DestacadasSucesos

La Guardia Civil detiene a un conductor por circular en sentido contrario y duplicando la tasa máxima de alcoholemia en la carretera de La Manga del Mar Menor RM-12 (AP-7 -La Manga)

 

 

 

 

En la carretera de La Manga del Mar Menor RM-12 (AP-7 -La Manga)

La Guardia Civil detiene a unconductor por circular en sentido contrario y duplicando la tasa máxima de alcoholemia

Embistió con su vehículo a los agentes que intentaban interceptarlo

Condujo durante más de 40 km en sentido contrario

Una veintena de vehículos maniobraron bruscamente para evitar una colisión frontal

Murcia, 26 de octubre de 2022. La Guardia Civil de la Región de Murcia interceptó y detuvo durante la noche del pasado sábado al conductor de un turismo, por circular por la carretera desdoblada RM-12 en sentido contrario al establecido, poniendo en grave riesgo la vida e integridad física de los usuarios de la carretera.

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del pasado sábado, 22 de octubre, cuando varias personas alertaron de la circulación en sentido contrario al establecido de un vehículo por la RM-12, carretera de La Manga del Mar Menor, a la altura de la incorporación procedente de Cabo de Palos, término municipal de Cartagena. Al parecer el vehículo circulaba sentido Cartagena por la calzada reservada al sentido La Manga.

Tras los primeros avisos, la central COTA del Sector de Tráfico de Murcia movilizó a las patrullas en servicio para que verificaran la incidencia y, poco después, una patrulla de Motoristas de la Guardia Civil localizó a la altura del km 3 de la vía al vehículo infractor, comprobando además que iba ocupado por una sola persona.

La patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita inició entonces un seguimiento del vehículo en paralelo para que se detuviera: el vehículo infractor lo hacía sentido contrario y el vehículo policial por los carriles habilitados. Haciendo además uso de las señales especiales acústicas y luminosas de las que porta el vehículo oficial de cuatro ruedas, pero el conductor hacíacaso omiso a las mismas. En esta actuación llegaron a alcanzar velocidades muy elevadas, por encima de 190 km/h.

Dentro del dispositivo establecido neutralizar esta conducción temeraria, una segunda patrulla de la Guardia Civil se adelantó a las incorporaciones y salidas de la vía por la que circulaba el vehículo infractor, con el fin de alertar al resto de conductores que circulaban correctamente para que no colisionaran con éste, provocando que varios de los vehículos que circulaban correctamente, alrededor de una veintena, tuvieran que maniobrar bruscamente para evitar colisionar frontalmente contra el primero, que circulaba con temerario desprecio a su vida y a la del resto de usuarios que circulaban correctamente por la vía.

Los guardias civiles realizaron numerosas señales de alto para que se parara, a lo que esta persona seguía haciendo caso omiso a las órdenes de detención y se incorporó,también en sentido contrario, desde la RM-12, carretera de La Manga, a la autopista del Mediterráneo AP-7, tramo de Cartagena a Vera (Almería), circulando dirección Vera por los carriles sentido Alicante, con una conducción zigzagueante sobre los dos carriles de que consta la calzada.

Durante el seguimiento, el conductor trató de embestir con su vehículo en reiteradas veces al vehículo oficial de los efectivos situados a la altura de la salida de La Palma de la autopista AP-7 y acceso a la autovía de Murcia A-30, que se encontraban en esos puntos para intentar detenerlo, evitando ser alcanzado gracias a la habilidad del guardia civil que conducía, que tuvo que realizar unas maniobras bruscas de cambio de dirección.

Después de dar varias vueltas en una glorieta se incorporó nuevamente en sentido contrario por la autopista AP-7, esta vez sentido Alicante. Ante el peligro potencial creado y la dificultad de interceptar al conductor, los guardias civiles bloquearon al turismo cortando la glorieta de acceso a la autopista con los vehículos oficiales, colocándolos en los extremos de la misma para que no pudiera salirse de la misma.

Al detectar que no podía salir del cerramiento, el conductor realizó una arriesgada maniobra y colisionó contra la barrera metálica de seguridad, instante que aprovecharon los guardias civiles para detenerle.

A continuación, los efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita restablecieron la circulación, que se vio alterada por esta conducción anómala, y detuvieron el vehículo y al conductor infractorun varón, de 50 años–, al que se le sometió a las preceptivas pruebas de detección alcohólicas, en las que arrojó un resultado positivo de 0,47 y 0,45 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, duplicando con ello la tasa máxima permitida que es de 0,25 mg/litro.

El conductor resultó detenido como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor con temeridad manifiesta y poner en concreto peligro la vida o la integridad de las personas (manifiesto desprecio por la vida de los demás), conducción en sentido contrario por vía desdoblada.

El turismo implicado fue retirado por una grúa de auxilio en carretera y quedó depositado a disposición de la autoridad judicial como instrumento del delito.

El detenido, junto con el vehículo utilizado, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena, para la celebración del correspondiente juicio por el procedimiento de enjuiciamiento rápido de determinados delitos.

Además, por circular con un vehículo a motor o ciclomotor superando las tasas establecidas de bebidas alcohólicas, fue denunciado administrativamente ante la Jefatura Provincial de Tráfico en Murcia.

El delito de conducción temeraria se encuentra recogido en el artículo 381 del Código Penal y puede ser castigado con penas de prisión de dos a cinco años, multa de doce a veinticuatro meses y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período  de seis a diez años.

La Guardia Civil apela a la colaboración ciudadana como ha ocurrido en este caso, ante la elevada peligrosidad que supone la circulación por vías desdobladas en sentido contrario, para que tan pronto como detecten una de estas situaciones avisen urgentemente a los teléfonos 112 (emergencias) o 062 (Guardia Civil), aconsejando, además, que siempre que sea posible y salvo para realizar adelantamientos, utilicen el carril derecho de la calzada de las autopistas y autovías, ya que, quienes conducen en sentido contrario por este tipo de vías, suelen utilizar el carril izquierdo al creer que circulan por una carretera convencional dotada de un carril para cada sentido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba