Actualidad

La Policía Nacional detiene en la Región a cinco personas por favorecimiento a la inmigración irregular y delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros

Una operación policial en el marco de la lucha contra la explotación laboral del ciudadano extranjero en la Región de Murcia

La Policía Nacional detiene a cinco personas por favorecimiento a la inmigración irregular y delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros

La Policía asistió a ocho personas como víctimas de un delito de explotación laboral, a quienes tras su traslado a dependencias policiales, se le informó de sus derechos como trabajadores extranjeros  

Varios de los empleadas vivían en unas condiciones ínfimas de salubridad y en la misma nave industrial en la que trabajaban

Los presuntos explotadores aprovecharon la parte superior de la nave industrial, unas antiguas oficinas, para colocar colchones y hospedar sin condiciones de habitabilidad ni higiene alguna a varios de sus trabajadoras

Murcia 06 de julio de 2020. La Policía Nacional ha llevado a cabo una operación en el marco de la lucha contra la explotación laboral del ciudadano extranjero. Una operación de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Murcia que comenzó a principios del mes de junio, y que tras un mes de investigación e inspecciones ha culminado con la detención de cinco personas por delitos contra el derecho de los trabajadores y favorecimiento a la inmigración irregular.

Los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Murcia fueros quienes se encargaron del operativo, tuvieron conocimiento de que en una empresa se podría estar llevando a cabo la explotación laboral de ciudadanos extranjeros, incluso durante estado de alarma, motivo por el que la Policía Nacional se puso en contacto con la inspección de trabajo y se llevó a cabo una entrada, registro e inspección en la nave industrial, sorprendiendo en su interior a 8 personas, seis mujeres y dos hombres, que estaban trabajando en la empresa a pesar de carecer de los permisos de residencia y trabajo y encontrándose en situación irregular en el país.

Vivían hacinados en la misma nave industrial en la que trabajaban

Cuando los agentes llevaron a cabo el registro, fue cuando constataron que efectivamente había trabajadoras que vivían en la misma nave industrial en la que trabajaban. Se aprovechó unas antiguas oficinas del piso superior para colocar colchones en donde 5 trabajadoras vivían de manera habitual y 3 de manera eventual.

Se trataba de una habitación diáfana, completamente acristalada, que estaba destinada única y exclusivamente al alojamiento y residencia de de sus trabajadores, que vivían hacinados y en una condiciones ínfimas de salubridad.

La policía encontró cinco colchones y un sofá cama, entremezclados entre sí, colocados directamente en el suelo y rodeados de maletas, neceseres y ropa de las trabajadoras en una habitación sin ningún tipo de ventilación, lo que complicaba aún más la habitabilidad.

El vestuario era la cocina

En la zona habilitada como vestuario era donde tenían el frigorífico y donde cocinaban, haciendo uso de un hornillo conectado a butano en una zona sin ningún tipo de ventilación.

Finalmente, los agentes de la UCRIF culminaron la operación el pasado día 02 de julio. La policía detuvo al empresario y a cuatro personas más por delitos contra el derecho de los trabajadores y de favorecimiento a la inmigración irregular.

Los trabajadores fueron asistidos por la Policía Nacional, trasladados a dependencias policiales, e informados de sus derechos como víctimas de un delito de explotación laboral.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar