Sucesos

La Guardia Civil detiene a un joven ciberestafador acusado de más de 70 delitos

La Guardia Civil detiene a un joven ciberestafador acusado de más de 70 delitos

Se le atribuye la presunta autoría de los delitos de estafa, usurpación de identidad y falsedad documental

Obtenía datos de las víctimas para publicar anuncios y estafar a otras personas

Murcia, 16 de septiembre de 2022. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación ‘Cicloestafa’, una investigación iniciada para esclarecer una serie de estafas a un gran número de víctimas, que se ha saldado con la identificación, localización y detención de un joven en Chiclana de la Frontera (Cádiz), como presunto autor de más de medio centenar de delitos de estafa, usurpación de estado civil y falsedad documental.

En la operación, que aún continúa abierta, los investigadores de la Benemérita han detectado más de 70 víctimas de estos delitos repartidos por gran parte del país.

Las actuaciones se iniciaron hace unos meses, cuando la Guardia Civil detectó en Totana a una víctima de una supuesta estafa a través de internet. El denunciante informó a los investigadores que había comprado unos objetos a través de un conocido portal web de compra venta, que había pagado por su adquisición, pero que no había recibido el producto comprado.

Tras verificar los hechos delictivos denunciados, los primeros pasos de la investigación permitieron constatar a los guardias civiles que no se trataba de una simple estafa a través de internet, sino que tras los hechos se hallaba una compleja actividad delincuencial.

Las pesquisas practicadas permitieron a los investigadores establecer la principal línea de investigación sobre un joven, residente en Cádiz, que presuntamente se encontraba tras el hecho delictivo investigado y que al parecer llevaba a cabo un notable volumen de delitos de este tipo de forma sistemática.

Compleja investigación tecnológica

Los especialistas en Policía Judicial de la Guardia Civil han llevado a cabo una compleja y dilatada investigación tecnológica para esclarecer estos delitos. Para ello, por ejemplo, se ha llegado a contabilizar el uso, por parte del ahora detenido, de más de 50 teléfonos móviles diferentes, utilizaba los perfiles de terceras personas para realizar las ofertas de productos y para abrir las cuentas bancarias como titulares, donde recibía los pagos de las estafas cometidas, todo ello para dificultar su vinculación a la actividad delictiva ahora esclarecida.

El sospechoso, de tan solo 21 años, presuntamente utilizó un sofisticado método para suplantar la identidad de una treintena depersonas diferentes y así conseguir crear y disponer de 50 cuentas bancarias a nombre de sus víctimas. Esas mismas cuentas bancarias eran utilizadas para recibir el dinero procedente de las estafas, que se estima que ronda los 50.000 euros y que arroja un total de más de 70 víctimas repartidas por toda la geografía española.

Su modus operandi iniciaba con la búsqueda de sus víctimas en populares páginas web de compra venta de todo tipo de objetos. En las páginas seleccionaba a varios perfiles de anunciantes a los que, haciéndose pasar por el servicio técnico de la página, les arrebataba sus claves de acceso y sus datos personales.

Con las claves de acceso a las páginas, el ahora detenido, presuntamente, publicaba falsos anuncios de un variado abanico de productos, que iban desde videoconsolas, robots de cocina e incluso bicicletas eléctricas de alto valor, utilizando para ello la identidad sustraída tras la usurpación.

Además de todos los datos personales también se apoderaba de las fotos del DNI de las víctimas, que utilizaba para aumentar su credibilidad de cara a las víctimas de las estafas y para abrir cuentas bancarias a nombre de terceros y así recibir las transferencias de estafas sin tener ningún vínculo.

Fruto de la investigación, los guardias civiles lograron ubicar al sospechoso en una vivienda del municipio gaditano de Chiclana de la Frontera y, tras obtener todos los indicios necesarios, previa autorización judicial efectuaron la entrada y el registro de sudomicilio, donde se incautaron de efectos relacionados con la actividad delictiva ahora esclarecida como objetos tecnológicos –teléfonos móviles, tarjetas SIM y ordenadores– y objetos contundentes y armas –como una defensa extensible, un machete y una pistola eléctrica tipo táser–, entre otros.

El registro culmino con la detención del escurridizo delincuente como presunto autor de los delitos de estafa, usurpación de identidad y falsedad documental.

Colaboración con la Guardia Civil de Chiclana de la Frontera

Durante el desarrollo de la operación, los guardias civiles de la Zona de Murcia han contado con la colaboración de los efectivos de la Comandancia de Cádiz para llevar a cabo las actuaciones en Chiclana de la Frontera.

El detenido, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes. La dirección judicial de la operación la ha desarrollado el Juzgado de Instrucción número 3 de Totana (Murcia).

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba