Región

La Comunidad refuerza los planes para la inclusión de personas con discapacidad a través de iniciativas de educación ambiental

La Comunidad refuerza los planes para la inclusión de personas con discapacidad a través de iniciativas de educación ambiental

Más de 2.200 usuarios y 64 centros educativos participaron en el proyecto Arboretum 2022 organizado por Fundown y la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias

La Comunidad Autónoma refuerza los planes para la inclusión de personas con discapacidad a través de iniciativas de educación medioambiental. Recientemente se ha renovado el convenio con la Fundación Síndrome de Down para el desarrollo de actividades en el espacio Arboretum de El Valle, donde Fundown desarrolla acciones sobre educación ambiental para la protección de la naturaleza y la lucha contra el cambio climático.

Para poder llevarlo a cabo, la Fundación ha recibido una subvención de 20.000 euros. “Por sexto año consecutivo, que son los que el programa lleva en activo, los usuarios de esta fundación se encargan además del mantenimiento de la gestión de las instalaciones del Jardín Botánico del Arboretum”, dijo el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias Antonio Luengo en su visita al mismo.

“A lo largo de 2022 se ha recuperado la afluencia y solicitudes de colegios con cifras muy similares a las conseguidas antes de la pandemia. Y para el 2023, la agenda está prácticamente completa hasta el mes de junio”, destacó Luengo mientras se desarrollaba una actividad dirigida a un programa de Formación Profesional de Comercio y Logística.

El número de centros escolares y entidades o asociaciones atendidas en el espacio Arboretum en 2022 fue de 64, lo cual ha supuesto un total de 2.208 usuarios entre los que hubo 213 profesionales. Fueron ejecutados un total de 104 talleres y eso ayudó a que se realizasen cuatro contratos para personas con discapacidad intelectual.

“Para conocer la raíz, es importante recordar que un arboretum es un espacio natural protegido en el que se desarrollan colecciones de árboles y plantas vasculares, con una cierta lógica paisajística y con fines pedagógicos. En su origen, los arboretums en el norte y centro de Europa jugaron un papel determinante en la aclimatación de plantas traídas de otros continentes. Hoy en día contribuyen a preservar especies leñosas en riesgo de extinción”, añadió el consejero.

Variado programa de actividades en 2023

Para 2023 ya hay programadas distintas actividades como la yincana botánica de especies autóctonas en el Jardín Botánico Arboretum de El Valle. Esta contará con dos niveles de dificultad en función de los conocimientos de los grupos y aunque está destinada al público en general, se recomienda especialmente a los centros educativos.

“En la yincana básica se encuentran las especies más conocidas de nuestro entorno, tales como la higuera, el olivo, el baladre, el palmito, el algarrobo, el pino carrasco, el ciprés, la morera, el romero y la lavanda. Y en el caso de la avanzada, otras un poco menos conocidas como el mirto, el cornical, el pino piñonero, el espino negro, el madroño, el tetraclinis articulata, el granado, el lentisco, el durillo y el almez”, matizó Luengo.

También hay previsto organizar talleres para acercar a los escolares los elementos orgánicos que los árboles ofrecen, a la vez que se incrementa el conocimiento de la diversidad vegetal y de los múltiples beneficios que los árboles aportan. ‘Encuentra los Tetraclinis’, ‘Adivina la palabra escondida’ y ‘¿Aceptas el desafío?’ son otras de las actividades que se podrán realizar en 2023.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba