Región

La Comunidad invirtió en 2020 más de 9,5 millones de euros en la construcción y mejora de depuradoras de aguas residuales

La Comunidad invirtió en 2020 más de 9,5 millones de euros en la construcción y mejora de depuradoras de aguas residuales

 

El objetivo es ampliar la capacidad de las instalaciones, así como mejorar su eficiencia y sostenibilidad

Ha construido un tanque ambiental en Totana y ha iniciado otro en Torre Pacheco, con la finalidad de minimizar el riesgo de inundaciones

 

La Comunidad destinó en 2020 alrededor de 9,5 millones euros para la mejora y construcción de nuevas estaciones depuradoras de aguas residuales. El objetivo de la inversión es ampliar la capacidad de las instalaciones, además de fomentar la sostenibilidad y mejorar su eficiencia. 

 

El director gerente de la Entidad de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia (Esamur), Ignacio Díaz, destacó el compromiso del Gobierno regional en materia de depuración y reutilización, “que nos ha llevado a estar a la vanguardia internacional, como lo demuestra que somos la región europea que mayor porcentaje de agua reutiliza, pues depuramos el 99 por ciento de las aguas residuales que se generan en la Región y reutilizamos el 98 por ciento”.  

 

Entre las instalaciones destacan los tanques ambientales que contribuirán a minimizar las consecuencias producidas por los fuertes episodios de lluvias y, por consiguiente, los daños ocasionados por las inundaciones.  

 

Díaz señaló que la construcción de estas infraestructuras “nos ayudará a reducir el impacto medioambiental provocado por las aguas pluviales, ya que servirán como dispositivo de retención o regulación de los caudales que proceden de la red de saneamiento, para posteriormente ser tratadas en la depuradora”. 

 

El nuevo tanque de tormentas de Totana, que dará servicio a una población de más de 29.000 habitantes, retendrá, en caso necesario, un gran volumen de agua, hasta 15.700 m3 mezcla de aguas de lluvia y aguas negras para ser posteriormente tratadas en la depuradora. Se prevé que la obra está finalizada para marzo o abril de 2021. 

 

Por su parte, el tanque de Torre Pacheco, cuya obra se inició el pasado mes de diciembre, tiene una capacidad de 6.000 metros cúbicos y cuenta con una inversión de 3 millones de euros. Durante los episodios de lluvias torrenciales, esta infraestructura evitará, en gran medida, que el exceso de caudales procedentes de la red de alcantarillado del municipio, y que sobrepasa con creces el caudal de alivio de la depuradora, vaya a parar a la Rambla del Albujón y, por consiguiente, pueda llegar al Mar Menor. 

 

Por otro lado, en la localidad de Bullas se ha ejecutado una obra para impulsar la eficiencia de la planta, con la ampliación y mejora de las instalaciones, así como del sistema de reutilización y aprovechamiento de fangos. 

 

Otra de las intervenciones es la realizada en Archena para dotar al Valle de Ricote de un colector que lleve las aguas residuales y pluviales hasta la estación de tratamiento. Esta obra, que ha contado con un presupuesto de 675.349 euros, ha mejorado la red de saneamiento municipal, además de evitar malos olores.

 

Reducir la huella de carbono y mejorar la sostenibilidad es el objetivo de la instalación de placas solares en once de las estaciones depuradoras. Cuentan con una inversión de 2,5 millones, cofinanciados con Fondos Feder, y permitirán un ahorro del 22 por ciento de la energía consumida. Además, con ello se dejarán de emitir cerca de 1.000 toneladas de CO2 al medio ambiente.  

 

Las estaciones en las que se han instalado las plantas fotovoltaicas son Abanilla, Fortuna, Alguazas, Mula, Lorquí, Ceutí, Los Alcázares, Puerto Lumbreras, Calasparra y Bullas, además de La Unión, cuyos trabajos se espera que estén finalizados en las próximas semanas. 

 

Nuevas estaciones 

 

La Comunidad ha iniciado las obras de una nueva depuradora en la pedanía de La Majada, en Mazarrón, por un importe de 494.084 euros. La planta tendrá una capacidad para tratar 22 metros cúbicos al día y se prevé que esté finalizada en siete meses. 

 

Gracias a esta obra, la población de La Majada dispondrá de una instalación moderna y eficiente que garantice el tratamiento de sus aguas residuales permitiendo no solo el vertido a cauce público del agua tratada cumpliendo con la reglamentación vigente, sino su aprovechamiento para el riego. 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba