Actualidad

Luz verde a la licitación del interceptor de pluviales de El Llano del Beal por parte del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Cartagena va a iniciar la licitación del interceptor de pluviales de El Llano del Beal, una vez recibida la autorización de la CHS para desarrollar la obra, muy demandada desde hace tiempo por los vecinos de la localidad. Con esta autorización, el Ayuntamiento inicia así el procedimiento de contratación, que confía adjudicar a principios del próximo año, por importe de 413.000 euros.

Esta infraestructura evitará que las aguas de escorrentía procedentes de la lluvia entren al centro urbano y el Colegio de El Llano y permitirá que se dirijan directamente a su cauce natural.

“Con esta obra daremos respuesta a una necesidad para el pueblo de El Llano, con un claro objetivo que es evitar que las aguas de lluvia tengan que atravesar todo el pueblo, anegando el colegio y las viviendas”, ha indicado la alcaldesa, Noelia Arroyo, que ha celebrado el visto bueno de la CHS para iniciar el proceso de licitación que hará realidad una obra muy demandada en El Llano.

El proyecto fue elaborado por técnicos municipales y remitido a Confederación Hidrográfica del Segura, que pidió un estudio sobre el contenido de agua de lluvia que se arrastraría por esos puntos. Fue entonces cuando el Ayuntamiento encargó el trabajo a la UPCT, que lideró el profesor Ángel Faz, que tuvo que esperar que hubiera lluvia en cantidad suficiente para recoger las muestras. Finalmente, el estudio se envió en verano a la CHS, que acaba de dar su autorización.

El proyecto incluyó las peticiones formuladas por los vecinos de El Llano, que pidieron una ampliación del proyecto a más calles de la localidad, para resolver totalmente el problema de escorrentías en todas las calles del pueblo.

La alcaldesa confía también que “en breve” se tenga respuesta de la CHS al proyecto de restauración de la balsa de San Agustín, que también cuenta con respaldo vecinal.

Dicho proyecto contempla cubrir el suelo con tierras limpias, manteniendo la zona de esparcimiento con la vegetación existente; corrigiendo las escorrentías y evitando que las aguas se acumulen en las inmediaciones del colegio; además de la construcción de un muro que separe la balsa de la calzada existente para retener posibles arrastres del talud, bien por agua, bien por gravedad.

Este proyecto contempla un acabado en superficie que dará lugar a una zona de arbolado que se convertirá en área de esparcimiento para el pueblo.

Galería de Imágenes.

Infografía del interceptor de pluviales de El Llano del Beal

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba