Sociedad y Cultura

Más de 4.500 personas mayores usuarias de centros sociales de la Comunidad participan en talleres online

Más de 4.500 personas mayores usuarias de centros sociales de la Comunidad participan en talleres online

 

El IMAS puso en marcha estos instrumentos para favorecer el envejecimiento activo y proteger a la población más vulnerable frente al Covid-19 que obligó al cierre de estos espacios en marzo de 2020

 

 

Un total de 4.737 personas mayores participaron durante el pasado año en los talleres online organizados por los profesionales de los centros sociales de personas mayores dependientes de la Comunidad, dentro de las actividades llevadas a cabo por el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), dependiente de la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, con el fin de promocionar el envejecimiento activo de este colectivo. Así, pudieron mantener su nivel de autonomía durante la pandemia causada por el coronavirus, que obligó al cierre de estas instalaciones en marzo de 2020. 

 

El objetivo de estas acciones era promover, aun con los centros sociales cerrados, el desarrollo personal y la participación activa como vía para potenciar el envejecimiento saludable a través de diferentes servicios y actividades. Los talleres se desarrollaron tras realizar un programa deseguimiento y atención de las personas mayores usuarias de los centros sociales en situación de vulnerabilidad, estaban destinados fundamentalmente a personas que viven solas y que no cuentan con apoyo familiar ni de otro tipo.

 

Previo a los talleres, los profesionales de los centros sociales, ante el cierre de los mismos, constataron que algunos usuarios estaban sufriendo un deterioro de su autonomía y una merma de sus capacidades cognitivas y físicas, como consecuencia de dejar de realizar sus rutinas diarias de estimulación cognitiva, actividad física, actividades de ocio, sus relaciones sociales, y permanecer aislados en sus domicilios, enfrentándose en muchos casos a la soledad. 

 

Por ello, se planteó la necesidad de iniciar otro tipo de actividades. En este sentido, se ofreció información y asesoramiento a los usuarios de los centros, colaboración activa en la difusión de informaciones que facilitasen enfrentarse a la situación de aislamiento, garantizaron vías de contacto telemático (telefónico y e-mail) entre las personas usuarias de los centros y el equipo técnico del mismo.  

 

Además, se promovió la recuperación de rutinas diarias, la realización de actividades y talleres por parte de los usuarios de los centros con medios telemáticos, asimismo se promocionaron actividades para estimular y proporcionar el bienestar a los mayores ante la situación de aislamiento social causada por la pandemia. 

 

Los talleres de autoestima, crecimiento y desarrollo personal fueron los más solicitados, con 1.035 participantes; seguidos por los talleres de taichí y chi-kung (980 participantes); talleres de memoria (478 participantes) y talleres de gerontogimnasia (432 participantes). 

 

Distintas actividades tras la apertura de los centros sociales 

 

La Comunidad cuenta con un total de 17 centros sociales de personas mayores, que prestan servicio a unos 100.000 usuarios.Estas instalaciones retomaron su actividad tras la publicación de la Orden conjunta, de 27 de mayo de 2021, de la consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social y del consejero de Salud por la que se adoptaron medidas sectoriales, de carácter temporal, aplicables a los centros y servicios sociales.  

 

La norma estableció la reanudación de la actividad presencial y la prestación de los servicios que habitualmente se venían ofreciendo en los centros sociales de personas mayores, de acuerdo con el correspondiente plan de contingencia, manteniendo las medidas higiénico-sanitarias correspondientes a cada sector de actividad y sin perjuicio de las instrucciones y recomendaciones de las autoridades sanitarias.

 

Para reanudar la actividad presencial se revisaron los planes de contingencia de cada centro, a fin de prever qué tipo de actividades presenciales podían llevarse a cabo según los espacios disponibles, cuántas personas podrían participar en ellas y las medidas a aplicar en las actividades presenciales. 

 

De forma que se ha modificado la actividad en los mismos respecto de otros años. En concreto, habitualmente los talleres y cursos se desarrollaban hasta junio y se reanudaban a partir de septiembre. Este año, durante los meses de julio y agosto se están realizando talleres. Así, los más demandados son los de desarrollo cognitivo, relajación, salud emocional, apoyo psicosocial, gerontogimnasia, yoga, tai-chí y pintura y dibujo, entre otros. Y los talleres y cursos relacionados con el uso y manejo del móvil también son muy solicitados.

 

Igualmente, continúan las actividades habituales de excursiones y viajes, siendo los destinos habituales la playa; y durante este periodo estival se prestan los servicios depodología, peluquer

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba