Sociedad y Cultura

La UCI de Cartagena mantiene su excelencia por cuarto año consecutivo  

La UCI de Cartagena mantiene su excelencia por cuarto año consecutivo  

Es la primera y única unidad de la región de Murcia con la certificación de su Sistema de Gestión de Calidad acorde a los requisitos de la norma ISO 9001:2015 

 

En 2021, el servicio de Medicina Intensiva ingresó a 1.505 pacientes, más de 7 por ciento con respecto al año anterior 

 

El pasado año, puso en marcha en el Hospital del Rosell una consulta para tratar el síndrome post cuidados intensivos 

 

El Servicio de Medicina Intensiva (UCI) del Hospital General Universitario Santa Lucía ha obtenido por cuarto año consecutivo el certificado de calidad ISO 9001:2015 en  su sistema de gestión al superar la auditoría realizada por la empresa Bureau Veritas Certification.

Desde el año 2018 el Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Santa Lucía de Cartagena mantiene, año tras año en las sucesivas visitas de las entidades auditoras, la certificación de su Sistema de Gestión de Calidadacorde a los requisitos de esta norma, lo que la convierte en la primera y única UCI de la región de Murcia con este reconocimiento. 

La renovación de un sistema de gestión de calidad en un servicio como éste supone un gran esfuerzo y consolida el trabajo que se viene realizando en estos años en cuanto a satisfacción y seguridad de los pacientes, reafirmando que las prestaciones que se ofrecen se hacen conforme a unos protocolos consensuados y que se trabaja de manera organizada a todos los niveles. 

Igualmente, consolidar esta certificación demuestra que el Sistema de Gestión de Calidad de la UCI del Hospital Santa Lucía se encuentra a pleno rendimiento, adquiriendo madurez y consolidación, con el objetivo de aumentar la calidad de la asistencia que ofrece este Servicio de Medicina Intensiva, para garantizar su homogeneidad, maximizar su seguridad y aumentar el grado de satisfacción de los pacientes y sus familiares. 

Mantener esta certificación tras los años de pandemia por COVID-19 demuestra la capacidad de adaptación de los recursos materiales y humanos de la UCI del Complejo Hospitalario a situaciones tan excepcionales de sobrecarga de trabajo como ha supuesto la pandemia, y todo ello sin descuidar los requisitos de calidad. 

 

El servicio de Medicina Intensiva ha experimentado un incremento de los ingresos del 7,65 por ciento en el último año con respecto al anterior, 1.505 pacientes ingresados en 2021 frente a 1.398 ingresos en 2020. Los pacientes atendidos en consultas externas del servicio también han aumentado en un 28,75 por ciento y en 2021 se atendieron a 2.710 pacientes con respecto a 2.105 de 2020. 

Además, y dentro del trabajo de la Unidad del pasado año, el Hospital del Rosell abrió una consulta para tratar el síndrome post cuidados intensivos, dentro del Plan de Humanización del Complejo Hospitalario con el objetivo de mejorar las secuelas de los pacientes tras su ingreso en la UCI donde la enfermería tiene un papel destacado en la detección y seguimiento de posibles consecuencias adversas sobre sus familiares junto a los servicios de Rehabilitación, Psiquiatría y Psicología Clínica. 

La UCI del Hospital General Universitario Santa Lucía es también la primera institución sanitaria en España que ha adoptado un sistema de reanimación por niveles de monitores/desfibriladores que garantiza una respuesta rápida ante paradas cardiacas en todo el hospital y que mejora el índice de supervivencia de los pacientes tras una parada cardiaca súbita. 

 

El servicio de Medicina Intensiva también ha estado al frente de la apertura de una Unidad de Semicríticos Avanzada en el Hospital del Rosell con una capacidad máxima de 16 camas y el equipo de profesionales de la UCI ha sido capaz de habilitar más de 60 puestos en distintos dispositivos de Medicina Intensiva en los hospitales Santa Lucía y Rosell, siendo el área del SMS con más pacientes ingresados y pudiendo ayudar a otras áreas de salud, si lo han necesitado. 

Desde la coordinación de trasplantes, en los últimos años, 110 pacientes han sido donantes, los cuales han hecho posible la donación de un total de 267 órganos: corazón 6, riñón derecho 61, riñón izquierdo 61, páncreas 3, pulmón derecho 21, pulmón izquierdo 21, hígado 64. Además, se han implantado un total de 1100 tejidos, de los cuales 128 han sido córneas.

  

El éxito de mantener el Sistema de Gestión de Calidad y su alcance a todas las acciones y actividades desarrolladas en la UCI de Santa Lucía, según las responsables de Calidad en UCI, Esther Martínez y Josefa Murcia, es posible gracias al apoyo siempre recibido desde la Dirección de dicho Hospital; de José Manuel Allegue, jefe de servicio de UCI; de Natividad Alarcón, supervisora de Enfermería de UCI; de Lola Rodríguez y Juan Martínez, jefes de sección de UCI; de los coordinadores de trasplantes, Javier Gil y Salvadora Sáez, enfermera responsable también del mantenimiento y almacén en UCI; de María Soledad Ruiz, coordinadora de Enfermería; de Pilar Cano, administrativa de UCI; de los Encargados de turno de Enfermería; y de cada uno de los restantes facultativos, profesionales de enfermería, técnicos auxiliares en cuidados de enfermería, personal del servicio de limpieza de UCI y celadores que forman parte de este Servicio de Medicina Intensiva. 

Audio

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba