Municipios y pedanías

La Comunidad invertirá 4 millones de euros para mejorar la depuradora de San Javier que contará con un nuevo tanque de tormentas

La Comunidad invertirá 4 millones de euros para mejorar la depuradora de San Javier que contará con un nuevo tanque de tormentas

De esta forma, San Javier cuadriplicará la capacidad de tratamiento de aguas residuales para proteger al Mar Menor ante episodios de fuertes lluvias

 

Antonio Luengo visita la construcción de la planta de tratamiento de lodos que permitirá dar una solución sostenible a la gestión de residuos

 

 

La Comunidad invertirá 4 millones de euros para mejorar los tratamientos de aguas residuales de la Estación Depuradora de San Javier y construir un nuevo tanque de tormentas que permitirá cuadriplicar la capacidad de almacenamiento de las aguas residuales en el municipio, pasando de los 10.000 metros cúbicos actuales a 44.000, con el consiguiente aumento del volumen de agua tratada.

 

En concreto, el nuevo tanque de laminación de caudales tiene un presupuesto de dos millones de euros, a los que se suman 1’9 millones de euros, para ampliar el tratamiento terciario y cuaternario, y mejorar el pretratamiento de las aguas residuales. El inicio de la contratación de las obras está previsto para el mes de mayo, con un plazo de ejecución de seis meses.

 

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, destacó que “esta medida contribuirá a proteger el Mar Menor ante los episodios de fuertes lluvias, pues permitirá acumular en la estación depuradora del municipio un volumen cuatro veces superior de las aguas que se recogen en los sistemas de saneamiento para, posteriormente, ser regeneradas y ponerlas a disposición de los regantes de la zona”.

 

Las obras de la nueva balsa de almacenamiento consisten en el recrecimiento de la balsa de almacenamiento actual hasta los 22.000 metros cúbicos, mediante un muro perimetral de contención de hormigón armado de 2 metros de altura, y la construcción de una nueva balsa de similar tipología junto a la existente, con otros 22.000 metros cúbicos de capacidad adicionales.

 

El proyecto incluye un nuevo bombeo para el llenado de las balsas formado por una doble arqueta de hormigón armado con tres bombas centrifugas sumergibles de 75 kW potencia nominal capaces de elevar un caudal de 1.933 m3 /h a 10,70 m de altura cada una y dotado de un tamiz aliviadero de limpieza automática de 6 mm de luz de paso, así como las instalaciones eléctricas y de control necesarias.

 

Junto a ello, las mejoras previstas en los tratamientos incluyen la ampliación de la capacidad de desinfección de la EDAR mediante la instalación de un nuevo sistema de dosificación ultravioleta de media presión en tubería, cumpliendo con los requerimientos de desinfección de la nueva normativa europea de reutilización. De igual modo, se pretende construir un sistema de dosificación de hipoclorito sódico para contar con un sistema de desinfección alternativo a la luz ultravioleta y se mejorará la fase de filtración de la instalación existente sustituyendo los actuales falsos fondos de los filtros de arena por sistemas prefabricados.

 

Planta experimental para el tratamiento de lodos

 

Durante la visita se ha comprobado el estado de la construcción de la nueva planta experimental para el tratamiento de lodos y su aprovechamiento para la producción de energía para autoconsumo, así como para mejorar la calidad del suelo de los cultivos. La planta, que estará terminada en el mes de junio, forma parte del proyecto europeo LIFE DRY4GAS y tiene un presupuesto global de 3.085.646 euros, de los cuales la Región dispone, a través de Esamur, de 170.308 euros. La planta experimental comenzó a construirse en noviembre de 2020, y paralelamente, los diferentes socios están en proceso de fabricación de todos los equipos, cuyo montaje en la planta está previsto que comience a finales de marzo y que concluyan en junio.

 

“El proyecto LIFE ‘DRY4GAS’ propone una solución tecnológica y medioambientalmente sostenible a los lodos extraídos en el proceso de depuración de las aguas residuales. La finalidad de este proyecto, novedoso porque utiliza tecnología pensada para grandes industrias, es darles una serie de tratamientos adicionales para extraer al máximo todos los recursos que el fango aún tiene”, explicó el consejero.

 

Luengo aseguró que “proponemos una solución tecnológica y sostenible al tratamiento y gestión de dichos lodos, fomentando la economía verde y circular con la reutilización de los residuos”. Entre las innumerables ventajas que supone para el medio ambiente está el de producir energía eléctrica y térmica para el autoabastecimiento de las propias estaciones depuradoras.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba