Sucesos

La Guardia Civil desmantela en una nave de Murcia un tentadero ilegal de peleas de gallos

La Guardia Civil desmantela en una nave de Murcia un tentadero ilegal de peleas de gallos

Cuatro personas han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos

Se han localizado 31 gallos, ocho de ellos con lesiones graves, y se han incautado diversos medicamentos, complementos vitamínicos, material quirúrgico, utensilios para la preparación de los gallos para la pelea, así como 8.500 euros en apuestas

En el momento de la inspección se estaba celebrando una pelea de gallos con alrededor de 150 personas de público

Murcia, 25 de junio de 2021. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado en la pedanía murciana de Alquerías la operación ‘Caireles’, que se ha saldado con la desarticulación, en el interior de una nave, de un tentadero clandestino de pelea de gallos, donde han sido detenidas cuatro personas como presuntas autoras de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos (maltrato animal).

En el inmueble se han localizado 31 gallos, ocho de los cuales presentaban heridas graves ocasionadas, supuestamente, en el curso de las peleas, y se han incautado diversos medicamentos, complementos vitamínicos, material quirúrgico, utensilios para la preparación de los gallos para la pelea, así como 8.500 euros, supuestamente utilizadospara las apuestas.

Las actuaciones se iniciaron a principios de año, cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, dentro de los servicios que viene realizando para detectar posibles tentaderos ilegales en la Región de Murcia, constató la existencia de una nave, ubicada en una zona agrícola de Alquerías-Murcia, donde se podían estar llevando a cabo peleas ilegales de gallos, sobre la que se realizaron una serie de vigilancias discretas y esporádicas.

En una de estas vigilancias, se pudo observar  la presencia de numerosos vehículos en los alrededores, lo que hizo sospechar que en ese momento se podría estar desarrollando una de las citadas peleas ilegales de gallos.

Ante la previsión de que en el recinto existiera un elevado número de personas, la Guardia Civil estableció un amplio dispositivo formado por medio centenar de agentes, del que formó parte una dotación del Servicio Aéreo, en helicóptero.

Cerca de 150 personas reunidas

En el interior se halló un tentadero ilegal con estructura fija usada para peleas de gallos, con restos de sangre fresca, lo que indicaba que se había producido una pelea de gallos recientemente, así como una grada con cerca 150 personas, algunas de las cuales intentaron huir al percatarse de la presencia policial.

Las muestras de sangre recogidas en el habitáculo han sido remitidas a la Sección de Medicina Legal  de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia para que se realice un cotejo con el ADN de las aves heridas

Anexo a las gradas fue localizada una sala de preparación anterior a la pelea, que albergaba diversa medicación, ungüentos, complejos vitamínicos y potenciadores energéticos utilizados para gallos, así como otra estancia a modo de bar, con una barra, cocina y mesas para el esparcimiento y recreo.

Así mismo, durante la inspección, los guardias civiles hallaron 31 gallos, todos ellos carentes de cresta y barbillas, ocho de ellos conlesiones grave por heridas que, al parecer, se habrían producido durante las peleas llevadas a cabo antes de la inspección, tales como heridas punzantes en la cabeza, cuello y párpados, crestas arrancadas y restos de sangre coagulada fresca, con inflamación de los globos oculares.

Los agentes solicitaron la presencia de veterinarios oficiales del Servicio de Zoonosis del Ayuntamiento de Murcia, que se personaron de inmediato en el lugar, realizaron una primera atención sanitaria y los trasladaron para ulteriores curas.

Más de 8.000 euros en apuestas

También resultaron incautados diversos medicamentos, complementos vitamínicos, material quirúrgico, utensilios para la preparación de los gallos para la pelea, así como 8.500 euros, supuestamente utilizado para las apuestas, además de varios trofeos que serían entregados a los ganadores de las peleas que se llevaban a cabo.

Según se desprende de la investigación, la nave era utilizada para reuniones de una asociación gallística sin contar con ningún tipo de autorización para la celebración de este tipo de eventos o espectáculospúblicos.

La operación ‘Caireles’, desarrollada por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Benemérita, ha culminado con la detención de cuatro personas, responsables de la celebración del evento, a las que se le han instruido diligencias como presuntas autoras de los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por maltrato animal.

Los detenidos, los efectos y el dinero incautado así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción de Guardia de Murcia.

Delito de maltrato animal

El delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, conocido como maltrato animal, se encuentra recogido en el Código Penal, que lo define como el hecho de maltratar injustificadamente a los animales, mediante cualquier medio o procedimiento, causándoles lesiones que menoscaben gravemente su salud y está castigado con penas de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba