Sociedad y Cultura

Los servicios de inmunización empiezan a recuperarse lentamente de las interrupciones causadas por la COVID-19, pero millones de niños siguen en riesgo de contraer enfermedades mortales, según UNICEF, la OMS y Gavi

SEMANA MUNDIAL DE LA VACUNACIÓN

Los servicios de inmunización empiezan a recuperarse lentamente de las interrupciones causadas por la COVID-19, pero millones de niños siguen en riesgo de contraer enfermedades mortales, según UNICEF, la OMS y Gavi

La nueva y ambiciosa estrategia global tiene como objetivo salvar más de 50 millones de vidas mediante la vacunación

Testimonios en vídeo disponibles AQUÍ

Más recursos en vídeo disponibles AQUÍ

Fotografías disponibles AQUÍ

GINEBRA / NUEVA YORK, 26 de abril de 2021Los servicios de inmunización han comenzado a recuperarse de las interrupciones provocadas por la COVID-19, pero millones de niños y niñas siguen siendo vulnerables a enfermedades mortales, han advertido hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y Gavi, la Alianza por la Vacunación, subrayando la urgente necesidad de un compromiso mundial renovado para mejorar el acceso y la aceptación de las vacunas.

“Las vacunas nos ayudarán a poner fin a la pandemia de COVID-19, pero solo si garantizamos un acceso justo para todos los países y construimos sistemas sólidos para administrarlas”, ha señalado el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Y si queremos evitar múltiples brotes de enfermedades potencialmente mortales como el sarampión, la fiebre amarilla y la difteria, debemos asegurarnos de que los servicios de vacunación rutinariosestén protegidos en todos los países del mundo”.

Una encuesta de la OMS ha revelado que, a pesar de los avances en comparación con la situación en 2020, más de un tercio de los países analizados (el 37%) siguen reportandointerrupciones en la prestación de servicios de inmunización rutinarios.

También se han interrumpido campañas de vacunaciónmasiva. Según los últimos datos, 60 de estas campañas para salvar vidas se han aplazado actualmente en 50 países, lo que coloca a unos 228 millones de personas, en su mayoría niños, en riesgo de contraer enfermedades como el sarampión, la fiebre amarilla y la poliomielitis. Más de la mitad de los 50 países afectados se encuentran en África, lo que pone de relieve las desigualdades prolongadas en el acceso de las personas a los servicios de vacunación fundamentales.

Las campañas para vacunar contra el sarampión, que es una de las enfermedades más contagiosas y que puede provocar grandes brotes en las comunidades donde haya personas que no están vacunadas, son las más afectadas. Las campañas contra el sarampión representan 23 de las campañas que han sido pospuestas y afectan a unos 140 millones de niños y sus familias. Muchas ya se han retrasado durante más de un año.

“Incluso antes de la pandemia, había señales preocupantes de que estábamos comenzando a perder terreno en la lucha contra las enfermedades infantiles prevenibles, con 20 millones de niños que ya no recibían vacunas esenciales”, ha revelado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. “La pandemia ha empeorado la situación y ha provocado que millones de niños más no estén vacunados. Ahora que las vacunas están en la mente de todos, debemos mantener esta energía para ayudar a todos los niños a ponerse al día con sus vacunas contra el sarampión, la poliomielitis y otras. No tenemos tiempo que perder. El terreno perdido significa la pérdida de vidas“.

Como resultado de las brechas en la cobertura de vacunación, recientemente se han reportado brotes graves de sarampión en países como la República Democrática del Congo (RDC), Pakistán y Yemen, y es probable que se den también en otros lugares, a medida que un número creciente de niños no reciba sus vacunas. Estos brotes están ocurriendo en lugares que ya sufren conflictos, así como interrupciones de los servicios debido a las medidas de respuesta frente a la COVID-19.

El suministro de vacunas y otros equipos también es fundamental para la vacunación infantil. Debido a las interrupciones al inicio de la pandemia por COVID-19, UNICEF entregó 2.010 millones de dosis de vacunas en 2020, frente a los 2.290 millones de 2019.

“Es probable que millones de niños en todo el mundo se pierdan las vacunas básicas, ya que la pandemia actual amenaza con deshacer dos décadas de progreso en la vacunación rutinaria”, ha explicado el director ejecutivo de Gavi, el doctor Berkley. “Para apoyar la recuperación de la COVID-19 y luchar contra futuras pandemias, tendremos que asegurarnos de que se dé prioridad a la vacunación rutinaria, a la vez que llegamos a aquellos niños que no están recibiendo ninguna de las vacunas del calendario, y a losniños de dosis cero. Para hacer esto, debemos trabajar juntos, a través de las agencias de desarrollo, los gobiernos y la sociedad civil, para garantizar que ningún niño se quede atrás”.

La nueva estrategia mundial de inmunización tiene como objetivo salvar más de 50 millones de vidas

Para contribuir a abordar estos desafíos y apoyar la recuperación de la pandemia de COVID-19, la OMS, UNICEF, Gavi y otros aliados han lanzado hoy la Agenda de Inmunización 2030 (IA2030), una nueva y ambiciosa estrategia global para maximizar el impacto de las vacunas a la hora de salvar vidas mediante sistemas de vacunación más fuertes.

La Agenda se centra en la vacunación durante toda la vida, desde la infancia hasta la adolescencia y la adultez. Si se aplica en su totalidad, evitaría unas 50 millones de muertes, según la OMS, el 75% de ellas en países de ingresos bajos y medianos bajos.

Los objetivos que se deben alcanzar para 2030 incluyen:

Lograr una cobertura del 90% de las vacunas esenciales administradas durante la infancia y la adolescencia
Reducir a la mitad el número de niños que no están recibiendo ninguna vacuna.
Completar hasta 500 introducciones nacionales o subnacionales de vacunas nuevas o infrautilizadas, como las de la COVID-19, el rotavirus o el virus del papiloma humano (VPH).

Se necesitan medidas urgentes de todos los interesados ​​en la inmunización

Para lograr los ambiciosos objetivos de IA2030, la OMS, UNICEF, Gavi y sus aliados exigen acciones audaces:

Los líderes mundiales y la comunidad global de salud y desarrollo deben comprometerse explícitamente con la IA2030 e invertir en sistemas de vacunación más sólidos, con enfoques adaptados a los países frágiles y afectados por conflictos. La vacunación es un elemento vital de un sistema de atención de la salud eficaz, fundamental para la preparación y respuesta ante una pandemia, y clave para prevenir la carga de múltiples epidemias a medida que las sociedades se reabren.

Todos los países deben desarrollar e implementar planes nacionales de inmunización ambiciosos que se alineen con el marco de la IA2030 y aumentar las inversiones para que los servicios de inmunización sean accesibles para todos.

 

Los donantes y los gobiernos deben aumentar las inversiones en investigación e innovación, desarrollo y entrega de vacunas, centradas en las necesidades de las poblaciones más desfavorecidas.

La industria farmacéutica y los científicos, en colaboración con los gobiernos y los donantes, deben continuar acelerando la I + D de vacunas, garantizar un suministro continuo de vacunas asequibles para satisfacer las necesidades globales y aplicar las lecciones de la COVID-19 a otras enfermedades.

###

La Semana Mundial de la Vacunación 2021 tiene lugar la última semana de abril (del 24 al 30 de abril) para celebrar los beneficios de las vacunas que salvan vidas. El tema de este año, “Las vacunas nos acercan”, tiene como objetivo mostrar cómo la vacunación nos conecta con las personas, las metas y los momentos que importan, ayudando a mejorar la salud de todos, en todas partes, a lo largo de la vida.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, cada día, para construir un mundo mejor para todos.

Acerca de la Organización Mundial de la Salud

La Organización Mundial de la Salud lidera las actividades mundiales de salud pública en el marco del sistema de las Naciones Unidas. Fundada en 1948, la OMS colabora con sus 194 Estados Miembros, en seis regiones y a través de más de 150 oficinas, para promover la salud, preservar la seguridad mundial y servir a las poblaciones vulnerables. Nuestro objetivo para 2019-2023 es lograr que mil millones de personas más cuenten con cobertura sanitaria universal, que mil millones de personas más estén mejor protegidas frente a emergencias sanitarias y que mil millones de personas más disfruten de una mejor salud y bienestar.

Acerca de Gavi, la Alianza Mundial por la Vacunación

Gavi, la Alianza Mundial por la Vacunación es una asociación público-privada que asiste en la vacunación de la mitad de los niños del mundo contra algunas de las enfermedades más letales del planeta. Desde su inicio en 2000, Gavi ha contribuido a inmunizar a una generación completa (más de 822 millones de niños), a prevenir más de 14 millones de muertes y a reducir hasta la mitad la muerte infantil en 73 países en vías de desarrollo. Gavi tiene un papel clave en la mejora de la seguridad sanitaria mundial con el apoyo a los sistemas de salud y la financiación de vacunas para el ébola, el cólera, la meningitis y la fiebre amarilla. Después de dos décadas de progreso, Gavi está ahora enfocada en la protección de la nueva generación, en inmunizar a niños que están fuera del circuito de vacunación, en usar métodos de financiación innovadores y tecnología punta (drones y tecnología biométrica entre ellos), en salvar más millones de vidas, prevenir brotes de enfermedades antes de que se extiendan y en ayudar a los países a que consigan ser autosuficientes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba