Sociedad y Cultura

Madres por el Clima de toda la Región hacen un llamamiento urgente por una eco- normalidad, la única vacuna posible ante la crisis climática

Madres por el Clima de toda la Región hacen un llamamiento urgente por una eco- normalidad, la única vacuna posible ante la crisis climática.
Las Madres por el Clima se movilizan para sumar apoyos, poner en la agenda política y social las medidas de acción climática y apostar por recuperar una “econormalidad”, después de la lección aprendida tras la pandemia.
A través de una serie de cartas y contactos personales con mujeres y madres influyentes, políticas, empresarias, periodistas, etc., las madres expresan su preocupación y recaban apoyos para conseguir medidas reales y eficientes en la lucha contra el cambio climático, cuyos efectos sufrirán las próximas generaciones.
Las primeras en recibir estas cartas han sido las concejalas de diferentes partidos políticos del Ayuntamiento de Cartagena, quienes han compartido un encuentro con un grupo de madres que les han pedido su compromiso personal, como mujeres y madres, y desde su responsabilidad política. Se están realizando actos similares en diferentes municipios de la Región.
Con motivo de la celebración del 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, Madres por el Clima lanza su campaña en redes sociales #5JPorUnaEcoNormalidad, uniéndose así a la movilización de diversas entidades de la Alianza por el Clima.
El movimiento manifiesta que, dadas las evidencias científicas existentes desde hace décadas, la crisis climática no será comparable con la lucha contra un “simple virus”, ni será suficiente un confinamiento para controlarla. Sin embargo, señalan que tiene una ventaja y es que se sabe que está ahí, cómo mitigar sus efectos y que aún es posible actuar.
En su llamamiento a la acción proponen acabar con la curva de la insostenibilidad como la única vacuna posible: se trata de apostar por la acción climática, la economía circular, por una movilidad sostenible, un consumo responsable y por la educación ambiental y advierten de la necesidad urgente de conseguir esa “eco-normalidad”.
“Si no lo hacemos, ¿cómo le vamos a explicar el día de mañana a nuestros hijos e hijas que lo sabíamos y no reaccionamos?”, afirman.
Las madres invitan a traducir el miedo y la preocupación en acción y en prevención, para garantizar un modo de vida, una eco-normalidad, que no hipoteque el futuro de sus hijos e hijas, y les evite incertidumbres y catástrofes como las vividas estos meses.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar