Economia

Los Fondos Europeos generarán más de 6.500 empleo en el sector de la construcción en la Región

Los Fondos Europeos generarán más de 6.500 empleo en el sector de la construcción en la Región

 

FRECOM pondrá en marcha un plan de formación urgente para atraer capital humano

La Federación reclama a las administraciones proporcionalidad, agilidad, certidumbre y acierto en la gestión y reparto de los fondos

El presidente de la Federación Regional de Empresarios de la Construcción de Murcia (FRECOM), José Hernández, ha dado a conocer la situación actual del sector y los retos a los que se enfrenta la construcción en la actualidad. En una rueda de prensa, en la que Hernández ha estado acompañado por los vicepresidentes de la Federación y presidentes de las diferentes asociaciones que la configuran, Hernández ha puesto de manifiesto el papel tan importante que juega el sector como motor económico y generador de empleo. En la Región de Murcia “contamos con más de 4.000 empresas, que generan la mayor actividad inducida, contribuyendo en la creación de cerca de 40.000 empleos”.

El 2020 ha sido un año complicado para todos. Un año que ha tenido consecuencias devastadoras para muchos sectores, muchas empresas y muchos trabajadores. “Desde la Federación lanzamos un mensaje de solidaridad y apoyo para todos aquellos empresarios que lo han pasado y lo continúan pasando mal”.

Los Fondos Europeos de recuperación son, sin lugar a duda, “un revulsivo, una oportunidad para que el sector genere actividad, empleo y por tanto actividad a la Región de Murcia”. Según los datos del Ministerio, con estas inversiones, el sector de la construcción dará 6.500 puestos de trabajo en la Región de Murcia.

Por ello, “reclamamos al Gobierno de la nación, proporcionalidad en el reparto de los fondos, y a la Comunidad Autónoma, agilidad, certidumbre y acierto en la gestión y destino de estos fondos”.

El gran reto al que se enfrenta el sector, pues gracias a estos fondos se podrán llevar a cabo importantes programas de rehabilitación y reforma de viviendas; la mejora de la eficiencia energética de edificios; la ejecución de infraestructuras hidráulicas como instalaciones de depuración, redes de saneamiento, prevención de inundaciones; en la construcción de equipamiento público como residencias de mayores, hospitales o centros de salud y en infraestructuras de transporte y movilidad.

Estas acciones están enlazadas con otro de los grandes retos del sector, que “es tarea pendiente y fundamental para el desarrollo de nuestra región”: la planificación urbanística. Es imprescindible definir cuál es el modelo de región que queremos. “Solamente así se dará certidumbre a inversores, empresas, pymes y autónomos que actúan e invierten en nuestros municipios”.

“El capital humano es clave y primordial en nuestro sector”. La construcción se enfrenta ya a un déficit importante de mano de obra cualificada. La oferta de formación profesional y certificados de profesionalidad en la familia de edificación y obra civil es escasa; las plazas disponibles no se llegan a cubrir; el envejecimiento de la población activa del sector cada vez es más significativo; y la digitalización del sector precisa de más profesionales y más cualificados. “Este es, sin lugar a duda, otro de losgrandes retos que debemos de abordar de forma urgente”.

El presidente de la Patronal también ha explicado los otro ocho retos a los que tiene que hacer frente el sector: facilitar y agilizar los trámites administrativos, para evitar la fuga de inversores; implantar rebajas fiscales, al menos transitorias, para rehabilitación, eficiencia energética, alquiler y compraventa, con el fin de activar el mercado; continuar facilitando el acceso a la vivienda, como recientemente ha llevado a cabo el Gobierno regional para los jóvenes, mediante avales; homogeneizar los pliegos de contratación; apoyar la I+D+i; luchar contra la economía irregular; y seguir trabajando para reducir la siniestralidad laboral en el sector.

Barómetro del sector

El primer trimestre del año ha arrancado de forma positiva, ya que varios indicadores como la licitación de obra pública, el consumo de cemento y hormigón, así como la producción de nuevas viviendas presentan mejores datos que en el arranque de 2020.

En cuanto a la licitación de obra pública, en 2020 se desmoronó hasta caer un 70%. La mayor caída se dio en la Administración General del Estado. En cuanto al arranque del presente año, destacar que es positivo, con importantes incrementos.

La producción de viviendas en la Región de Murcia se situó a finales de 2020 en 2.628 unidades (con un descenso del 15% respecto a 2019). La producción de nuevas viviendas se sitúa muy por debajo de la creación de nuevos hogares. Esto representará un problema a poco que se estimule la demanda. El año 2021 ha comenzado con un fuerte incremento del 43% respecto a los dos primeros meses de 2020, mientras que a nivel nacional se ha producido un descenso del 9%.

En lo que respecta a los certificados fin de obra, el año 2020 se cerró con 1.780 viviendas terminadas, casi se duplicaron los certificados del 2019 (1.000). A nivel nacional, la subida fue del 9%. Por otra parte, el arranque de 2021 ha sido más moderado al producirse un descenso respecto a 2020 del 8,5%, tanto en media nacional como en la Región de Murcia.

La compraventa de viviendas rompe cinco años consecutivos de incrementos y cerró 2020 con menos viviendas vendidas que el año precedente. Además, y quizá provocado por la inestabilidad e incertidumbre que todavía existe en la economía, 2021 no ha arrancado en positivo.

El mercado laboral en el sector evoluciona positivamente, aunque tenemos importantes retos por delante como es el de la recuperación de capital humano y su formación. La Región de Murcia ha finalizado el año 2020 con 38.168 personas afiliadas en el sector de la construcción. Según los últimos datos facilitados por la Encuesta de Población Activa (EPA), en la que se pone de manifiesto que el primer trimestre del 2021 ha finalizado con 39.300 ocupados en el sector de la construcción.

Finalmente, en materia de siniestralidad, 2020 fue positivo. finalizó con menos accidente y con bajada del índice de siniestralidad, pero “aún queda mucho trabajo por hacer pues nuestro objetivo es accidentes cero”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba