Región

Medio Ambiente activa la prohibición de hacer fuego en entornos forestales para evitar el riesgo de incendios

Medio Ambiente activa la prohibición de hacer fuego en entornos forestales para evitar el riesgo de incendios

 

Durante el periodo de peligro alto de incendio forestal, fijado entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, se suspende el uso del fuego en las áreas recreativas de los espacios naturales o las quemas agrícolas

 

Hoy se inicia el periodo considerado como de mayor riesgo de incendio forestal, que este año se ha fijado en concreto entre los días 1 de junio y 30 de septiembre, según el Plan Infomur. Para evitar el riesgo de incendios forestales durante estos tres meses, la Dirección General de Medio Natural pone en marcha medidas preventivas que pasan por la prohibición de hacer uso del fuego a menos de 400 metros de los terrenos forestales.

 

Esta restricción se traduce en la prohibición del uso del fuego con combustibles vegetales o gaseosos en las áreas recreativas de los espacios naturales, lo que implicará el precinto de las barbacoas; y en la suspensión de las autorizaciones para quemas agrícolas, así como en la prohibición del lanzamiento de fuegos artificiales en zonas forestales o a menos de 400 metros de distancia de éstas.

 

En el caso de las quemas, no obstante, se podrán autorizar de manera extraordinaria y bajo medidas extraordinarias de prevención en caso de que exista un riesgo fitosanitario, para prevenir y paliar los posibles daños causados por plagas y enfermedades, principalmente sobre los restos de frutales de hueso, almendro y hortícolas.

 

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, explicó que el objetivo de estas medidas, junto con los trabajos preventivos que realizan durante todo el año los agentes y brigadas medioambientales, “es minimizar el riesgo de incendio y preservar y conservar nuestros bosques, que actúan tanto como refugio de la extraordinaria biodiversidad regional como de barrera frente al cambio climático”, subrayó Rosauro.

 

Durante el pasado año, cuando se adelantaron las restricciones al 15 de mayo debido a que la situación de sequía era más acuciante, este periodo de mayor riesgo se cerró con la cifra de 43 incendios forestales. Un total de 39 de estos 42 incendios se consideran conatos al afectar a una superficie inferior a una hectárea, mientras que los cuatro restantes superaron la hectárea de superficie afectada, una de las cifras más bajas de las dos últimas décadas en la Región de Murcia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar