DestacadasEconomia

Pedro Sánchez anuncia 16.000 millones de euros para el nuevo Plan de Respuesta a la Guerra, entre ellas bonificará en 20 céntimos el litro de combustible hasta el 30 de junio

Así lo ha avanzado en el tercer encuentro ‘Generación de Oportunidades’, celebrado en Madrid, donde ha detallado que el plan protegerá a familias, trabajadores, personas desplazadas; contará con medidas para apoyar el tejido económico y empresarial y se dirigirá a ámbitos como el transporte, la ciberseguridad y la energía. Este paquete de medidas tendrá un coste de unos 6.000 millones de euros, contará con 10.000 millones de créditos ICO y durará hasta el 30 de junio.

«Nadie está protegido de esta guerra. No podemos prometer que no se advertirán los efectos de la guerra en nuestra economía y, por tanto, en nuestra vida. Pero lo que sí podemos prometer desde el Gobierno de España es que nos vamos a desvivir por aplacar al máximo sus efectos. Y, también, podemos prometer que distribuiremos los sacrificios de forma equilibrada, para que ningún sector, y menos aún los colectivos más vulnerables, se sientan desatendidos o abandonados a su suerte», ha señalado el jefe del Ejecutivo.

Foto: Pool Moncloa/Fernando CalvoEn primer lugar, para mitigar el impacto en las familias del encarecimiento de los combustibles, el Consejo de Ministros aprobará una bonificación mínima de 20 céntimos en cada litro de combustible hasta el 30 de junio. El Gobierno aplicará una rebaja de 15 céntimos y las petroleras, un mínimo de 5 céntimos. Con el fin de proteger a trabajadores y compañías, Pedro Sánchez ha explicado que el Ejecutivo va a tomar medidas para proteger el empleo, evitando el despido. Además, las empresas podrán acudir a medidas de flexibilidad interna, como los ERTES.

En materia de vivienda, y de forma excepcional, las revisiones de precios de los alquileres durante los próximos tres meses tendrán un límite del 2%, para evitar subidas elevadas que perjudiquen a las familias arrendatarias. Además, el Gobierno aumentará un 15% durante tres meses la cuantía de la ayuda del ingreso mínimo vital. Con el objetivo de limitar las consecuencias de la invasión de Ucrania sobre el recibo de la electricidad de los más vulnerables, más de 600.000 familias adicionales podrán acogerse al bono social eléctrico, llegando así a 1,9 millones de hogares.

Junto a ello, el Gobierno extenderá hasta el 30 de junio las medidas fiscales vinculadas a la factura de la luz. Así, el tipo del IVA seguirá en el 10% para los pequeños consumidores, el impuesto Especial a la Electricidad continuará en el mínimo del 0,5% y se prorrogará la suspensión del impuesto a la Generación Eléctrica.

Sectores más afectados

Para blindar el impacto económico de la guerra sobre el tejido productivo, Sánchez ha avanzado que el Gobierno aprobará una nueva línea de avales de créditos ICO por 10.000 millones de euros para cubrir las necesidades de liquidez provocadas por el aumento temporal del coste de la energía y los combustibles. Asimismo, se extenderá el plazo de vencimiento de los préstamos avalados por el ICO y el plazo de carencia para los sectores más afectados.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha aseverado que el Gobierno va a aprobar un «importante paquete de ayudas» de 362 millones para la agricultura y la ganadería, y otro de unos 68 millones de euros para la pesca. En cuanto a la industria gran consumidora de energía, se cubrirá el 80% de los peajes y se elevará al máximo la compensación del CO2, reforzando, además, las ayudas directas al sector, en lo que va a suponer un paquete de medidas que superará los 500 millones de euros.

Foto: Pool Moncloa/Fernando CalvoJunto a ello, el presidente ha valorado el acuerdo con las principales asociaciones del sector del transporte, que supondrán una inyección de más de 1.000 millones de euros, a través de la rebaja del combustible y la creación de un fondo de 450 millones de euros en ayudas directas a las empresas de transporte de mercancías y de pasajeros, según el tipo de vehículo. La cuantía alcanzará los 1.250 euros por camión, 900 por autobús, 500 por furgoneta y 300 por vehículo ligero. Sánchez también ha subrayado que el Ejecutivo reducirá, de tres meses a un mes, el plazo de devolución del impuesto sobre Hidrocarburos para aumentar la liquidez de los profesionales, y aprobará una ley que permita a los transportistas «trabajar con un precio justo», como se ha hecho con agricultores y ganaderos en la Ley de Cadena Alimentaria.

Al acto, organizado por Europa Press y McKinsey & Company, también han asistido la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero; la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, y la ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

Excepción ibérica

La guerra «está generando un alza de los precios de la energía que está disparando los costes que tienen que pagar los hogares y las empresas; como también, el encarecimiento de las materias primas y los alimentos que exportan Rusia y Ucrania», ha explicado Sánchez, quien ha recordado que España lideró desde hace meses la petición de cambios regulatorios y de medidas urgentes a la Comisión Europea, con propuestas como la compra centralizada de gas.

Foto: Pool Moncloa/Fernando CalvoEl presidente del Gobierno ha valorado que el Consejo Europeo contemple la posibilidad de que España y Portugal puedan adoptar medidas excepcionales y limitadas en el tiempo para reducir los precios de la electricidad. Pedro Sánchez ha manifestado que ambos países presentarán esta semana a la Comisión Europea una medida «excepcional y temporal» de fijación de un precio de referencia del gas que se utiliza para la producción de electricidad.

«Tengo el convencimiento de que la aprobación por parte de la Comisión Europea se va a producir en muy breve plazo de tiempo y al día siguiente será aprobada en el BOE, con efectos inmediatos sobre las facturas de la luz de nuestros conciudadanos», ha señalado el jefe del Ejecutivo.

Recuperación de la actividad y el empleo

El objetivo de las medidas, ha explicado Sánchez, es preservar la recuperación económica y del empleo que España ya había iniciado, después de registrar un crecimiento económico del 5,1% en 2021 y alcanzar los 20,2 millones de ocupados. «Estamos a punto de recuperar -en tan solo dos años- el PIB anterior a la pandemia. Se crearon 840.000 empleos, la mayor cifra desde 2005. Y hemos vuelto a superar los veinte millones de trabajadores y trabajadoras, con un desempleo en continua reducción. Y, por cierto, con unos niveles de contratación fija sin paragón», ha abundado.

El presidente del Gobierno ha añadido que la guerra también llega en un momento en el que España estaba superando la pandemia y registraba uno de los mejores índices de vacunación y de contagios en Europa. Ha avanzado que hoy el Gobierno pondrá en marcha la nueva Estrategia de Vigilancia y Control de Enfermedades, contando con el consenso de las comunidades autónomas, y con el Centro Europeo de Control de Enfermedades.

Acogida de refugiados

«Lo más terrible de la guerra es el sufrimiento de seres humanos inocentes. Miles de muertos, millones de refugiados, penuria económica y destrucción», ha afirmado. España ha activado la Directiva de Protección Temporal y, como ha avanzado el presidente del Gobierno, destinará 1.200 millones de euros en 2022 para la acogida de refugiados de los 17.000 millones facilitados por la Comisión Europea, tras simplificar los trámites del sistema de acogida y habilitar tres centros en Madrid, Barcelona y Alicante, al que le seguirá en breve un cuarto en Málaga. España también ha respondido a la llamada de la OTAN reforzando el flanco oriental y ha enviado material militar a Ucrania bilateralmente.

Patriotismo europeo

Foto: Pool Moncloa/Fernando Calvo«Europa ha respondido de forma inmediata y ha respondido unida», ha destacado Sánchez, quien ha remarcado las sanciones aprobadas contra Rusia y el desembolso por parte de la UE de gran parte de los 1.200 millones de euros en ayuda a Ucrania. «Estamos orgullosos de ser europeos porque hemos construido la comunidad cívica más avanzada de la Historia, la que ha llevado más lejos los principios humanistas, la que se fundamenta en los valores de la libertad y de la justicia. Y ese es el patriotismo europeo. Un patriotismo que se basa en principios y en valores con una clara vocación universal. Un patriotismo europeo que se despliega mediante la respuesta contundente y también solidaria frente a los retos colosales que representan para nuestras sociedades una pandemia o una invasión y una guerra en suelo europeo», ha resaltado.

El presidente ha defendido que el Gobierno se ha reunido con los agentes afectados, comunidades autónomas y grupos parlamentarios para aprobar el plan de choque. «En poco más de dos años España, como también Europa, ha sido golpeada por la peor calamidad sanitaria mundial registrada en el último siglo; por varios desastres, en nuestro caso, naturales que incluyen hasta incluso una erupción volcánica en la isla de La Palma. Y ahora por una guerra a las puertas de Europa. Y la pregunta por tanto que debemos hacernos es la siguiente: ¿qué más tiene que ocurrir para que respondamos unidos?, ¿qué más tiene que suceder para dejar de lado las rencillas y los sectarismos y sumar fuerzas? Esa es la política que va a desplegar el Gobierno: la política de la unidad, la política de la determinación y la política de la justicia. Porque vamos a actuar con justicia, vamos a actuar con determinación y vamos a actuar buscando la unidad», ha concluido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba