Región

La Región de Murcia, pionera en el mundo en reciclaje de plásticos finos de uso agrario

Reciclado de plásticos en el sector agrícola

Murcia, región pionera en el mundo en reciclaje de plásticos finos de uso agrario

El uso de plásticos en la agricultura supone una menor dependencia de pesticidas y redunda en una mayor protección de los alimentos.

Según María Boluda, directora técnica de Fundación Ingenio utilizar coberturas de plástico del suelo disminuye la evaporación del agua de riego e influye directamente en la calidad y seguridad alimentaria de los productos”.

Cartagena (Murcia), 7 de julio de 2021 Murcia es una de las regiones pioneras en el mundo en reciclaje de plásticos de usos agrarios. Así lo manifiesta María Boluda, directora técnica de Fundación Ingenio, que destaca el “gran potencial del Campo de Cartagena por las altas tasas de reciclaje”. “Podemos decir con orgullo que somos punteros en el mundo y que tenemos un gran potencial en el reciclaje mecánico”, añade la directora técnica.

“Murcia tendrá a finales de 2021 capacidad para reciclar un 80% de los plásticos de uso agrario”, explica Boluda, que recoge los datos de Asociación Nacional de Recicladores de Plásticos (ANARPLA). En concreto, en residuos de plásticos finos acolchados es pionera en el mundo, con una capacidad de 120 mil toneladas.

“Este tipo de residuo no tiene una solución de reciclado en ninguna otra parte del mundo porque se trata de un residuo plástico con un alto porcentaje de tierra”, señala. Se trata de un tipo de plástico con un 50-70% de tierra que gracias a los procesos novedosos de las depuradoras “se puede reaprovechar para recomponer suelos degradados”, indica.

Beneficios del plástico en la agricultura

Los usos del plástico en la agricultura son diversos, desde invernaderos, mallas anti-granizo, acolchado, mallas para sombreo o envases de los productos y fertilizantes. “España es el segundo país del mundo por detrás de China en producción hortofrutícola en invernadero permanente”, recuerda la directora técnica de Fundación Ingenio.

“El reciclaje no es una opción, sino una prioridad para el sector agrario”, admite María Boluda. Pero al mismo tiempo destaca los múltiples beneficios para el sector en materia de reducción del uso de pesticidas y herbicidas o en la mejora de la seguridad alimentaria El uso de plásticos en la agricultura supone una menor dependencia de pesticidas y redunda en una mayor protección de los alimentos.

“Supone una mayor protección de los productos alimentarios lo cual mejora su conservación, seguridad alimentaria y comercialización”, expone María Boluda. Además redundan en una mejora en la gestión del uso del agua. “El uso de cobertura plástica del suelo disminuye la evaporación del agua de riego, se mejora la retención de humedad a la vez que se evita el contacto de frutos con el suelo”, detalla.

La directora técnica de Fundación Ingenio también menciona otras técnicas como la biosolarización, que es una alternativa ecológica a la desinfección de suelos. “Se basa en el control de insectos y bacterias del suelo, fundamentada en la acción fumigante de las sustancias volátiles resultantes de la biodescomposición de material vegetal fresco o estiércol y como consecuencia del uso de cubiertos plásticas en el terreno y el calor de la radiación solar”, explica.

Con respecto a los aspectos a mejorar, María Boluda cree que todavía queda camino por recorrer en el uso de materiales biodegradables y los problemas “aún no resueltos” que su reciclaje plantea en la cadena de producción.

En esa línea apuesta por potenciar una cultura del reciclaje y la reutilización de los materiales. “El reciclado debe tratarse como una industria de materiales secundarios y no solo como una extensión de la gestión de los residuos”, finaliza la directora de Fundación Ingenio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba