Sociedad y Cultura

Reduzca su basura: no gastes, pero repara!

Reduzca su basura: no gastes, pero repara!

Existen muchas formas de contribuir con la ecología, sin reducirse específicamente a hábitos relacionados con la separación de la basura, la reducción del consumo energético, cerrar los grifos de manera correcta, evitar utilizar automóviles a combustión, entre otros.

La basura tecnológica o desechos electrónicos, definitivamente dañan el medio ambiente. Una manera de evitar que esta chatarra tecnológica acabe contaminando aún más el planeta, es la reparación de electrodomésticos.

El mercado actual, de manera continua, ofrece nuevos modelos y tecnología en cada artefacto eléctrico. Estos se ajustan a las nuevas necesidades, logrando que en los hogares los electrodomésticos sean constantemente reemplazados por otros más bonitos y funcionales.

A su vez, a ello está ligada la vida útil de estos aparatos electrónicos, que llegando al final de rendimiento, son desechados, muchas veces, sin posibilidad de ser reparados.

Los motivos por los cuales puede surgir una avería en los aparatos hogareños pueden ser diversos, y es por ello que para cada caso, habrá una solución distinta. Se deberá tener en cuenta, en primera instancia, si el electrodoméstico cuenta o no con garantía, si se encuentra vigente y los servicios que cubre. La misma, puede ser de fábrica y en muchos casos, al momento de la compra, el usuario puede optar por extenderla y obtener de esta manera, un periodo de cobertura más largo.

De todos modos, ante un problema, es recomendable el contacto con una empresa o técnico que se dedique a la reparación de electrodomésticos y sea un entendido en el tema. Como SobreSeguro que va a todo el país, incluso trabajando en los artefactos que ya no tienen garantía.

Un punto importante y un aspecto clave que permitirá ahorrar costos en la reparación en caso de avería, y que contribuirá  a la vida útil del artefacto es el mantenimiento. Cada electrodoméstico necesita un mantenimiento diferente. Lo recomendable es evitar postergar la revisión de los aparatos ante la primera señal de alerta, ya que un pequeño problema técnico al comienzo podrá ser una gran avería sin vuelta atrás a futuro.

Una manera de poder estar atento y entender el funcionamiento de los electrodomésticos, es investigar cuales son los puntos débiles de cada uno, y prestar exclusiva atención en cada caso. Hay que evitar postergar el arreglo ante una avería, ya que esta demora complejiza el resultado de las reparaciones.

Elegir el presupuesto más adecuado ante un problema que hay que resolver, tampoco es tarea fácil. Muchas de las veces se colocan en la balanza los costos de la reparación con los de la adquisición de un nuevo aparato.

Existen muchas empresas que ofrecen un servicio completo de reparación de electrodomésticos a bajo costo, en poco tiempo y con personal calificado en el tema. Es cuestión de ocuparse y extenderle la vida útil a esos electrodomésticos que tanto alivianan la rutina.

Se puede contribuir con el planeta desde el hogar. La conciencia de que si bien no todo dura para siempre, se puede sacar al máximo su provecho, ahorrando dinero y demostrando que esas primeras adquisiciones en aparatos hogareños, pueden ser de utilidad varios años más.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba