó con una importante implicación por parte de los centros y de todo el personal que participó en la misma, dando como resultado un compost que cumplió los parámetros mínimos de calidad de productos fertilizantes.

Y la razón por la que se puso en marcha este proyecto obedece a la Directiva Marco de Residuos, que obliga, antes de finales del año 2023, a la separación y reciclado en origen de los biorresiduos o bien a la recogida separada de los mismos para su reciclado. La recién aprobada Ley de Residuos estatal, adelantó la recogida separada de este tipo de residuos al pasado 30 de junio para las entidades locales con poblaciones superiores a 5.000 habitantes.

Estos biorresiduos son los residuos biodegradables de parques y jardines, los residuos alimenticios y de cocina procedentes de hogares, restaurantes, etc., así como los residuos comparables procedentes de las plantas de procesado de alimentos. “Su puesta en valor mediante la transformación en productos fertilizantes de calidad para su empleo como enmienda orgánica supone un importante beneficio ambiental, contribuyendo a una economía circular y sostenible”, concluyó Luengo.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba