Región

Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía solicitan al Estado que suspenda la modificación de las reglas de explotación del trasvase

Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía solicitan al Estado que suspenda la modificación de las reglas de explotación del trasvase 

 

Envían una carta conjunta a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

El consejero Antonio Luengo mantiene un encuentro en el Scrats con la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana, Mireia Molla

 

 

Los gobiernos de la Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía han solicitado al Gobierno de España la suspensión de la modificación de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura hasta que se disponga de un nuevo Plan Hidrológico del Tajo aprobado, cuyas determinaciones finales serán las que se deban considerar para la modificación de las reglas de manera integrada, conjunta y técnicamente rigurosa, y no provisional, parcial y puntual como hace la reforma planteada.

 

Así queda reflejado en una carta conjunta remitida a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y firmada por los consejeros de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la Región de Murcia, Antonio Luengo; de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, y de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana, Mireia Molla.

 

Las tres regiones demandan “que el Consejo Nacional del Agua tenga en cuenta las alegaciones presentadas en relación al cambio del volumen máximo mensual trasvasable en nivel 2”, destacó Luengo. Argumentó que “la modificación que se propone es claramente extemporánea e innecesaria en este momento, dado que es inminente la publicación de un nuevo ciclo de planificación hidrológica de las demarcaciones, entre ellas la del Tajo, donde se deben contener los datos necesarios para analizar la actualización que proceda de forma rigurosa”.

 

La carta destaca que “una revisión ahora, sin que se haya publicado ni siquiera el borrador del nuevo Plan del Tajo, ha de asumir necesariamente información ya obsoleta, por lo que, considerando que los parámetros de la regla forman un conjunto integrado y matemáticamente coherente que depende de todo un conjunto de datos como las demandas, retornos, evaporaciones, batimetrías, resguardos, series de aportaciones, etc., es evidente que todo este conjunto, y no solo una parte, debe ser considerado para la propuesta actualización, y no es técnicamente correcto modificar solo algunos datos e ignorar el resto”.

 

Encuentro en la sede del Sindicato Central de Regantes

 

El consejero Antonio Luengo realizó estas declaraciones durante el encuentro mantenido en la sede del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura con la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana, Mireia Molla. Luengo celebró “el acercamiento de la Comunidad Valenciana en un momento trascendental como el que nos encontramos, donde el futuro del trasvase está gravemente amenazado y necesitamos la unión de las regiones afectadas para defender con más fuerza los derechos de agricultores y consumidores”.

 

“Solo si somos capaces de unir nuestras reivindicaciones seremos capaces de hacer frente a los ataques que ponen en riesgo la supervivencia de una infraestructura que lleva 42 años generando riqueza y crecimiento al Levante español, ya que de lo contrario nos vemos abocados a un incremento del coste del agua del 30 por ciento para los hogares e industrias y de un 48 por ciento para los regantes”, destacó el titular de Agua.

 

El trasvase Tajo-Segura aporta solidaridad y desarrollo al conjunto del país, con un impacto en el PIB español de más de 3.000 millones de euros y genera 110.000 puestos de trabajo directos y otros 250.000 indirectos. Beneficia a 200.000 hectáreas de regadío y a más de 55 millones de árboles frutales, además, favorece la lucha frente al avance de la desertización y los efectos del cambio climático, ya que permite eliminar al año más de un millón de toneladas de CO2 gracias a los cultivos y árboles que riega.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba