Sucesos

La Guardia Civil desarticula en Águilas un grupo delictivo dedicado al fraude para regularizar la situación de extranjeros

Prevención de Seguridad Ciudadana

La Guardia Civil desarticula en Águilas un grupo delictivo dedicado al fraude para regularizar la situación de extranjeros

Se ha detenido a una persona e investigado a otras dos como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a grupo criminal, falsedad documental, usurpación de estado civil, estafa y contra los derechos de ciudadanos extranjeros

Cambiaban la titularidad de contratos de energía, hacían contratos de alquiler falsos y realizaban empadronamientos ficticios para obtener a cambio de ayudas, reagrupamientos familiares o la expedición del NIE

Murcia, 18 de octubre de 2022. La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con el Ayuntamiento de Águilas y su Policía Local, ha llevado a cabo la operación ‘Manzil Kabir’, una investigación abierta para destapar una trama dedicada al fraude relacionado con la situación irregular de extranjeros, que ha culminado con la desarticulación de un grupo delictivo, a cuyos tres integrantes se les atribuye la presunta autoría de los delitos depertenencia a grupo criminal, falsedad documental, usurpación de estado civil, estafa y contra los derechos de ciudadanos extranjeros.

Hasta el momento se ha esclarecido una veintena de delitos, aunque la Guardia Civil continúa con la investigación abierta para determinar si existen más víctimas del grupo delictivo ahora desmantelado.

Las actuaciones se iniciaron el pasado mes de mayo, cuando una vecina del municipio aguileño denunció ante la Guardia Civil que había detectado que no podía acceder a la aplicación de su empresa suministradora de energía eléctrica y que al contactar con la empresa le informaron que el contrato asignado a su vivienda había sufrido recientemente un cambio de titularidad del mismo, con lo cual ya no era la titular del mismo. En la denuncia también informó que había comprobado, mediante un volante de empadronamiento, que en su domicilio se encontraban inscritas tres personas que no eran de su familia ni las conocía.

Con todos los datos aportados y tras verificar los hechos denunciados, los efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Benemérita iniciaron la correspondiente investigación para esclarecerlos e identificar a los empadronados y titulares del contrato, que resultaron ser los mismos.

Las primeras pesquisas practicadas permitieron constatar a los guardias civiles que no se encontraban ante un caso aislado, sino que todo apuntaba a una estructura delictiva dedicada al fraude, la falsificación y la estafa para regularizar la situación de ciudadanos extranjeros en el país.

Durante el desarrollo de la operación, la Guardia Civil obtuvo numerosos indicios que permitieron establecer la principal línea de investigación sobre un grupo delictivo, integrado por tres personas,  asentado en Águilas y con un modus operandi muy bien definido.

400 euros por los trámites

El grupo delictivo, con una estructura organizada y jerarquizada, iniciaba su actividad con la búsqueda y captación de futuros “clientes” entre ciudadanos extranjeros que acudían a la localidaden busca de trabajo y vivienda o habitación para residir. Una vez captados, aprovechándose de su desconocimiento del idioma y de los trámites a realizar, les cobraban 400 euros por realizar el alquiler y para expedir documentos que utilizaban para intentar empadronarles en el municipio, con el pretexto de que este hecho les favorecería a la hora de que un empresario les contratase.

Bajo la apariencia de una empresa dedicada al arrendamiento de viviendas, el grupo delictivo les entregaba un documento modelo, ya cumplimentado, en el que realizaban un supuesto contrato de alquiler, expedían un recibí de entrega de dinero en concepto de alquiler y con ello procedían al cambio de titularidad del contrato de la electricidad de una vivienda al azar, de la que obtenían los datos de titularidad por las cartas que cogían de las que sobresalían de los buzones, llegando incluso a forzar alguno de ellos para obtenerlas.

Con los tres documentos en su poder, el ciudadano extranjero, en compañía de un miembro de la organización, se personaba en la sección de Padrón del Ayuntamiento para completar el empadronamiento y con ello tener acceso a posibles ayudas, reagrupamiento familiar o expedición de N.I.E., entre otros.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha desarticulado el grupo delictivo con la localización y detención de su líder y la investigación de los otros dos miembros del grupo, a los que se les ha instruido diligencias como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, falsedad documental, usurpación de estado civil, estafa y contra los derechos de ciudadanos extranjeros.

Se da la circunstancia que la cabecilla del grupo criminal ahora desmantelado posee gran destreza en el idioma árabe, lo que le facilitaba la interactuación directa con personas extranjeras, la mayoría norteafricanas, que son las que buscaban para iniciar la actividad delictiva.

Durante el desarrollo de la operación, la Guardia Civil ha contado con la fluida colaboración del Ayuntamiento de Águilas y de su Policía Local, que ha permitido culminar con éxito la operación y paralizar el empadronamiento ilícito de cuatro personas.

La detenida, los investigados, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Lorca (Murcia).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba