Sucesos

La Guardia Civil desmantela una importante organización criminal dedicada a la adulteración y tráfico de cocaína

La Guardia Civil desmantela una importante organización criminal dedicada a la adulteración y tráfico de cocaína

10 personas han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de droga y de pertenencia a organización criminal, cuatro de las cuales han ingresado en prisión

En los cinco registros domiciliarios han sido incautados 252 gramos de cocaína de gran pureza, más de cuatro kilos de sustancias adulterantes, 12.500 euros, una pistola simulada y varios vehículos

Adulteraban la cocaína en un rudimentario laboratorio casero y la distribuían, principalmente, entre otros narcotraficantes menores

Murcia, 26 de mayo de 2021. La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Cambao’, ha desarrollado en Jumilla una investigación dirigida a la lucha contra el tráfico de droga, que ha culminado con la desarticulación de una importante organización criminal presuntamente dedicada a la adquisición de productos químicos y cocaína de gran pureza que, después de ser adulterada, era distribuida principalmente entre narcotraficantes menores.

La operación se ha saldado con la detención de diez personas –de nacionalidades ecuatoriana y colombiana; y con edades comprendidas entre los 23 y los 60 años– a las que se les atribuyen la presunta autoría de los delitos de tráfico de droga y de pertenencia a organización criminal, cuatro de las cuales han ingresado en prisión.

En los cinco registros domiciliarios practicados en el municipio de Jumilla han sido incautados 252 gramos de cocaína, más de cuatro kilos de sustancias adulterantes, 12.500 euros, una pistola simulada y varios vehículos. También se ha desmantelado un laboratorio casero donde adulteraban la cocaína para aumentar sus dosis.

La investigación se inició en noviembre de 2020, cuando investigadores de la Benemérita tuvieron conocimiento de la llegada de un paquete con sustancias químicas a un vecino de Jumilla, de nacionalidad colombiana, que no desarrollaba ninguna actividad profesional que justificara el uso de esos productos.

Los guardias civiles averiguaron que se trataba de sustancias precursoras, empleadas en el ámbito delincuencial para adulterar droga, principalmente cocaína, con el supuesto propósito de aumentar el número de dosis.

Grupo criminal hermético formado por ciudadanos iberoamericanos

Desde ese momento, se iniciaron una serie de indagaciones que permitieron conocer que, liderado por este primer sospechoso, existía un grupo de compatriotas –miembros de la misma familia–, así como otros ciudadanos ecuatorianos –con los que existía un vínculo de amistad– que formaban un grupo criminal presuntamente dedicado a la manipulación y venta de cocaína de gran pureza.

Mientras avanzaba  la investigación, los agentes constataron que se trataba de un grupo hermético, que mantenía severas medidas de seguridad para evitar levantar sospechas. Para ello contaban con domicilios familiares donde, supuestamente,  mantenían oculta la droga y las sustancias precursoras, la ‘cortaban’ y la distribuían entre sus clientes.

Para llevar a cabo su actividad delictiva habían ideado un discreto método de recepción de productos adulterantes y cocaína que, más tarde, manipulaban en un rudimentario laboratorio casero de reconocido prestigio entre otros narcotraficantes de la zona.

Amparados por el núcleo familiar y por otras personas de confianza, organizaban sus tareas delictivas distribuyendo los distintos roles, más o menos importantes, entre cada uno de sus miembros.

Según se desprende de la investigación, el principal mercado al que abastecían era otros narcotraficantes de menor rango, aunque, ocasionalmente, también vendían pequeñas cantidades a consumidores locales.

Después de seis meses de investigación, fruto de la cual se obtuvieron los indicios necesarios, la Guardia Civil solicitó los correspondientes mandamientos de entrada y registro en los domicilios objetos de la investigación.

El pasado día 6, en un amplio dispositivo policial formado por guardias civiles del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), unidades de Seguridad Ciudadana, de Investigación y del Servicio Cinológico, con canes especialistas en detección de drogas, se desarrolló el registro simultáneo de cinco viviendas.

Este dispositivo se saldó con la detención de 10 personas y con la incautación de 252 gramos de cocaína, más de cuatro kilos de sustancias adulterantes, 12.500 euros, una pistola simulada y varios vehículos.

En uno de los domicilios se halló y desmanteló un rudimentario laboratorio casero donde, supuestamente, adulteraban la cocaína para aumentar el número de dosis antes de venderla.

La operación ‘Cambao’ ha culminado con la desarticulación de una importante organización criminal, asentada en el municipio de Jumilla, presuntamente dedicada a la manipulación y venta de cocaína de gran pureza.

Los detenidos, la droga y los efectos intervenidos, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Jumilla cuyo titular ha ordenado el ingreso en prisión de cuatro de los detenidos.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba