Actualidad

La Junta de Gobierno aprueba la construcción de la nueva EBAR junto al Cartagonova que evitará colapsos y vertidos al mar en episodios de lluvias

La Junta de Gobierno local, reunida esta mañana, bajo la presidencia de la alcaldesa, Noelia Arroyo, ha aprobado el proyecto de construcción de una nueva estación de bombeo de aguas residuales (EBAR) en terrenos próximos al Estadio Cartagonova, con un plazo de ejecución de 15 meses, tras su adjudicación, y un presupuesto de licitación de 4.376,086 euros.

Según ha explicado la alcaldesa se trata de «una infraestructura muy necesaria, ya que vendrá a sustituir a la existente en los aledaños de la plaza de España, a espaldas de la Comisaría de Policía, popularmente conocida como la casa bomba y de la que se beneficiarán unos 123.000 habitantes».

Según ha precisado Arroyo, “la actual estación de bombeo de plaza de España se ha quedado obsoleta después de 60 años, y su ubicación en pleno centro histórico y en una de las zonas con mayor densidad de población hacía imposible su ampliación. Además, se dará respuesta a los problemas de malos olores, ruidos y falta de capacidad que padece  durante los episodios de lluvia que obliga a evacuar al mar aguas sin el tratamiento adecuado a través del aliviadero de la Algameca”.

Para dar solución a este problema el Ayuntamiento de Cartagena ha contado con HIDROGEA, empresa gestora de los servicios de abastecimiento y saneamiento de la ciudad, que ha proyectado la nueva estación de bombeo, de contará con un sistema de pretratamiento, colector de entrada a la misma y aliviadero hacia la Algameca.

La nueva estación tendrá capacidad suficiente para el pretratamiento de caudales de las avenidas de lluvia mediante rejas de desbaste y su conexión con el actual sistema a través de colectores de impulsión que elevarán las aguas ya pretratadas hacia la EBAR de Barrio Peral, así como un colector aliviadero que redirigirá los caudales excedentes hacia el emisario de la Algameca.

El proyecto definitivo cuenta con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Segura, ya que para la interconexión de la EBAR con los colectores prexistentes se utilizará el subsuelo del cauce de la Rambla de Benipila.

Arroyo ha concluido señalado que esta nueva infraestructura no solo mejorará el actual sistema de alcantarillado, ampliando su funcionamiento, sino que redundará en el medio ambiente, mejorando la calidad de las aguas que necesariamente hayan de verterse al mar por el aliviadero.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba