Universidad e innovación

Nuevo reconocimiento al arco automático y el simulador para tractores de la Politécnica de Cartagena

Nuevo reconocimiento al arco automático y el simulador para tractores de la Politécnica de Cartagena

22.julio.2019.- La tesis doctoral de Lola Ojados González en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) sobre el arco automático antivuelco en tractores y de la formación con simulador que ha desarrollado el grupo de investigación en Nuevos Dispositivos de Seguridad en Máquinas ha recibido un accésit en la XXIX International Conference on Graphics Engineering celebrado en la Universidad de La Rioja.

Estos desarrollos ya fueron premiados en congresos internacionales celebrados en Singapur, en la ciudad portuguesa de Braganza y en Cartagena de Indias (Colombia).

La investigación doctoral demostró que la estructura de protección antivuelco desplegable desarrollada y patentada por la UPCT evita el atrapamiento del conductor, mientras que la formación con simuladores de conducción aumenta la concienciación para evitar situaciones de peligro de los trabajadores agrícolas, según la tesis dirigida por Bernardo Martín Górriz e Isidro Ibarra Berrocal.

“Un uso inadecuado de la estructura de protección antivuelco desplegable en los tractores agrícolas contribuye a que se produzcan numerosos accidentes graves cuando se produce el vuelco de tractor. Estos accidentes son la principal causa de muerte en el sector agrícola”, recuerda la nueva doctora por la UPCT. Para ayudar a resolver este problema, este grupo de investigadores de la Politécnica diseñó construyó y realizó ensayos con una estructura de protección desplegable automáticamente.

En el prototipo patentado, denominado HydraROPS, se establecieron dos niveles de asistencia para la elevación del arco de seguridad plegable. En el primer nivel, cuando el conductor decide cambiar la posición del arco de seguridad, realiza la activación manual del dispositivo. En el segundo nivel, la activación automática del despliegue del arco de seguridad se realiza sin la intervención del conductor. En este nivel, se envía automáticamente un mensaje telefónico con la ubicación exacta gracias a la incorporación de un módulo GPS para contactar al personal de emergencias.

Para que el desarrollo sea económicamente viable, se utilizó la potencia hidráulica del tractor para activar la estructura de protección, y para garantizar la seguridad del conductor se incluyó un acumulador de presión en el circuito hidráulico con lo que se aumentó la velocidad de despliegue de la estructura de protección. “Se ha comprobado que el tiempo de despliegue automático del arco de seguridad es suficiente para evitar el atrapamiento del conductor y que el sistema de control electrónico puede predecir correctamente el vuelco”, resalta Ojados.

HydraROPS se puede instalar en tractores equipados con una estructura de protección frente a vuelcos certificada. La instalación en modelos comerciales de tractores no modifica la estructura de protección, por lo que no es necesaria una nueva certificación de la misma.

Simulador de realidad virtual
Por otra parte, el grupo ha desarrollado y evaluado un simulador de conducción de tractores en los que está integrado HydraROPS, utilizando para ello la realidad virtual inmersiva. El simulador se ha destinado a la formación de los conductores de manera que su uso permita minimizar el riesgo por vuelco. “En el sector agrícola, los simuladores de conducción de tractores son de utilidad para concienciar a los conductores en situaciones de riesgo que no son factibles de reproducir en un entorno real debido al alto riesgo de vuelco”, comenta Ojados.

El simulador incluye una plataforma de movimiento que se ha ajustado para esta aplicación en particular, que ha sido utilizada para formar a tractoristas en técnicas de conducción seguras. “Para reducir las consecuencias de los accidentes por vuelco de tractor en el sector agrícola, es esencial promover la realización de actividades formativas encaminadas a evitar una mala utilización de la estructura de protección antivuelco”, añade.

Después de la experiencia de conducción del tractor con el simulador, la percepción del riesgo y la seguridad aumentaron para todos los participantes, según quedó comprobado. “El uso del simulador de conducción del tractor se describe como una experiencia positiva para todos los grupos de participantes estudiados ya que les puede ayudar a conducir con mayor seguridad, y pone de manifiesto la necesidad de implantar más programas de formación en seguridad en el trabajo”, concluye.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar