Región

Los buenos resultados del cultivo experimental de trufa negra ofrecen nuevas posibilidades de desarrollo a zonas despobladas de la Región

Los buenos resultados del cultivo experimental de trufa negra ofrecen nuevas posibilidades de desarrollo a zonas despobladas de la Región

 

El consejero Antonio Luego destaca que es “una alternativa productiva para cultivos secos de las zonas altas, pobres y calizas de las comarcas del Altiplano y Noroeste”

 

 

“Los buenos resultados del cultivo experimental de trufa negra ofrecen nuevas posibilidades de desarrollo a zonas despobladas de la Región de Murcia”. Así lo destacó hoy el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, durante su visita al Centro de Demostración Agraria ‘Las Nogueras de arriba’, situado en la pedanía de Los Prados de Caravaca de la Cruz, donde se llevan a cabo tareas de recolección de trufa negra con perro adiestrado, que se prolongarán hasta mediados de marzo.

 

Luengo, que estuvo acompañado del alcalde del municipio, José Francisco García, resaltó tras conocer los trabajos desarrollados en la parcela experimental, y en los que se ha duplicado la recolección por hectárea, al pasar de 10 a 20 kilos, que “se trata de una alternativa productiva para cultivos secos de las zonas altas, pobres y calizas de las comarcas del Altiplano y Noroeste a las que se adaptan bien las encinas y quejigos micorrizados, que son el verdadero cultivo”. En este sentido, apuntó que “el cultivo de la trufa negra está indicado para estas zonas, donde puede adaptarse bien y establecer sinergias con el agroturismo, que es otro aspecto a potenciar”.

 

Destacó, asimismo, que el objetivo es “llevar la transferencia tecnológica a las zonas que más lo necesitan, por el hecho de estar alejadas, tener menos alternativas agrarias y menores márgenes de cultivo por su extrema climatología, y sufrir además un acusado despoblamiento”. Añadió que “se pretende ofrecer opciones  económicamente viables y que permitan diversificar los cultivos tradicionales, cuya rentabilidad es escasa”.

 

El consejero remarcó la necesidad de “revertir la tendencia del despoblamiento de las zonas rurales de montaña en general, ya que supone el abandono de la actividad agraria y ganadera tradicional, poniendo en riesgo el patrimonio natural que han sabido preservar sus habitantes”. “Tenemos en España ejemplos como el de la provincia de Teruel, muestra de la potencialidad de este cultivo forestal y la posibilidad del desarrollo y la diversificación de actividades económicas en torno a él, ya sea de forma directa (micoturismo, agroturismo en general, gastronomía y restauración) como indirecta (supermercados, tiendas, turismo deportivo, entre otros), además de los ingresos directos derivados de la productividad del cultivo”, añadió Luengo.

 

Cultivo experimental

 

La recolección de trufa negra en la parcela experimental del Centro de Demostración Agraria Las Nogueras de Arriba se inició en la campaña 2018-2019, tras su plantación en febrero de 2014.

 

A la de 2019-2020 se la consideró ya una campaña normal, extendida desde el 15 de diciembre hasta el 15 de marzo, y en la que se llevaron a cabo 11 recolecciones de trufa negra, todas con resultado positivo, separadas entre sí una media de nueve días, lo que permite vislumbrar el potencial de este cultivo como alternativa productiva para zonas altas de la Región de Murcia que tengan características similares, y con escasos requerimientos de agua.

 

Los mencionados proyectos se enmarcan en el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 de la Región de Murcia, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Comunidad de Murcia.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba