Región

La Estrategia para la Mejora de la Calidad del Aire 2020-2025 se centra en el control del ozono y las partículas PM2,5 y PM10

La Estrategia para la Mejora de la Calidad del Aire 2020-2025 se centra en el control del ozono y las partículas PM2,5 y PM10

 

La Comisión de Seguimiento del Plan de Calidad del Aire analiza el borrador de la nueva estrategia, que prevé también la mejora y modernización de la red de vigilancia de la calidad del aire de la Región

En la reunión se expusieron también las conclusiones de la Estrategia en el periodo 2016-2018, que ha garantizado el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire de todos los contaminantes salvo el ozono

 

 

La Estrategia para la Mejora de la Calidad del Aire 2020-2025 se centrará en el control del ozono y de las partículas PM2,5 (con un diámetro aerodinámico inferior a 2,5 micras) y PM10 (con un diámetro aerodinámico inferior a 10 micras), además de hacer hincapié también en la mejora y modernización de la red de vigilancia de calidad del aire. Así se contempla en el borrador de esta nueva estrategia, que ha sido presentada hoy durante la Comisión de Seguimiento del Plan de Calidad del Aire.

 

En la reunión, además, se analizaron las conclusiones de la Estrategia correspondiente al periodo 2016-2018, cuyo grado de ejecución ha alcanzado el 80 por ciento y que ha contribuido a garantizar el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire de todos los contaminantes salvo el ozono.

 

La directora general de Medio Ambiente y Mar Menor, Consuelo Rosauro, destacó los buenos resultados de una estrategia “que ha permitido alcanzar el cumplimiento de los valores límite de dióxido de nitrógeno que se superó en el año 2012. Debemos, sin embargo, intensificar los esfuerzos para garantizar el cumplimiento de otros contaminantes como el ozono, por lo que el análisis de las medidas desarrolladas durante estos dos últimos años es fundamental para diseñar la nueva Estrategia de Mejora de Calidad del Aire”.

 

En este sentido, una de las prioridades para el periodo 2020-2025 será la elaboración y puesta en marcha de un Plan de Mejora de los niveles específicos de ozono orientado, principalmente en sus tres primeros años,  a alcanzar el valor objetivo de este contaminante y a la mejora de la calidad del aire en general.

 

En cuanto a la mejora y modernización de la red de calidad del aire, cabe destacar las propuestas para la mejora del control de los valores de partículas PM2,5 y PM10, que va a centrar precisamente el esfuerzo de modernización, renovación y mejora de la red de calidad del aire, junto con el ozono.

 

Para este año 2019 se tiene previsto realizar una inversión de cerca de 200.000 euros que va a permitir mejorar la red con un analizador de ozono, otro de dióxido de nitrógeno, otro de monóxido de carbono, dos analizadores BTX (benceno, tolueno y xileno) y una torre meteorológica.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar