Región

La Comunidad libera cuatro búhos reales, decomisados por el Seprona, tras su tratamiento en el Centro de Recuperación de Fauna

La Comunidad libera cuatro búhos reales, decomisados por el Seprona, tras su tratamiento en el Centro de Recuperación de Fauna

 

Portan una anilla identificadora para un mejor conocimiento de sus movimientos y biología y contribuir a la mejora de su conservación

 

 

Cuatro búhos reales, decomisados por el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) el pasado verano a particulares, que los mantenían de forma ilícita en los términos municipales de Jumilla y Cartagena, fueron liberados por la Comunidad Autónoma en el pico del Relojero, dentro del Parque regional de El Valle y Carrascoy, tras su rehabilitación en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle.

 

El director general del Medio Natural, Fulgencio Perona, explicó que “una vez que el Seprona se incautó de los ejemplares, un equipo del Centro de Recuperación los trasladó a las instalaciones de El Valle para iniciar un adecuado tratamiento”.

 

Tras la primera revisión, se constató que todos los individuos se encontraban en shock. Después de un exhaustivo examen clínico y tratamiento veterinario, se trasladaron a una instalación de musculación en la que valorar la capacidad de vuelo y, por tanto, de adaptación al medio natural de cada uno de ellos. Cuatro de los cinco ejemplares decomisados, que sólo presentaban pequeñas roturas y deformaciones en los extremos de algunas de sus plumas de vuelo, se han devuelto ahora a la naturaleza pasado el tiempo adecuado de rehabilitación.

 

Como en otras ocasiones, portan una anilla metálica que facilitará su identificación en el caso de volver a ser localizados en cualquier otra circunstancia, permitiendo así un mayor conocimiento de sus movimientos y biología, y contribuyendo de esta manera a la mejora de la conservación de esta especie de gran valor en nuestra Región.

 

Esta especie es la rapaz nocturna de mayor tamaño de nuestra fauna silvestre, pudiendo alcanzar hasta 188 centímetros de envergadura. Presenta un plumaje con tonos marrones y una cabeza voluminosa, rematada con dos penachos, en la que se pueden distinguir dos grandes ojos anaranjados. Tanto machos como hembras emiten un característico sonido que puede escucharse a larga distancia y que se hace más evidente en las noches de la época de celo. Se encuentra bastante bien distribuida en la mayor parte de la península y de nuestra Región, y las tendencias poblacionales, aunque con algunas fluctuaciones, parecen positivas.

 

Entre sus principales amenazas se encuentran las electrocuciones, los atropellos o la pérdida de presas como el conejo, pero también el expolio de nidos para obtener pollos para su cría en cautividad. Así, tanto en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como en el regional, figura en la categoría ‘De interés especial’.

 

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle se financia con cargo al Programa Operativo Feder-Región de Murcia.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba