Actualidad

La Guardia Civil desmantela un activo punto de distribución de cocaína establecido en dos fincas en Los Roses del Palmero- Cartagena

En Los Roses del Palmero- Cartagena

La Guardia Civil desmantela un activo punto de distribución de cocaína establecido en dos fincas

Dos personas han sido detenidas como presuntas autoras de delito contra la salud pública por tráfico de droga
Se ha incautado cerca de 538 dosis de cocaína, un kilo de hachís, dos kilos y medio de sustancia de corte y éter dietílico, dinero, asço como útiles para la dosificación y distribución de la droga
Uno de los detenidos, con un abultado historial delictivo, ha ingresado en prisión

Murcia, 04 de diciembre de 2020. La Guardia Civil de la Región de Murcia, gracias a la colaboración ciudadana, ha desarrollado en Cartagena la operación ‘Tangano’, una investigación dirigida a desmantelar un activo punto de venta de droga que se ha saldado con la detención de dos personas como presuntas autoras de delito contra la salud pública por tráfico de droga.

En los registros practicados en dos inmuebles sitos en Los Roses-El Palmero de Cartagena se ha incautado 538 dosis de cocaína, un kilo de hachís, dos kilos y medio de sustancia de corte y éter dietílico, dinero, así como útiles para la dosificación y distribución de la droga.

Colaboración ciudadana

La investigación se inició el pasado mes de julio cuando la Guardia Civil recibió un comunicado anónimo sobre la posible existencia de un punto de venta de cocaína en un inmueble de Cartagena.

La Benemérita organizó una serie de dispositivos de vigilancia que permitieron constatar que se trataba de una finca a la que acudían numerosos vehículos, sita en Los Roses-El Palmero, del municipio cartagenero. Los agentes comprobaron cómo los visitantes mantenían una corta entrevista con dos personas y escasos minutos después, salían del lugar.

Fruto de estas vigilancias los agentes identificaron al propietario de la finca, un individuo con un abultado historial delictivo por tráfico de droga, y averiguaron que, además, contaba con otra propiedad familiar, ubicada en los aledaños de la primera sobre la que también se realizaron vigilancias.

De esta forma se pudo constatar que ambos enclaves eran, presuntamente, puntos de distribución de droga al menudeo con una gran afluencia de ‘clientes’.

Después de varios meses de investigación y de obtener los indicios necesarios para llevar a cabo la inspección de las naves, la Guardia Civil ha materializado el examen de ambos inmuebles.

En una de las fincas, la Benemérita se ha incautado de cerca de 538 dosis de cocaína y un kilo de hachís, además de dosis individuales dispuestas para su venta y dinero en efectivo. En la otra, los agentes han hallado varias dosis de cocaína, dos kilos y medio de sustancia de corte y una botella de éter dietílico supuestamente empleado para ‘cocinar’ o cortar la cocaína.

Amplia experiencia en la ocultación desustancias estupefacientes

El registro de las fincas resultó complejo debido a su gran extensión de terreno, así como a que se hallaron numerosos trozos de carne animal enterrados o semienterrados y diseminados por el recinto que, al parecer, habrían sido puestos intencionadamente con la supuesta intención de distraer el olfalto de los canes del servicio cinológico de la Guardia Civil, especialistas en detección de drogas.

Los Benemérita ha culminado la operación ‘Tangano’ con la detención de dos personas –un español de 62 años y un marroquí de 24 años– que, junto con las diligencias instruidas, las sustancias, el dinero y los efectos intervenidos, han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 4 de Cartagena.

Con esta operación se da por desmantelado un activo punto de distribución de droga, principalmente cocaína, en la ciudad portuaria, que abastecía a un gran número de consumidores

En las dos fincas inspeccionadas, ubicadas Los Roses-El Palmero de Cartagena, se ha incautado 538 dosis de cocaína, un kilo de hachís, dos kilos y medio de sustancia de corte y éter dietílico, dinero y útiles para la dosificación y distribución de la droga.

El principal cabecilla –varón, español, de 62 añosy con un abultado historial delictivo por tráfico de droga– ha ingresado en prisión provisional.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba