Sociedad y Cultura

LA ESENCIA DE ALGO ÚNICO

LA ESENCIA DE ALGO ÚNICO

 

Tal vez no logré mostrar mi inefable belleza al mundo, o mis frutos no fueron poderosa fuente de riqueza, acaso mi diversidad…

Pude causar dolor, miedo, ¿Cómo saber?

Pude, en mi euforia, arrastrar a muchos al abismo de la muerte, lo confieso.

Tras millones de años de sempiterna fuente de vida, ¿Qué me lleva al ocaso?

Las tierras que me rodean se envenenaron, y ese veneno llegó a mis entrañas e invadió mi existencia, y mi vida se convirtió en un infierno.

La fuerza de miles de caballos se fue ahogando.

Mi esencia, que era vida, se fue apagando, y mi llanto fue mi único amparo, el mal, atrapado, fue imposible liberarlo.

Imploré, en mi tormento, una explicación al viento, mientras sutilmente me esculpía.

Supliqué noticias de allende, de otro puerto, pero solo llegó… silencio.

Pregunté al alba.

Ese mal penetró en mis entrañas y yo luché, con todas mis fuerzas; la resiliencia era mi bandera, si, intenté renovarme.

En mi soledad busqué sin descanso, auxilio en mis orillas, pero mis lágrimas no alcanzaron las manos que me destruían que, en su cobardía, surcaban otros mares.

Hoy el miedo me invade, la anoxia me extingue, y genero otro tipo de vida, que cambia y extingue mi esencia única y de un valor incalculable.

Bajo mi piel está mi muerte; éste veneno me corrompe, aún siendo un mar de lágrimas, no me puedo sanar; ésta congoja no tiene alivio, anhelo de vida.

Mi llanto es perpetuo.

Tras miles de años de bella soledad, hoy estoy devastado.

¡Venid a mi! ¡No me olvidéis! ¡Imploro auxilio!

¡Qué desamparo!…

Yo, que fui fuente de vida, ahora parto; ahora, debo levar anclas, soltar amarras.

Qué dolor tan inmenso.

Yo, que soy el mar, un pequeño mar… un Mar… Menor.

#SOSMarMenor

 

María García

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba