Sucesos

La Policía Nacional desmantela cuatro domicilios en el barrio de San José Obrero de Alcantarilla desde los que se traficaba con marihuana y cocaína

En Alcantarilla (Murcia)

La Policía Nacional desmantela cuatro domicilios en el barrio de San José Obrero desde los que se traficaba con marihuana y cocaína

La Policía Nacional tuvo que acceder a las viviendas con una máquina hidráulica y otra de corte, pues algunas de las viviendas contaban con unas importantes medidas de seguridad

Las ventanas tapiadas, el ruido del aire acondicionado y los constantes cortes de luz en la zona, alertaron a los agentes de que en el interior de algunas de esas viviendas no solo se vendía droga, sino que también se cultivaba

Los agentes intervinieron durante el operativo un revólver y 14 cartuchos, una escopeta de caza, 19 gramos de cocaína perfectamente preparados para su venta, 100 kilos de marihuana y material utilizado para el cultivo de la droga

Murcia 29 de junio de 2021. Agentes de la Policía Nacional handetenido en Alcantarilla (Murcia) a cuatro personas vinculadas con el tráfico y cultivo de sustancias estupefacientes en diferentes domicilios que habían habilitado única y exclusivamente para el tráfico de drogas. El principal objetivo de la Policía Nacional era la vivienda utilizada como punto negro de venta de drogas, pero durante el operativo se desmantelaron también tres viviendas más que albergaban cultivos interiores de marihuana.

Se ha tratado de un operativo más de la Brigada de Policía Judicial de Alcantarilla para acabar con el tráfico de drogas a pequeña y mediana escala en  la localidad y en el que ha colaborado la Policía Local de Alcantarilla.

Los agentes siguieron la pista de los detenidos hasta varios domicilios desde los que se llevaba a cabo la actividad criminal.  Ventanas tapiadas, el ruido de los aires acondicionados trabajando continuamente y los constantes cortes de luz debido a los enganchesilegales a la red eléctrica pública fueron pista inequívocas para los investigadores.

Derribaron una puerta y uno de los detenidos les esperaba pistola en mano

Las amplias medidas de seguridad con las que estaban dotadas las viviendas obligaron a los agentes a tener que hacer uso de herramientas hidráulicas, radiales y arietes para poder acceder a su interior.  Tras derribar una de las puertas el principal investigado en la operación esperaba a los agentes en su cama y empuñando un revólver, pero la rápida intervención de los agentes evitó que pudiera hacer uso de él.

Los agentes se incautaron durante los cuatro registros domiciliarios del revólver, una escopeta de caza, 19 gramos de cocaína perfectamente preparados para su venta y distribución, casi 100 kilos de marihuana, 21 aparatos de aire acondicionado, 115 lámparas y 155 transformadores, ventiladores, básculas de precisión y 8 cámaras de vigilancia y 2 sistemas de grabación.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 20 y 45 años de edad fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia como presuntos autores de un delito contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico, tráfico de armas y tentativa de homicidio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba