Municipios y pedanías

La UCI pediátrica de La Arrixaca estrena una sala de espera y una zona para padres

La UCI pediátrica de La Arrixaca estrena una sala de espera y una zona para padres

 

La intervención ha tenido un coste de 33.000 euros íntegramente financiados por la Fundación Aladina

El objetivo ha sido mejorar las condiciones de comodidad e intimidad de los padres con hijos ingresados en Cuidados Intensivos

 

 

El hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia ha llevado a cabo la reforma de la Sala de Espera de la UCI Pediátrica y la Sala de Padres anexa gracias a la colaboración con la Fundación Aladina, un proyecto que representa su compromiso a largo plazo con el hospital y con la calidad asistencial integral a las familias de los niños enfermos.

 

El objetivo de la intervención, que ha tenido un coste de 33.000 euros íntegramente financiados por la fundación, es mejorar el confort, descanso e intimidad de los padres con hijos ingresados en la UCI Pediátrica, tanto para momentos de descanso como para las reuniones con los equipos médicos.

 

La reforma de la Sala de Espera (39,24 metros cuadrados) de la UCI pediátrica ha permitido crear áreas diferenciadas que se convierten en espacios de intimidad independientes en los que cada persona pueda crearse una atmosfera de descanso. El nuevo diseño ha creado siete espacios individuales con un carácter más privado para la espera y el descanso, diferenciados por distintos materiales y colores.

 

El proyecto incluye una casita virtual para cada una de las áreas independientes de descanso, delimitada en la pared por madera y en el suelo con un acabado distinto que crea este espacio de intimidad. Además, se ha dotado a este miniespacio de un sillón reclinable. Por otra parte, se han instalado otros accesorios de mobiliario, como mesita de apoyo, perchas y estantería, para generar así espacios individuales de intimidad para favorecer el descanso y la recuperación.

 

Sala de información y acogida a padres

 

La intervención incluye también la remodelación y acondicionamiento de una Sala de Padres anexa (8,52 metros cuadrados) a la Sala de Espera y la UCI, que se convierte en sala de atención y reuniones con padres. Se pretende generar un espacio de cercanía y proximidad entre padres y médicos para informar del estado de salud de los ingresados.

 

Todos los materiales y colores empleados en esta reforma contribuyen a generar un atmosfera relajada, que favorezca el descanso y el estado de calma. El objetivo es mejorar la asistencia a los padres en un momento tan duro como es tener a niños ingresados en la UCI Pediátrica.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba