Municipios y pedanías

Los Reyes de España serán los primeros Hermanos de Honor de la Santísima Cruz de Abanilla

Los Reyes de España serán los primeros Hermanos de Honor de la Santísima Cruz de Abanilla
La Hermandad de la Santísima Cruz de Abanilla ha recibido la respuesta formal de la Casa Real aceptando la propuesta de
nombramiento formulada hace unos meses
Ayer 5 de noviembre de 2022 se celebró un acto en la Iglesia Parroquial de San José de Abanilla a las 20 horas para anunciar oficialmente la aceptación por parte de SSMM los Reyes de España del título de Hermanos de Honor de la Hermandad de la Santísima Cruz de Abanilla.
05/11/2022 – ABANILLA (MURCIA) – La Hermandad de la Santísima Cruz de Abanilla anunció anoche de manera oficial a las 20.00 horas en la Iglesia Parroquial de San José de Abanilla, lugar en el que se haya la Capilla con la Santísima Cruz expuesta, que SSMM los Reyes de España han aceptado ser Hermanos de Honor de la Hermandad de forma formal a través de una misiva firmada y sellada desde el Palacio de la Zarzuela el pasado 23 de octubre de 2022. El acto, al que acudieron autoridades del municipio, ex presidentes de la Hermandad y otras personalidades de la sociedad civil abanillera, sirvió para darle oficialidad y hacer partícipes al resto de Hermanos y devotos de la Hermandad de la Santísima Cruz de Abanilla de la noticia.
Desde la Hermandad de la Santa Cruz ven cumplido así un nuevo objetivo de cara a los ambiciosos proyectos iniciados con la nueva directiva que preside Lola María Ramírez Perea, la primera mujer presidenta de la Hermandad de la Santísima Cruz de Abanilla en sus casi 500 años de historia. Y se marcan como siguiente paso iniciar los trámites oficiales con la Casa Real para que la Hermandad adquiera el reconocimiento de “Real Hermandad”.
La noticia de la aceptación para ser Hermanos de Honor por parte de los Reyes de España llega en un momento importantísimo para la Hermandad de la Santísima Cruz que se encuentra inmersa en la preparación de otros dos importantes proyectos que van a suponer un antes y un después en la organización: la Peregrinación a Roma de 2025 y el Año Jubilar de 2026 con motivo de la celebración de los 5 siglos de actividad ininterrumpida de la Hermandad.
Las Fiestas de la Santa Cruz, Bien de Interés Cultural de carácter Inmaterial
Precisamente hace un par de semanas, el jueves 20 de octubre, se daba a conocer en el BORM número 243 que la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural dependiente de la Consejería de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes ha hecho la apertura del expediente del procedimiento para declarar las Fiestas de la Santísima Cruz de Abanilla como Bien de Interés Cultural de carácter Inmaterial para poder dotar a todos los elementos que componen las fiestas de la Santísima Cruz, como son los Pajes, los Capitanes, etc., de una especial protección y una mayor proyección y reconocimiento regional y nacional.

De lograr este reconocimiento de Bien Interés Cultural de carácter Inmaterial se reconocería el legado con el que cuenta la Hermandad y el cual ha perdurado en el tiempo boca a boca de padres a hijos de manera ininterrumpida durante más de 500 años de historia.
De lograrlo, se sería un avance importante en el reconocimiento de la Hermandad en particular y de todas las “Fiestas de Abanilla de Moros y Cristianos y de la Santísima Cruz” para lograr ser reconocidas Fiestas de Interés Turístico Nacional, un hito que se persigue desde hace varios años.
La Hermandad de la Santa Cruz y sus tradiciones
Existen documentos que prueban la existencia de la Cofradía de la Santa Cruz ya en el siglo XVI. Un libro presentado por el mayordomo a la Orden de Calatrava constituye el acta más antigua de la Hermandad. El resto de los documentos se perdieron junto con la Cruz original durante la Guerra Civil. El Lignum Crucis actual es de 1939 y fue enviado desde Roma por Su Santidad el Papa Pío XII.
En el siglo XVII la soldadesca, formado por capitanes, pajes y arcabuceros, se integraron de manera activa en la festividad. Aparece documentado en el informe de las Hermandades y Cofradías de 1770.
Los Capitanes tienen su origen en el reinado de Felipe II (Siglo XVI). El uniforme usado es el de los Tercios de Flandes, característico por la banda puesta en diagonal a modo de bandolera, y el sombrero con media ala doblada hacia arriba. La bandera que portan es la de San Andrés, que en 1572 simbolizaba a la madre patria.
Su papel en la fiesta consiste en un homenaje a la patrona, haciendo girar la bandera según un orden establecido, mientras suena en los clarines «El Ataque». Tanto el rodaje de la bandera como las salvas de arcabucería constituyen una rendición de honores ante las autoridades y los Santos Patronos, conforme a la tradición.
Los Pajes juegan un papel fundamental en la fiesta. Su misión consiste en indicar al Capitán cada uno de los puntos del itinerario donde debe realizar una salva de arcabucería. Tras la indicación, el paje da un giro y realiza una graciosa reverencia, que hace las delicias del embelesado público.
La figura del paje, escudero o asistente, está estrechamente vinculado a la milicia desde la Alta Edad Media. Los pajes acompañaban a los señores de las plazas de realengo, también hacían de criados de los capitanes, guardando los objetos valiosos de su amo.
En las fiestas, los pajes son niños vestidos con faldas almidonadas y tirabuzones, como si de niñas se tratara. La explicación pudiera estar en la prohibición que existió de incluir al sexo femenino en las representaciones de los Autos Sacramentales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba