Región

La Guardia Civil desmantela un grupo criminal que robó casi dos toneladas de cobre a una misma empresa

La Guardia Civil desmantela un grupo criminal que robó casi dos toneladas de cobre a una misma empresa

Los autores presentaban facturas falsas a nombre de una empresa ficticia para justificar que los metales que habían robado, provenían de una supuesta donación
Dos de los detenidos estaban en búsqueda y detención por orden de un Juzgado de Murcia y otro de Valencia, respectivamente.

Alicante, 29/01/2021.- La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Ibi a trece personas e investigado a cuatro, por su presunta autoría y participación en diez delitos de robo con fuerza en las cosas, tres delitos de hurto, un delito de robo con violencia e intimidación, un delito de falsedad documental y otro delito de pertenencia a grupo criminal.

Su ámbito de actuación era distintas localidades de la provincia de Alicante y de la Región de Murcia.

A dos de ellos, además, les constaba una requisitoria judicial en vigor de búsqueda, detención y personación, a uno de ellos de losJuzgados de Murcia y a otro de Valencia.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de la denuncia interpuesta, en la Guardia Civil de Ibi, por un trabajador de una empresa de Pinosoque había visto por casualidad, como tres personas estaban intentando acceder al interior de la empresa donde trabajaba. Rápidamente se dirigió hacia al lugar, pero los supuestos ladrones,alertados por la llegada del vehículo, huyeron.

A partir de ese momento, agentes del Equipo Contra el Robo en el Campo (ROCA) de la Guardia Civil de Ibi, con la colaboración del Área de Investigación de San Juan de la Guardia Civil de esa localidad, en una operación conjunta, coordinaron las investigaciones para esclarecer los hechos.

Varios días después de producirse el intento de robo, las mismas personas, habían sido sorprendidas por agentes de Policía Local de Finestrat, robando varias vallas propiedad del Ayuntamiento de ese municipio.

Durante el transcurso de la operación, los agentes descubrieron que los autores utilizaban siempre el mismo modus operandi. Primero,robaban todo tipo de metales y después los vendían en chatarrerías de la zona utilizando documentación falsificada. Para ello,presentaban facturas falsas a nombre de una empresa ficticia y así justificaban que los metales, que habían robado previamente, provenían de una donación de esa supuesta empresa.

En ocasiones, el nombre que figuraba en esos documentos era el de sus propias mujeres y madres, aprovechando que no tenían antecedentes, para no levantar sospechas y dificultar así la labor de investigación de los agentes.  

Entre otras acciones llevadas a cabo por este grupo, los agentesconstataron que los autores habían robado, hasta en cinco ocasiones, el cobre de varios centros de transformación de luz propiedad de una importante empresa distribuidora de energía, llevándose más de1.800 kilogramos de ese material. Además, estas mismas personas estaban implicadas en dos robos de gran cantidad de piezas de ganado de ovino y caprino en explotaciones agrícolas situadas enCastalla y Novelda.

En la Región de Murcia, los mismos autores fueron sorprendidos por el propietario de una empresa mientras intentaban llevarse varias placas solares de su finca. Para intentar evitar el robo se enfrento a ellos y en el forcejeo los autores le quitaron el teléfono móvil.

El resultado económico de los robos ocasionados por este grupo delictivo supera los 60.000 euros.

Los autores actuaban tanto en Alicante como en varias de sus localidades: Agost, Castalla, Ibi, Mutxamel, Novelda, Pinoso, San Vicente del Raspeig, El Vergel y Villajoyosa. Así como los municipios de Archena y Ceutí, pertenecientes a la Región de Murcia, que también se vieron afectados por estos hechos.

Una vez que los agentes identificaron plenamente a las 17 personasque formaban parte del grupo criminal, procedieron a la investigación de cuatro de ellos y a la detención de trece. Se tratabade catorce varones de entre 20 y 49 años y tres mujeres (22, 37, 39)con un amplio historial delictivo.

Incluso, sobre dos de ellos recaía una requisitoria judicial de un Juzgado de Murcia y otro de Valencia, para su búsqueda, detención y personación.

Se les imputan diez delitos de robo con fuerza en las cosas, tres delitos de hurto, un delito de robo con violencia e intimidación, undelito de falsedad documental y un delito de pertenencia a grupo criminal.

Dos de los autores han ingresado en prisión por orden de la Autoridad Judicial, el resto han quedado en libertad con cargos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba