Región

La Comunidad refuerza la labor de los agentes medioambientales con un nuevo aparato para la Unidad de Drones

La Comunidad refuerza la labor de los agentes medioambientales con un nuevo aparato para la Unidad de Drones

 

El servicio de aeronaves no tripuladas, puesto en marcha en 2019, llevó a cabo el pasado año 2021 un total de 34 actuaciones

 

 

La Comunidad Autónoma ha adquirido un nuevo dron, con una inversión de 7.000 euros, para reforzar la dotación de las unidades especializadas de seguimiento de fauna y flora de los agentes medioambientales. Está prevista su extensión territorial a todas las demarcaciones de trabajo en el ámbito de la Región de Murcia, para lo que la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente planea la formación y titulación de agentes distribuidos por todas las demarcaciones territoriales de trabajo en las que se organizan.

 

Así lo anunció el director general del Medio Natural, Fulgencio Perona, durante el acto de entrega del aparato en la sede del Centro de Coordinación Forestal, emplazado en El Valle, quien explicó que el dron adquirido “tiene características especiales que permiten realizar levantamientos topográficos con un detalle de centímetros, de modo que los agentes medioambientales estarán capacitados para realizar inspecciones detalladas y automatizadas en entornos complejos como canteras y roturaciones”.

 

En 2019 la Consejería, a través de la Dirección General del Medio Natural, puso en marcha una Unidad de Drones en el Cuerpo de Agentes Medioambientales. “Tres años después podemos confirmar que esta tecnología se ha ido incorporando en trabajos vinculados al seguimiento de la fauna y flora, apoyo a la vigilancia de áreas de difícil acceso, detección de infracciones en materia medioambiental, o prevención de incendios forestales, entre otras, lo que ha supuesto un total de 34 actuaciones en el año 2021”.

 

Igualmente, se ha utilizado en tareas de apoyo durante los trabajos desarrollados en el control de cotos de caza, pero de especial relevancia ha resultado poder añadir a los agentes medioambientales la capacidad de seguimiento de áreas de nidificación para confirmar el éxito o fracaso de las puestas, reduciendo el número de accesos por personal especializado en trabajos en altura y reduciendo el riesgo de accidentes. “En resumen la observación del territorio y la fauna a través de aeronaves no tripuladas ha permitido a las distintas unidades que forman el cuerpo fortalecer la gestión del medio ambiente regional”, señaló el director.

 

La Brigada de Investigación de Delitos Ambientales también se ha visto reforzada en el desempeño de sus tareas con la adquisición de un ordenador portátil, con una inversión de 1.300 euros, que les permita la toma de datos en campo y agilizar sus actuaciones ante los órganos jurídicos de la Consejería y la propia Fiscalía de Medio Ambiente en el caso de delitos.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba