Sucesos

La Policía Nacional localiza y asiste a una chica que fue explotada sexualmente en un piso-prostíbulo en Murcia

La Policía Nacional localiza y asiste a una chica que fue explotada sexualmente en un piso-prostíbulo en Murcia

Se llevó a cabo un registro en eldomicilio-prostíbulo desde el que se explotaba sexual a las chicas y se detuvo a una pareja, un hombre y una mujer, por delitos relativos a la prostitución y al tráfico de drogas

La UCRIF descubrió en su investigación que las chicas estaban sometidas a una constante esclavitud. Eran obligadas a trabajar 12 horas al día los 7 días de la semanas, y para salir al exterior del domicilio, tenían que pedir permiso y salían durante un tiempo limitado y con vigilancia

Los agentes intervinieron del interior del domicilio 10.000 euros en efectivo, diversas sustancias estupefacientes y útiles de preparación de dosis, así como diversa documentación y efectos relacionados con el ejercicio de la prostitución

Murcia 18 de junio de 2021. Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo en la Región de Murcia una operación más en el marco de la lucha contra la trata de seres humanos. En esta ocasión la UCRIF localizó y asistió a una víctima de explotación sexual y además, detuvo a sus dos explotadores, quienes dirigían un piso-prostíbulo desde el que presuntamente no solo llevaban a cabo actividades relacionadas con la prostitución, sino también, con el tráfico de drogas.

Fundamental la colaboración ciudadana a través del correo trata@policia.es

La UCRIF tuvo conocimiento a través del correo dedicado por la Policía Nacional única y exclusivamente para la información relacionada con la trata de seres humanos de la posible existencia de un domicilio que estaba realizando labores de prostíbulo, y en el que además de explotar sexualmente a las chicas que trabajaban en él se traficaba con sustancias de estupefacientes.

Esta primera e importante información ciudadana fue el inicio de una investigación que concretó las identidades de las dos personas que se dedicaban a someter a las chicas a una situación de casi esclavitud en el piso-prostíbulo que dirigían.

Dos horas libres a la semana

La investigación de la Policía Nacional sacó a la luz la situación de sumisión que sufrían las chicas explotadas por parte de los detenidos. Eran obligadas a trabajar 12 horas al día los 7 días de la semana, a realizar servicios en contra de su voluntad incluso estando enfermas, y estaban controladas permanentemente. Para salir del piso-prostíbulo tenían que solicitarlo con varios días de antelación y se le permitía salir durante dos horas como máximo y siempre acompañadas por la detenida.

El operativo se llevó a cabo a principios del mes de junio, cuando la Policía Nacional llevó a cabo una entrada y registro en el piso-prostíbulo e intervino 10.000 euros en efectivo, diversas dosis de sustancias estupefacientes y útiles para su preparación, además de documentación y objetos relativos al ejercicio de la prostitución.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba