Región

La red regional de vías verdes supera los 220 kilómetros de longitud tras la incorporación de la del Chicharra Yecla

La red regional de vías verdes supera los 220 kilómetros de longitud tras la incorporación de la del Chicharra Yecla

 

Casi medio millón de usuarios utilizaron en 2020 las vías del Noroeste, Campo de Cartagena, Mazarrón y Almendricos, a las que este año se une la del Chicharra, en sus tramos de Cieza y Yecla

 

La Comunidad reafirma su apuesta por el turismo de interior en la Región con la ampliación de su red de vías verdes, en la que se ha invertido más de 9,6 millones de euros y suman un recorrido de 220 kilómetros. El pasado año registraron 448.572 usuarios, un 11,1 por ciento más que en 2018.

 

Así lo expresó el consejero de Presidencia, Turismo y Deportes, Marcos Ortuño, durante la inauguración del nuevo tramo de la Vía Verde del Chicharra Yecla, un itinerario de 8,9 kilómetros que se inicia en la antigua estación del ferrocarril en Yecla, discurre por un viario urbano y carril bici y recupera el antiguo trazado del tren hasta llegar a la localidad de Villena (Alicante).

 

Las obras de acondicionamiento de esta infraestructura, que engloba la instalación de tres pequeñas áreas de descanso, carril bici, señalética, acciones de reforestación, con unos 370 árboles, y la puesta en marcha de un contador para medir el número de usuarios ciclistas y peatones, fueron contratadas por 230.000 euros; el 80 por ciento cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y el 20 por ciento restante por la Comunidad, a través del Instituto de Turismo, en coordinación con el Consorcio de Vías Verdes de la Región de Murcia y la colaboración del Ayuntamiento de Yecla.

 

Con la incorporación de este nuevo itinerario, la red de Vías Verdes de la Región de Murcia suma más de 220 kilómetros en todo el territorio, incluyendo la Vía Verde del Noroeste, la del Campo de Cartagena, la de Mazarrón, la de Almendricos y la del Chicharra Cieza. En total, la inversión efectuada ascendió a 9.665.160 euros, cofinanciada por los fondos Feder. Próximamente, además, se pondrá en marcha el itinerario de conexión entre las vías verdes del Noroeste y del Campo de Cartagena, que enlaza Totana y Caravaca de la Cruz a lo largo de 80 kilómetros.

 

Estas infraestructuras conectan algunos de los paisajes más valiosos y representativos de la Región, “promoviendo experiencias seguras, saludables y sostenibles, y vinculando el ecoturismo con experiencias activas, deportivas culturales, gastronómicas y de enoturismo”, señaló el consejero.

 

“Son naturaleza, patrimonio, historia, turismo y promoción de hábitos saludables y constituyen infraestructuras perfectas para relanzar el turismo de interior, un producto con gran potencial para reducir la estacionalidad, dinamizar las economías locales, crear puestos de trabajo y luchar contra la despoblación”.

 

Turismo activo

 

El consejero subrayó otra inversión de 950.000 euros llevada a cabo por los fondos Feder y la Comunidad para los trabajos de acondicionamiento de la Vía Verde del Chicharra en su tramo por Cieza (estabilización del firme, reforestación, señalización e instalación de áreas de acogida y de descanso), que se extendieron a lo largo de 12 meses y que concluyeron el pasado mes de marzo.

 

Desde entonces, esta vía verde de 14 kilómetros de longitud, que se inicia en la zona de Los Prados, al norte de la localidad, supera por una pasarela metálica de 40 metros de largo la Rambla del Judío y acaba en el paraje de la Casa del Manchego, junto al término municipal de Jumilla. Está completamente operativa para los usuarios y ha registrado desde el mes de mayo más de 6.000 usuarios.

 

La oferta de turismo activo en la Región incluye también más de 100 senderos de pequeño y gran recorrido que tejen una amplia red de caminos a lo largo y ancho de un territorio con muchos contrastes.

 

Ortuño señaló que la apuesta de la Región por este nuevo modelo turístico, en el que la naturaleza tiene un papel fundamental, se ve afianzada por otras iniciativas que impulsan la imagen de un destino seguro, sostenible y preferente para la práctica de actividades deportivas y de ocio al aire libre. Entre ellas destaca las rutas Espuroad (240 kilómetros) y Espubike (146 kilómetros), ambas emplazadas en el Parque regional de Sierra Espuña; o el itinerario Eurovelo 8 – Ruta Mediterránea, que ha estrenado recientemente un nuevo tramo en la Costa Cálida de 217 kilómetros apto para bicicleta de montaña, gravel o híbrida.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba