ActualidadDestacadas

López Miras apela a “un 2021 de unidad” para “dejar atrás la pandemia y encarar con éxito y esperanza la recuperación económica y social”

López Miras apela a “un 2021 de unidad” para “dejar atrás la pandemia y encarar con éxito y esperanza la recuperación económica y social”

 

El presidente de la Comunidad ofrece el mensaje de fin de año desde su despacho en el Palacio de San Esteban, donde asegura que “no debemos bajar la guardia, ya que aún quedan días duros en los que es necesario que todos actuemos con prudencia y responsabilidad”

 

Pide “abandonar los enfrentamientos y una estrategia de división que nos debilita como nación y sociedad en el peor momento, cuando más necesitamos la unidad y el esfuerzo de todos, el diálogo y el consenso”

 

Reclama una “visión global de país para lograr un Pacto Nacional del Agua”, invita a que “todas las administraciones se sumen a la recuperación del Mar Menor” y defiende “el derecho de las familias a elegir qué centro y modelo educativo quieren para sus hijos”

 

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, apeló hoy a “un 2021 de unidad” para “dejar atrás la pandemia y encarar con éxito y esperanza la recuperación económica y social de la Región de Murcia y de España”.

 

Durante su mensaje institucional con motivo del fin de año, López Miras se dirigió a todos los murcianos desde su despacho en el Palacio de San Esteban, donde invitó a “mirar con optimismo hacia adelante, escuchando siempre a los expertos en Epidemiología y Salud Pública” y aseguró que “defender los intereses de todos los murcianos es una prioridad a la que el Gobierno de la Región de Murcia no va a renunciar”.

 

“La crisis sanitaria ha traído consigo otra de graves consecuencias en el ámbito económico y laboral”, dijo el jefe del Ejecutivo autonómico, quien defendió que “salir de la crisis pasa porque individuos y empresas cuenten con todos los recursos necesarios, o lo que es lo mismo, que no debilitemos su economía castigándolos con impuestos inaceptables”. En este sentido, aseguró que “en la Región de Murcia en 2021 seguiremos reduciendo la presión fiscal sobre el bolsillo de todos los murcianos, especialmente sobre las clases medias y los sectores económicos más afectados por esta crisis”. “Bajar impuestos no es una cuestión de enfrentamiento político, sino de sentido común, y más aún en momentos de crisis como el actual”, remarcó. 

 

López Miras enfatizó que “todos, al margen de credos e ideologías, hemos logrado transformar la tragedia en fortaleza, el infortunio en unidad y esfuerzo, y la dolorosa experiencia en esperanza”. Así, aseguró que “no debemos bajar la guardia, ya que aún quedan días duros en los que es necesario que todos actuemos con prudencia y responsabilidad”. “El sacrificio ha sido, es, y todavía será mucho pero merece la pena”, dijo, para calificar como “la mejor imagen de este año, histórica y para la esperanza” la de la primera vacuna frente al Covid-19 administrada en la Región de Murcia.

 

“Proteger al millón y medio de murcianos sigue siendo nuestro único objetivo”, dijo el presidente, para subrayar que al Gobierno regional “no le tembló el pulso para adelantarnos y adoptar medidas drásticas para plantar cara al virus, fueran o no de nuestro agrado, y lo vamos a seguir haciendo”. Además, lamentó que “durante esta pandemia muchos hemos echado de menos una acción conjunta y una estrategia nacional para luchar contra un virus que nos afecta a todos por igual”.

 

Asimismo, durante su intervención, recordó “a todas las personas que hemos perdido”, aseguró que “a ellos les debemos seguir manteniendo viva la esperanza” y mandó “todo el afecto” a quienes siguen luchando por superar la enfermedad. También reconoció el papel de sanitarios y de “multitud de profesiones fueron un ejemplo de responsabilidad durante los meses más duros”, a quienes expresó “una gratitud que quedará para siempre marcada en nuestra memoria”.

 

“Sensatez y unidad frente a la radicalidad”

 

López Miras defendió que “la solución a muchos de nuestros problemas pasa por fortalecer el Estado, no por cuartearlo en porciones al capricho de quienes no creen en el proyecto común de España ni en la soberanía de todo el pueblo español como único dueño de su destino”.

 

Así, aseguró que “los ataques a la Corona son incompatibles con una democracia que nació del consenso y se fundamentó en la libertad, la igualdad y una inequívoca voluntad de progreso y bienestar” y subrayó que “la radicalidad de unos no puede contrarrestarse con la de otros, sino con moderación, con sensatez y con la unidad de quienes defendemos un marco de convivencia constitucional en libertad”. “No podemos responder a la radicalidad con radicalidad ni al extremismo con extremismo”, remarcó.

 

“Nuestros mayores optaron hace ya cuatro décadas por superar los dolorosos enfrentamientos y construir unidos una España de reconciliación y de confianza mutua, donde todos eran importantes, y nadie estaba por encima del resto, ni podía creerse mejor que los demás”, dijo el presidente, quien remarcó “la apuesta por la igualdad, la justicia y la libertad”. En este sentido, afirmó que “es necesario retomar esos principios que nos han permitido construir la España de hoy y abandonar los enfrentamientos a los que algunos nos han llevado reabriendo heridas y fomentando una fractura política y social”. “Esta estrategia de división nos debilita como nación y como sociedad, y lo hace en el peor momento, cuando más necesitamos de la unidad y el esfuerzo de todos, del diálogo y el consenso”, aseveró.

 

Soluciones comunes para problemas comunes

 

Asimismo, consideró “imprescindible el acuerdo, el diálogo y el consenso cuando hablamos del futuro de varias generaciones” en asuntos como la nueva Ley de Educación e invitó a “defender la libertad” y “proteger el derecho de las familias a elegir qué centro y modelo educativo quieren para sus hijos”. 

 

En cuanto al trasvase Tajo-Segura, lamentó que “se ponga en peligro la mayor fuente de solidaridad y vertebración como Estado”, aseguró que “secar el Sur es condenar al Norte a ser, en unas pocas décadas, un desierto” y apuntó que “la solución pasa por esa visión global de todo un país como España para administrar sus recursos desde la unidad, logrando un Pacto Nacional del Agua como el que he propuesto en varias ocasiones”.

 

Además, defendió que “los problemas comunes deben tener una solución común”, en referencia a la situación del Mar Menor, para cuya recuperación pidió “que se sumen todas las administraciones que tienen competencias en su protección”.

 

Durante su intervención, el presidente de la Región de Murcia destacó que “mirar al año que vamos a dejar atrás no debe llevarnos a incidir en la diferencia, porque 2020 ha sido un ejemplo de trabajo colectivo y de implicación de toda la sociedad”.

 

“Volver la vista atrás es también disfrutar de los buenos momentos que vivimos, como la Declaración de los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, o comprobar que la pandemia no ha mermado un ápice nuestro carácter solidario, sino todo lo contrario, y la Región de Murcia sigue encabezando las listas de donaciones de órganos a nivel nacional”, subrayó el jefe del Ejecutivo autonómico.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba