DestacadasOpinion_Actualidad

MAR MENOR, ECOCIDIO MAYOR. Carta Abierta al Presidente López Miras

MAR MENOR, ECOCIDIO MAYOR

 

Carta Abierta al Presidente López Miras

 

 

No soy animalista, no soy vegano, ni compro comida ecológica. No reniego de la tauromaquia ni de la caza ni de la pesca, aunque ya no voy a los toros, nunca fui a cazar, y apenas he practicado la pesca.

No soy un activista feligrés de Greta Thunbergde hecho, me repele bastanteMe generan alergia los enemigos del progreso industrial que pretenden que volvamos al edén pretecnológico , a la rueca y buscar agua al pozo,renunciando adesarrollo, a la electricidad, a la tecnología. No me trago automáticamente todo lo que me cuentan sobre dogmas medioambientales

 

No creo en la superioridad moral de esa izquierda con su peculiar  escala de prioridades proanimalista (incluidas larvas y huevos de todo tipo) pero proabortista de fetos humanos. No tengo perro ni gato ni otra mascota; mi familia  es numerosa especial; especial porque es la mía, claro. Valoro el amor a los animales, pero aun más el de los seres humanos.

 

Vine a vivir a esta tierra que usted preside hace más de 15 años, y aquí fuí magníficamente acogido. En este Sureste seguramente ya se queden mis vástagos. Me duele lo que está semana está pasando en el Mar menorSe me cae el alma a los pies.

 

Me he lanzado a aporrear las teclas y escribir estas letras porque el ecocidio del Mar Menor es de una brutalidad imperdonable, un pecado de omisión de acción política que me indigna. El problema es conocidoes obvio, patente desde hace años, y ya obsceno y pornográfico desde el anterior episodio de muerte en la laguna tras laúltima DANA de octubre de 2019. Esta reiteración, esta contumacia, esta premeditación que no puede jamás excusarse en desconocimiento o falta de advertencia a los que sois políticos responsables me parece delictiva. ¿Qué competencia puede ser más importante para la Autonomía que la de cuidar del Mar Menor ¿A qué otro menester más específico y bello puede dedicarse la Comunidad Autónoma? ¿Para qué eme quiero una Autonomía si no puede cuidar de ese tesoro único en Europa?

 

Los vecinos de Cartagena, Los Alcázares, San Javiery San Pedro del Pinatar, el resto de habitantes de la Región de Murcia, y los turistas estamos hasta las pelotas de que se nos tome por el pito de un serenode que se rían de nosotros.

 

Quiero ver a los cuatro alcaldes de esos municipios juntos con ustedreunidos todas las semanas; quiero oírlos enrueda de prensa contarnos sus avances; no los quiero oír discutir entre sus ideologías; detesto esas discusiones barriobajeras.

Quiero ver al presidente de mi Autonomía trabajando con su gabinete de crisis, consejeros directores generales afectados, ¡quiero verlo!; quiero ver al presidente de la Región despachando semanalmente con el delegado del gobierno; sin discutir, he dicho; estoy hasta las pelotas de los reproches electoralistas y del ‘devuélveme el rosario de mi madre¡hasta las gónadasestoyQuiero ver a la ministra Ribera de buen talante, y tomando decisiones ejecutivas al respecto que cuando viene a la Región parece que viene de campaña electoral, si no es a recortar trasvase, es a poner pegas; estoy hasta los dídimos de verlos a todos discutir sobre competencias, dimes y diretes; hasta los mismísimos estamos.

 

Estoy harto. No voy a soportar más la visión de cestos de pescado muerto y podrido en la orilla. No soy un apóstol del movimiento ecologista ni submarinista, ni de un club de buceo, pero amo el planeta Tierra, y tenemos una responsabilidad para cuidarlo, y disfrutar de esta belleza.

No soy militante políticosoy un don nadie, solo soy uno mas de los cientos de miles que no aguantamos más, que no nos queremos resignar.

 

Es necesario que tomen medidas drásticas, aun con el peligro de que sean excesivas. En este asunto, más vale ya pasarse que quedarse corto. Están queriendo curar una gangrena con una tirita. Hay que adoptar soluciones quirúrgicas, hay que amputar el miembro para no perder la vida. Hay que suprimir de manera absoluta la agricultura en el entorno del Mar Menor con un perímetro muy amplio; hay que reconvertir la agricultura de manera radical; ¡sin miedo! Ya se hizo con la reconversión siderúrgica y de astilleros en los años 80 en varias ciudades de España.

No soy un técnico hidrogeólogo, pero los técnicos han dicho innumerablemente cuáles son las causas mayores; entre ellos, los nitratos, la agricultura intensiva y el nivel freático.

 

Hemos vivido todos medidas durísimas para limitar el COVID que han perjudicado gravemente a la economíapor un bien superior¿Cómo no va a ser infinitamente más sencillo tomar medidas drásticas para eliminar la agricultura intensiva, y para modificar el nivel freático?No me cuenten que no se puede hacer, no se rían en mi cara.

Estamos hasta las pelotas. No somos unos locos, somos la inmensa mayoría. Somos votantes de todos los colores. No vamos a consentir que esto suceda. 

 

Esto no va de trincheras políticas, es transversal, es prepolítico, nos afecta a todos, el mar es de todos, nos afecta a los votantes de todos los partidos. No estoy suplicando por los unicornios ni por los gamusinos. No estamos campaña electoral, olvídense de los pxtos votos, de la munición electoral. Trabajen por el bien común, si es que saben lo que es. Déjense los cuernos, que esto es una desgracia muy grande.

 

Señor Lopez Miras, señora Ribera, alcaldes: No nos engañen, no nos mientan, no lo vamos a consentir. Nos van a tener enfrente a cientos de miles de personas. Estamos hasta los mismísimos. Queremos ver a nuestros hijos felices y disfrutar con ellos de la vida en esta bella tierra del Sureste.

 

Señor Lopez Miras, no pase a la historia como el presidente que destrozó el Mar menor. Usted ha propiciado el cambio de una ley autonómica para poderse volver a presentarse y seguir gobernando el Sureste tras las elecciones. Se lo aviso una vez solamente: Se lo juega todo con el Mar Menor.

Quizá ya sea tarde para el Mar Menor y para usted. Y ambos estén sentenciados.

 

Juan Martínez Uriarte

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba